Una buena: varios precios de alimentos, estancados

163

Los precios de los alimentos en los comercios de cercanía en los barrios populares del Gran Buenos Aires cayeron en abril un 0,8 por ciento, según un centro de investigación de temas económicos y sociales. En tanto, en la Región, si bien no se dispone de una estadística que indique la variación del mes pasado en ese rubro en el sector comercial aseguraron que la mayoría de los valores de los productos del “día a día” se mantienen “estancados”.

Este retroceso en los precios de las góndolas se da en el marco de una elevada retracción del consumo y, por consiguiente, con una fuerte caída en las ventas. Incluso, en productos de primera necesidad.

De acuerdo con el relevamiento efectuado por el Instituto de Investigación Social y Política Ciudadana (Isepci), impulsor del relevamiento, en el cuarto mes de 2024 una familia tipo -conformada por dos adultos y dos chicos- necesitó 338.679,83 pesos para cubrir los 57 productos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA).

Ya si se habla a nivel interanual, la misma familia requirió de 247.332,53 pesos más que en abril de 2023 para comprar esa canasta de productos.

Se trata de un relevamiento mensual que realiza el Isepci sobre 850 negocios de cercanía de 20 distritos del Gran Buenos Aires. Según el sondeo, el valor de la Canasta Básica subió un 270,76 por ciento en los últimos 12 meses.

Brooklyn Tech Support

“El incremento de acumulación en stocks de productos que no tienen el movimiento habitual, obligaron a las cadenas mayoristas a moderar los aumentos, y a las cadenas de supermercados a multiplicar ofertas”, indicó el trabajo, que remarcó que la baja “probablemente sea transitoria y no representa un alivio” para los habitantes de los barrios más postergados del Conurbano.

Fernando Savore, vicepresidente de la Federación de Almaceneros de la Provincia de Buenos Aires, precisó que por los aumentos registrados entre enero y febrero “la mercadería se pudo excesivamente cara y desde nuestra federación lo alertamos: le decíamos a la gente que no compre porque todo iba a bajar; el mismo consumidor lo iba a regular”.

El dirigente señaló, en ese sentido, que no sólo cayeron los precios de marzo y abril sino que habrá nuevas bajas porque “las empresas aumentaron los valores al público al imaginar un dólar a 1.500 pesos, y algunas, al igual que los mayoristas, no se resisten a no ganar un montón de plata, pero la mercadería va a seguir bajando”.

Sobre el comportamiento de los precios en los alimentos que se comercializan en esta ciudad, desde la cooperativa La Amistad, su titular, Gustavo Garrópoli, puntualizó: “en abril se estancaron, en mayo las grandes marcas que ya habían subido 120 por ciento cuando devaluaron en diciembre 2023, están retrocediendo un 5 por ciento, y las pymes van subiendo 6 por ciento promedio, ya que no habían subido demasiado al devaluar”.

Rubro por rubro

De acuerdo con el informe del Isepci, el rubro carnicería lideró abril con un alza del 3,23 por ciento y un acumulado del 257,52 por ciento en los últimos 12 meses. Le siguió la categoría almacén con una variación del 1,57 por ciento y una suba interanual del 310,65 por ciento.

Por su parte, los productos de verdulería cayeron un 9,12 por ciento en los últimos 30 días. Frente al mismo mes del 2023, treparon un 206,56 por ciento.

Según el sondeo, los cinco productos que más aumentaron en abril en los barrios populares del Conurbano bonaerense fueron: queso de rallar 17,65 por ciento; mayonesa 13,93 por ciento; zapallo 11,11 por ciento; paleta 7,94 por ciento; y pollo 7,69 por ciento.

Este martes se dará a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de cobertura nacional correspondiente a abril, de acuerdo con el calendario previsto por el Instituto Nacional de Censos y Estadística (INDEC). En la Ciudad de Buenos Aires, la inflación fue de 9,8 por ciento en abril, el dato más bajo en seis meses, según informó la Dirección de Estadísticas y Censos porteña.

Leave A Reply

Your email address will not be published.