Detienen a dos funcionarios ucranianos por complot para asesinar a Zelensky

17

(CNN) — Dos funcionarios de seguridad ucranianos fueron detenidos por planear el asesinato del presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, según el Servicio de Seguridad del Estado (SBU).

Se detuvo a dos coroneles de la unidad de protección del Gobierno ucraniano, acusados de filtrar información clasificada a Rusia, informó este martes el SBU, tras haber “puesto al descubierto una red de agentes” pertenecientes al servicio de seguridad estatal ruso (FSB).

El SBU aseguró haber “frustrado” los “planes activamente desarrollados” para asesinar a Zelensky.

“Una de las tareas de la red de agentes del FSB era encontrar entre los militares próximos a la seguridad del presidente a autores que pudieran tomar como rehén al jefe del Estado y después asesinarlo”, dijo el SBU.

Brooklyn Tech Support

Según el SBU, los planes de asesinato también iban dirigidos contra otros altos cargos ucranianos, entre ellos el jefe del SBU, Vasyl Maliuk, y el jefe de la Inteligencia de Defensa de Ucrania, Kyrylo Budanov.

publicidad

Zelensky ha sufrido supuestamente varios atentados contra su vida desde que Rusia comenzó su invasión a gran escala de Ucrania en febrero de 2022.

Una mujer de la región de Mikolayv, en el sur de Ucrania, fue detenida en agosto de 2023 en relación con un complot para asesinar a Zelensky. Se la acusó de recabar información sobre la visita prevista de Zelensky a Mikolayv con el fin de planear un ataque aéreo ruso para matarlo. El SBU dijo que sorprendió a la mujer “con las manos en la masa” cuando intentaba “pasar información de inteligencia a los invasores”.

En abril, un polaco fue acusado de colaborar en otro presunto complot ruso de asesinato contra Zelensky. Se le acusó de “disposición a actuar para la inteligencia extranjera contra la República de Polonia”, un delito que conlleva hasta ocho años de prisión.

Según la fiscalía, el hombre accedió a facilitar información a espías rusos sobre la seguridad en el aeropuerto de Rzeszów-Jasionka, en el sureste de Polonia, cerca de la frontera con Ucrania, que Zelensky suele utilizar cuando viaja al extranjero. El complot fue descubierto por las autoridades ucranianas y el hombre fue posteriormente detenido y acusado en Polonia.

Aparte de los complots de asesinato, Zelensky ha estado a punto de ser asesinado en sus numerosas visitas al frente y a ciudades bombardeadas por Rusia.

En marzo, durante una visita a la ciudad costera de Odesa, un misil ruso hizo explosión cerca de un convoy en el que viajaban Zelensky y el primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis. El grupo sintió el impacto del misil, que cayó a unos 500 metros del convoy, y vio un “hongo nuclear” de humo. Cinco personas murieron en el ataque, pero ni Zelensky ni Mitsotakis resultaron heridos.

¿De qué acusa la Fiscalía de Ucrania a los detenidos?

A los dos funcionarios de seguridad ucranianos detenidos se les acusa de llevar a cabo “actividades subversivas contra Ucrania a cambio de una compensación económica”, según la Fiscalía General de Ucrania.

La fiscalía dijo que ambos coroneles del servicio secreto estatal ucraniano fueron “expuestos por traición”, y uno de ellos también es acusado de “ayudar en la preparación de un acto terrorista”.

“Según la investigación, los sospechosos, mientras prestaban servicio en la UDO, que es el servicio secreto ucraniano, ayudaron voluntariamente a representantes del FSB de la Federación Rusa a llevar a cabo actividades subversivas contra Ucrania a cambio de una compensación económica”, comentó en un comunicado.

“Transmitieron información confidencial a representantes de los servicios especiales rusos, así como prepararon y ocultaron los medios y herramientas para cometer un acto terrorista”, añadió el comunicado.

La fiscalía señaló que uno de los sospechosos recibió dos drones y munición de la red de inteligencia rusa del FSB. Dijeron que la intención era que el sospechoso transfiriera el armamento a otro cómplice para llevar a cabo una explosión.

Según el comunicado, un alto cargo debía ser el objetivo de esa explosión, pero “las intenciones fueron desenmascaradas a tiempo”, y “fue posible impedir el crimen y detener a los sospechosos”.

La fiscalía no precisó quién era el alto funcionario objetivo. Sin embargo, una declaración anterior del SBU ucraniano afirmaba que el plan de asesinato incluía planes para matar al jefe de la inteligencia de Defensa de Ucrania antes de Semana Santa.

La detención de los sospechosos es una medida cautelar, con las investigaciones en curso, señaló la fiscalía.

Leave A Reply

Your email address will not be published.