Elia Barceló, autora de ‘La soga de cristal’: “En la novela escribo de la violencia religiosa y de la culpa, que intimida siempre a las mujeres”

30

Elia Barceló (Elda, 1957) es, aparentemente, una escritora hecha de contradicciones. Vive mitad y mitad entre el frío de Innsbruck (Austria) y el calor de Alicante; fantasea para jóvenes y escribe para adultos; vuela en la ciencia ficción y mata en la novela negra; se rinde a la historia y se crece en la intriga… Así, novela a novela, relato a relato, lleva más de cien títulos publicados y, entre otras hazañas literarias, un Premio Nacional de Literatura Infantil (2020). 

Barceló acaba de presentar su tercera entrega de Muerte en Santa Rita, titulada La soga de cristal (Roca Editorial) y situada en el otoño mediterráneo: se va a celebrar el día de difuntos, pero la muerte ronda  en forma de calaveras, oscuros secretos familiares, una desaparición y una cuerda en un árbol. Este noir amable, donde el miedo se huele entre buganvillas, y está protagonizado por una sagaz escritora nonagenaria, tendrá su cuarta y última parte en 2025. 

Elia Barceló está planchando en su casa española cuando la llamamos por teléfono para esta entrevista. Dice que esta actividad doméstica la ayuda a pensar, a atar cabos, a peinar flecos de sus siguientes historias. Barceló aparta la colada para hablar de su libro, que coincide con otro hecho. Este viernes 10, se estrena en Disney+ la serie Las largas sombras, que está basada en su novela homónima: seis mujeres ven cómo su vida se trastoca cuando la policía encuentra el cadáver de una de sus compañeras de instituto, desaparecida durante el viaje de fin de curso a Mallorca, 25 años atrás. 

Las religiones dicen que a los ojos de Dios todos somos iguales, pero en la práctica, nosotras estamos abajo

Cada uno de sus tres libros de esta serie ha abordado un asunto de misterio, en este último, las sectas. Alerta al final del mismo del peligro de caer en ellas. ¿Conoce algún caso?Sí, pero en este libro hablo también de las mujeres. Lo de las religiones como tema siempre me interesó, ver cómo lo entienden las distintas tradiciones y países: el islam, el hinduismo… Siempre hay gente que llama a tu puerta y yo a todos se la abro. Conozco dos casos de una secta, pero los detalles que escribo son cogidos de sectas de verdad; eso sí, he cambiado los nombres para no meterme con nadie. Pero cualquiera que lo lea sabe que esto que cuento en la ficción es verdad. No me lo estoy inventando. Es importante destacar que en cada novela de esta saga tematizo algún tipo de abuso contra las mujeres de los hombres, en general. Primero fue lo del chantaje emocional, luego la violencia física y ahora tocaba la religiosa. Con el miedo a la culpa se consigue intimidar, sobre todo, a las mujeres. Las religiones dicen que a los ojos de Dios todos somos iguales, pero en la práctica, nosotras estamos abajo. Los hombres son los líderes casi siempre.

Por desgracia, las enfermedades que se toman en serio son las de mucha sangre y huesos, pero la salud mental no

También aborda la salud mental, ese tema que va siendo más público, pero que sigue pareciendo un estigma para muchos.Por desgracia, las únicas enfermedades que se toman en serio son las de mucha sangre o las de huesos que se te salen y se te ven. Si te diagnostican cáncer también es muy serio. Pero si hablamos de salud mental, la primera reacción es muy de duda, algo así como se lo inventa para no trabajar. Cada vez se da más y hay que tomársela en serio. La sociedad es patógena con esta enfermedad.

La escritora vive a caballo entre Austria y España.
La escritora vive a caballo entre Austria y España.
Nina Eisterer.

Está llegando al final de su tetralogía. Queda el invierno. ¿Cuál es su estación preferida y por qué? Eso es una cosa que quería dejar claro, que en general, la gente tiende a elegir el verano y lo que no sea verano, es esperanza de verano. A mí me encanta el otoño, tanto aquí como en Austria. El invierno es precioso también, porque ves los esqueletos de los árboles, por la luz… Todas me gustan, cada una tiene su vegetación, sus días. Pero para vivirlo, prefiero el verano: me gusta el agua, las noches estrelladas, quedarte mirándolas hasta las tantas… El verano siempre es más alegre, pero conforme me hago vieja me hago más agradecida. Las otras estaciones también tienen su gracia: echarte una mantita para leer,  poner velas o hacerte un té es agradable cuando hace frío.

¿De qué ira la cuarta parte de la serie?La siguiente novela no va a ser más siniestra, pero quiero abordar la violencia física contra las mujeres y habrá escenas violentas, pero no trato de hacer cómplice a nadie, ni enseñarle guarrerías. Quiero que vuelvan la luz y las flores.

