Estudiantes vs The Strongest.- Un error en la marca le costó muy caro al Pincha: ahora, complicadísimo en la Copa Libertadores

23

Bolivia, env. especial

[email protected]

En Estudiantes no todos los días son Carnaval. Después de semanas de suma felicidad, anoche dejó gran parte de sus chances de seguir en la Copa Libertadores, al perder como visitante en la altura de La Paz ante The Strongest, un partido que no tuvo la incidencia de la altura sino un error en la marca de una pelota parada y la falta de lucidez en los metros finales.

Mereció el empate, no hay dudas. Pero bien sabe este equipo que con los merecimientos no alcanza y no se consigue nada. Anoche pagó demasiado caro esa distracción. Y el empate en Concepción y la increíble derrota ante Gremio. Ahora su futuro en esta Copa Libertadores depende de un milagro: ganar en Porto Alegre y a Huachipato en La Plata con amplio margen. Es más, si no se le dan algunos resultados hasta podría ver en riesgo su continuidad en la Sudamericana.

El Pincha se paró con cuatro defensores, tres volantes internos, dos extremos y un punta. No se adelantó pero tampoco defendió cerca de su arquero. Fue a jugar el partido con bastante más intensidad de lo que se imaginaba. El que creía que iba a tener el despliegue de siempre se equivocaba de punta a punta.

Brooklyn Tech Support

En ese primer tiempo tuvo más y mejores situaciones de gol que The Strongest, que peleó una jugada en la salida, forzó a una falta de Zaid Romero y tras el centro marcó muy mal la defensa para que Luciano Ursino cabeceara llovido por sobre Mansilla. El asistente marco off side pero después de tres minutos se sancionó el gol porque el jugador estaba habilitado, por poco, pero en posición lícita. Un golpe duro a los 17 minutos cuando el partido no hacía presumir que podía quedar en desventaja.

Luego del gol del equipo local se vio lo mejor de Estudiantes, que pudo manejar la pelota, no con tanta claridad y profundidad, pero dejó en evidencia que ea mucho más que The Strongest pero que por el calendario, un error y la altura estaba en desventaja. Puso la pelota al piso y trató de buscar sociedades, siempre iniciando el juego con Enzo Pérez y buscando proyecciones por las bandas.

Tal vez aquí haya sido en lo que más falló, porque Cetré estuvo muy escondido por la derecha y por la izquierda ni Benedetti y tampoco Pablo Piatti pudieron romper o tirar un buen centro para Javier Correa, que fue el único que logró -a bases de un par de amagues- llegar a posición de remate por la banda izquierda. Hizo mal la última parte.

Probó el cordobés un par de veces más desde afuera del área y también lo buscó el equipo con pases frontales o cruzados a espaldas de una defensa en línea que no dio la sensación de seguridad. Incluso en una jugada Piatti ganó en el área y se quedó reclamando una infracción adentro del área. Pero no pudo en esos 45 minutos acertar en la puntada final y se quedó en eso, en insinuaciones ante un rival que no presionó, no empujó y no hizo nada más que ese cabezazo que terminó en el gol. Así como en algunos partidos tuvo la dosis de fortuna necesaria, anoche no ligó nada.

En el segundo tiempo el partido siguió con la misma temática: Estudiantes con la pelota y jugando en campo rival. Sometiendo de alguna manera a un The Strongest que demostró ser un rival muy limitado y al que dos resultados fortuitos (ganarle a los suplentes de Gremio y a un Estudiantes cansado) lo dejarán seguramente en octavos de final. Pero esas buenas intenciones no se trasladaron a los metros finales de la cancha, ya que no pudo nunca encontrar el último pase, o el pelotazo a espaldas para dejar mano a mano a un delantero. José Sosa reemplazó a Enzo Pérez para eso y no pudo jamás ver las diagonales ficticias de Cetré y Correa para darles el pase.

Tuvo llegadas el Pincha por la derecha con el colombiano y remates desde afuera de Javier Correa. También alguna aparición de Piatti por la izquierda. Luego lo buscó de arriba con Guido Carrillo y los varios tiros de esquina a su favor. Pero no pudo encontrar esa luz en el final de la jugada, su rival defendió muy bien atrás y cuando esos factores no se combinaron apareció Guillermo Viscarra para dar seguridad y respuestas, como en el remate desde lejos de Meza.

La más clara la tuvo Alexis Manyoma a falta de 10 minutos. Error en la salida, pase de Carrillo profundo y el delantero le pegó fuerte y arriba. Pudo ser el empate que a esa altura merecía como nunca. Esta vez la pelota pegó en el fleje y se fue afuera: en otros partido lo favoreció.

Así se fue apagando el partido y las chances de llegar al empate que le hubiese venido muy bien. Ahora sólo un milagro lo clasificará a los octavos. Y tendrá que esforzarse mucho para tener, al menos, continuidad en la Copa Sudamericana.

El Pincha dejó gran parte de sus chances de seguir en la Copa tras perder en La Paz

Video. Análisis de Martín Cabrera desde La Paz

VIDEOS de la previa de Estudiantes vs The Strongest

(Martín Cabrera, enviado especial de EL DIA a Bolivia)

Leave A Reply

Your email address will not be published.