Las cámaras de 7 y 49: una de las claves para explicar la tragedia

27

En los últimos tiempos, los avances tecnológicos han permitido contar rápidamente con elementos probatorios que sirven para explicar situaciones de la vida cotidiana. Algunas de ellas terribles, como la que se vivió en la madrugada de ayer, alrededor de la 01.30, en la céntrica esquina de las calles 7 y 49, donde un joven perdió la vida y, otros tres resultaron con heridas, producto de un incidente vial.

Así, las imágenes de las cámaras municipales mostraron con claridad, plano por plano, cómo se suscitó el accidente y sus trágicas consecuencias.

Si bien los tiempos de la Justicia son diferentes y, demandan atravesar un procedimiento para arrojar cualquier tipo de conclusión, a pocos instantes del siniestro los investigadores ya contaban con indicios sobre las conductas que mostraron cada uno de los involucrados.

De acuerdo al reporte oficial, K. L. G., de 19 años, conducía un VW Surán por la calle 49, en sentido hacia 6, cuando una moto que circulaba por avenida 7 hacia Plaza San Martín le pegó de lleno a la altura del neumático delantero izquierdo.

Las cámaras municipales captaron el momento exacto del impacto. Sus consecuencias fueron terribles / Web

Brooklyn Tech Support

Producto del golpe, el coche cruzó en diagonal, se subió a la vereda del Pasaje Dardo Rocha y casi aplasta a cuatro personas.

Los que estaban en el lugar, muchos de ellos esperando algún colectivo, aseguraron a este diario que “sentimos un ruido muy fuerte, como una explosión”.

En tanto, quienes ocupaban el rodado menor, una Rouser 200 cc con vivos amarillos, salieron despedidos por el aire, uno de ellos fallecido.

Se trata de quien fue identificado como Matías Damián Chiusaroli, de 29 años, quien tenía una hija chiquita, vivía en la localidad de Tolosa y no llevaba casco.

En tanto, la mujer que lo acompañaba -M. D., de 31 años-, sufrió gravísimas lesiones, que motivaron su derivación al hospital San Martín, donde evaluaron su cuadro, comprobaron riesgo de secuelas cervicales y la sometieron a una intervención quirúrgica de urgencia.

La escena la completó una motocicleta Bajaj Dominar 250 cc roja, que avanzaba en idéntico sentido a la de Chiusaroli y que pegó en la parte trasera del coche, por lo que sus dos ocupantes, G. Y. (19) y M. B. P. (19), que también salieron volando y terminaron en el pavimento, resultaron con politraumatismos, aunque no pusieron en riesgo sus vidas.

“Te amo amor, gracias a Dios que la podemos contar. En las buenas y en las malas mucho más”, posteó G. Y. desde su cuenta de Instagram en alusión a su novia.

“El amor de mi vida la que me saca una sonrisa siempre, la que hace que mis días malos sean los mejores del mundo. Por suerte no llegó a pasarte nada. Lo material va y viene, pero si a vos te llegaba pasar algo no me lo iba a perdonar nunca. Te amo loca. Gracias por seguir mis locuras. Juntos siempre”, agregó.

La causa ahora tramita ante la fiscalía de Delitos Culposos N° 12 de La Plata, a cargo del doctor Fernando Padovan.

Voceros con acceso a la pesquisa, indicaron que ya se requirió el estudio de autopsia, previo a la entrega del cuerpo de la víctima a sus familiares, así como también los videos de todos los domos instalados por la Comuna en el lugar de la colisión.

Matías Damián Chiusaroli, el joven fallecido en 7 y 49 / Facebook

Para más adelante, con los informes que agreguen los técnicos de Policía Científica, quedará la pericia accidentológica, en la que se evaluará la responsabilidad penal en el evento.

Por el momento, el automovilista quedó imputado por el delito de “homicidio y lesiones culposas”, aunque en el caso de que finalmente se determine que hubo culpa de las víctimas en el acaecimiento del hecho, puede darse lugar a un sobreseimiento de esos cargos.

En las redes sociales, la muerte de Chiusaroli dio espacio para sentidos mensajes. Uno de ellos dice: “Mi gordo, cómo te vas a ir así, cómo me vas a dejar, no nos despedimos, no nos dimos el último abrazo, volvé y peleame por todo, retame, enojate, pero por favor volvé, volvé a decirme cómo sigo así sin vos, qué hago con Isa? No podés imaginarte el dolor que siento, mi pilar, mi hermano mayor, mi amigo, mi mano derecha cómo me decías vos, no lo puedo entender, no lo quiero entender, se me destruyó el alma, se terminó la vida acá. Te prometo cuidar de Isa, cuidarla y recordarle siempre cuánto la amabas y que dabas todo por ella, quédate tranquilo hermano. Descansa en paz, te vamos a extrañar mucho, pero siempre fuerte, siempre unidos, vos sabés”.

Lo que todavía no está del todo claro es si los ocupantes de ambas motos se conocían, porque en principio no habría vínculos entre ellos en las plataformas virtuales. Tampoco si “venían tirando” a la par al encontrarse circunstancialmente y a qué velocidad lo hacían. Se sospecha que a una muy elevada.

Leave A Reply

Your email address will not be published.