Político de Guyana es acusado de agresión sexual por dos mujeres indígenas

25

(CNN) — Un poderoso político de Guyana ha sido acusado de agresión sexual por segunda vez en menos de un año, tras su dimisión el pasado julio por otras acusaciones.

La acusadora, la economista Sarah Aneesah Hakh, declaró en una rueda de prensa en línea celebrada en la capital, Georgetown, que el exministro Nigel Dharamlall la agredió sexualmente en 2020 y 2021. Hakh dijo que el primer supuesto incidente ocurrió durante una reunión de negocios cuando Dharamlall era ministro principal de desarrollo regional de Guyana.

“El hecho de que todavía esté en ese partido es alucinante para mí”, dijo Hakh.

Dharamlall, político guyanés considerado un agente de poder en el país, fue nombrado recientemente miembro del comité ejecutivo del Partido Progresista Popular, en el poder en Guyana. Fue fotografiado recientemente con el presidente de Guyana, Irfaan Ali, y el vicepresidente, Bharrat Jagdeo.

Brooklyn Tech Support

Dharamlall rechazó las acusaciones en un comunicado publicado en su página de Facebook: “Deseo negar categórica y vehementemente todas y cada una de las acusaciones vertidas”. Acusó a Hakh de estar en una “campaña para empañar mi reputación”, afirmando que “su comportamiento hacia mí cambió fundamentalmente después de que yo rechazara sus insinuaciones y desdeñara sus intentos de entablar una relación íntima”.

publicidad

CNN se ha puesto en contacto con Dharamlall para que haga comentarios y con la oficina del presidente de Guyana, Irfaan Ali.

Dharamlall dimitió del gabinete y del parlamento de Guyana el año pasado después de que una adolescente indígena lo acusara de violación en un incidente no relacionado, algo que él ha negado.

La joven retiró posteriormente la acusación, según las autoridades, y no se presentaron cargos contra él, según declaró el presidente Ali en un video el pasado mes de julio. Destacó entonces que su Gobierno había “permitido que el sistema funcionara. No hemos intervenido, desde el primer día”, aparentemente en referencia a las críticas públicas por la forma en que las autoridades trataron el caso de la joven.

Sin embargo, su retirada fue vista por algunos como un signo de corrupción gubernamental, y la opinión pública especuló con que su familia había sido sobornada.

En una declaración de marzo, el grupo guyanés de defensa de los derechos de la mujer Red Thread criticó a las autoridades por haber fallado a la acusadora.

“Es muy preocupante que la naturaleza pública de esta denuncia, el poderoso estatus político del sospechoso, la interrupción del asunto en esta primera fase y la precipitación con la que se puso fin a la investigación refuercen la percepción de impunidad e inevitablemente disuadan a otras víctimas de violencia sexual de denunciar”, escribió.

“Fui violada contra mi voluntad”

Hakh, considerada una estrella emergente en Guyana, declaró que fue agredida por primera vez por Dharamlall durante lo que se suponía que iba a ser una reunión sobre su nombramiento como ejecutiva regional en septiembre de 2020. Dharamlall la llevó a su habitación, se desnudó y le practicó sexo oral sin su consentimiento en la Anna Regina State House, en la costa de Guyana.

Hakh declaró a la prensa el viernes que le dijo varias veces a Dharamlall que parara, afirmando que es lesbiana y que “esto no es algo que haya venido a hacer y no puedo ofrecer nada”.

“Fui violada contra mi voluntad por un hombre que se aprovechó de mi situación e intentó atraparme en una situación comprometida debido a mi futuro contrato con el ministerio”, declaró.

Hakh también alegó que un segundo incidente tuvo lugar en 2021, en el barrio de Cummings Lodge, a las afueras de Georgetown, cuando dice que se reunió con Dharamlall para discutir varias quejas que tenía con el Ministerio de Administración Local. Durante la reunión, Hakh afirma que Dharamlall intentó quitarle la ropa.

Hakh dijo a CNN que no presentó una denuncia policial en 2020 o 2021 por temor a la corrupción policial y a ser rechazada públicamente y dentro de su familia, que según ella hizo negocios con Dharamlall.

“Sabía que me enfrentaba a algo peligroso y toda mi estrategia consistía en que si presentaba una denuncia preventiva y no llegaba a ninguna parte, automáticamente no tendría credibilidad”, declaró en la rueda de prensa del viernes, añadiendo que finalmente presentó una denuncia policial el 9 de mayo.

Hakh declaró que también había denunciado a Dharamlall por ciberacoso el 8 de mayo.  CNN se puso en contacto con la policía guyanesa para recabar sus comentarios.

Hakh dijo que decidió hacer pública su denuncia porque “necesito dar a las víctimas la fuerza para saber que no están solas, y que no hay que avergonzarse de lo que les ha ocurrido”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.