Tengo ganas de ponerme con una novela de fantasía

En esta novela le ha tirado un poco su lado fantástico. ¿Está deseando volver a la ciencia ficción?A mí me gusta todo lo fantástico, el terror, lo extraño y misterioso, lo que no sea cotidiano. En esta historia no correspondía incluirla; como en la parte antigua íbamos a tener una suicida joven, una muerte, de manera tan desagradable, al empezar la noche de difuntos sería bonito poner algo fantasmagórico. Pero sí tengo ganas de ponerme con una fantasía. Tú sabes que cuando hay una idea que me ronda, lo que suelo hacer es escribir unas cuantas páginas para tener el tono, la ambientación… Empecé a escribir una historia y cuando me di cuenta, llevaba unas cuantas páginas ya.

Barceló prepara ya la cuarta entrega de la serie 'Muerte en Santa Rita'.
Barceló prepara ya la cuarta entrega de la serie ‘Muerte en Santa Rita’.
Nina Eisterer

¿Va a morir Sofía O`Rourke algún día?Supongo que algún día sí, pero le tengo muchísimo cariño y no quiero perderla. A menos que le dé un patatús por su cuenta. No quiero, pero nunca se puede decir, los personajes son como la vida misma. 

La inspiración, ¿fluye más en un país cálido o en uno frío?Nunca me habían hecho esta pregunta. Cuando estoy en Innsbruck y empieza el otoño, allí soy muy fértil. Cuando te metes en tu estudio, como que te surgen más cosas y te ocurren más cosas. Si estás aquí, con la paella, como digo yo, estás más sensual.

La nube nos ha simplificado mucho la vida a quienes trabajamos en dos lugares distantes

¿Cómo se organiza entre Austria y España? Si fuera Sofía y tuviera que elegir un sitio donde quedarse, ¿cuál elegiría?No me puedo quedar definitivamente aquí, porque mis dos hijos y nietos están allí. Me encuentro muy feliz en Austria, no quisiera tener que elegir. Igual que soy bilingüe, soy ‘bi’ en todo lo demás. Ahora con la nube y todo esto tecnológico es más fácil trabajar. Pero antiguamente, era un follón, tenías que llevarte un disco externo y a lo mejor no estaba lo que habías escrito cuando lo querías recuperar y te subías por las paredes. En eso nos han simplificado mucho la vida a quienes trabajamos entre dos lugares distantes.

¿Cómo se ve España desde la lejanía?Hay una percepción distinta cuando estás fuera. Cuando veo cómo se ha perdido el respeto, la buena edición, me da muchísima vergüenza, me gustaría que mi país fuera perfecto, pero, por ejemplo, la educación se ha perdido.

'La soga de cristal' está editado por Roca Editorial.
‘La soga de cristal’ está editado por Roca Editorial.
CEDIDA

¿Y en temas políticos?Para mí, la política, sigo siendo un exponente muy claro de mi generación, soy claramente de izquierdas y soy socialista sin carnet. Mi inclinación política es muy clara y lo que me molesta es que esto se está convirtiendo en un partido de futbol. Soy de este equipo y haga lo que haga, soy de él, mal que gane o pierda. Una buena idea del otro partido ya no es una buena idea. Como ser humano me parece tonto. Da la sensación de que no nos ocupamos del bien común, sino de colocar a su gente. Me parece feo.

Pienso que uno tiene que ser íntegro y lo más honesto posible, yo trato de ser así

¿No teme que haya gente que no lea sus libros por declarar sus inclinaciones políticas?Es un riesgo que siempre se puede correr. También lo es que no te lean porque eres mujer o que la gente joven no te lea. Prejuicios siempre va a haber, y lo que no puedes hacer es tratar de que todo el mundo te quiera, ni disfrazarte. Pienso que uno tiene que ser íntegro y lo más honesto posible, yo trato de ser así. Pues quien no quiera, que no me lea. Es de cajón y de lógica que uno quiera que haya vivienda, educación, sanidad para todos y que los ricos paguen más. No me parece una cuestión a debatir. Se está perdiendo incluso en gente de izquierda, es lo que pasa en la iglesia católica. Si tienes valores muy claros, éticos y políticos pero luego violas (por decir algo) no pasa nada.

Se estrena la serie ‘Las largas sombras’ basada en su novela. ¿Ha participado en el proceso de algún modo?Vi la serie ya hace dos semanas y el otro día en Madrid, en pantalla grande, en el preestreno. Es una historia muy diferente de la mía, aunque tiene puntos de contacto, claro. Yo creo que quienes no hayan leído la novela la disfrutarán mucho porque la intriga es otra. Las actrices, estupendas, tanto las que hacen de chicas jóvenes como las mayores. La fotografía, muy bien. Y no he participado en el guion. 

Brooklyn Tech Support

Leave A Reply

Your email address will not be published.