Publican ‘La última frase’, el primer libro de la filósofa Camila Cañeque, que sufrió una muerte súbita mientras dormía a los 39 años

32

La escritora, artista y filósofa Camila Cañeque, cuya obra aborda el cansancio a través de proyectos de escritura, performance, instalaciones y objetos, falleció por muerte súbita mientras dormía el pasado 15 de febrero a sus 39 años, poco antes de sacar La última frase, su primer libro, que acaba de ser publicado. 

Esta obra, un ensayo de investigación personal, es un relato hecho de últimas frases, agrupados por vínculos de parentesco. “La primera frase es una gran seductora, o eso se espera de ella”, expresó la escritora, que añadió que “el mayor encanto de empezar una novela es saber que termina”.

Camila Cañeque recogió en su primer libro 452 últimas frases que conforman un texto con forma de ensayo poético, publicado por La uña rota, y que tiene aproximadamente la misma extensión que la última frase del Ulises, el somnoliento soliloquio de Molly Bloom, de 22.000 palabras.

La filósofa, que se apoyaba en el uso figurativo del vocabulario de las sociedades de consumo y composiciones más abstractas, trató de hacer un elogio a la inmovilidad. Escribió textos para dos proyectos de La Capella: El motor inmóvil y Correspondencias simbólicas entre folklore católico y música mákina en el casco antiguo de Barcelona.

Cañeque también escribió el ensayo Los olvidantes, publicado por la editorial Brumaria, y el artículo Compartir intemperie, para la revista Jot Down. Además, mostró su trabajo a nivel internacional en lugares como The Kitchen (Nueva York), Microscope Gallery (Brooklyn), el Museo de Arte de Queens, la Galería Vermelho (São Paulo), entre otros.

Brooklyn Tech Support

A nivel nacional su trabajo llegó a espacios como la Blue Project Foundation, CaixaForum, la galería Joan Prats y en Madrid ha colaborado con La Juan Gallery. También llegó a exponer en la galería Lucía Mendoza y el Museo Lázaro Galdiano

Su obra saltó a los medios cuando la feria ARCO censuró una de sus performances en 2013, con la que representaba “la muerte de España frente al capitalismo”. Sin pedir permiso a la organización y vestida de flamenca, se tumbó boca abajo en el suelo, rodeada de claveles rojos y versos del Romancero gitano de Federico García Lorca.

Leave A Reply

Your email address will not be published.