Detectan una anomalía junto a las pirámides de Giza: «Puede ser una gran estructura arqueológica subterránea»

23

Un equipo de investigación japonés-egipcio ha llevado a cabo una exploración geofísica en el cementerio occidental de Giza, al oeste de la Gran Pirámide de Keops, y cree haber descubierto una anomalía hasta ahora desconocida, con una estructura poco profunda en forma de L conectada a otra de mayor profundidad.

«Pudo haber sido una entrada a la estructura más profunda», señalan Motoyuki Sato, de la Universidad de Tohoky y sus colegas en un artículo en la revista Archaeological Prospection.

La prospección se realizó entre 2019 y 2023 en un área plana y aparentemente vacía de esta zona de la necrópolis de Giza poblada de mastabas (un tipo de tumba de estructura rectangular y techo plano), donde se enterraron miembros de la familia real y oficiales de alto nivel del antiguo Egipto.

No había restos significativos sobre el suelo, «pero ¿realmente no hay nada bajo tierra?», se preguntaron los investigadores, que emplearon radar de penetración terrestre (GPR) y tomografía de resistividad eléctrica (ERT) para rastrear este sector desde estas dos técnicas diferentes.

Su estudio identificó una anomalía en forma de L en el extremo norte, de unos 10 por 15 metros y hasta 2 metros de profundidad «llena de arena homogénea, lo que probablemente significa que se llenó un vacío con arena después de la construcción», indican en su informe.

Imagen principal - Ubicación de la zona prospectada, detalle de la anomalía y trabajos de exploración geofísica
Imagen secundaria 1 - Ubicación de la zona prospectada, detalle de la anomalía y trabajos de exploración geofísica
Imagen secundaria 2 - Ubicación de la zona prospectada, detalle de la anomalía y trabajos de exploración geofísica
Ubicación de la zona prospectada, detalle de la anomalía y trabajos de exploración geofísica
Archaeological Prospection

Debajo de esta estructura, detectaron otra con una profundidad de hasta 10 metros, que se extiende sobre un área horizontal de aproximadamente 10 por 10 metros.

«No podemos determinar el material que causa la anomalía, pero puede ser una gran estructura arqueológica subterránea», concluyen los expertos.

«Los resultados de nuestro estudio GPR y ERT apuntan a la posibilidad de la presencia de restos arqueológicos», sostienen antes de señalar que «es importante que se excaven rápidamente para establecer su propósito».

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.