Investigación sobre explotación infantil en las plataformas de Meta deja tres hombres detenidos

29

(CNN) — Una investigación realizada por el fiscal general de Nuevo México sobre los peligros potenciales de las plataformas de Meta derivó en el arresto de tres hombres acusados ​​de intento de abuso sexual de niños.

Los arrestos se produjeron después de una investigación de meses por parte de la fiscalía general sobre los riesgos de explotación sexual de niños en Facebook e Instagram. Esa investigación también formó la base de una demanda contra Meta, presentada en diciembre, en la que se acusa al gigante tecnológico de crear un “caldo de cultivo” para depredadores infantiles.

Meta ha rechazado los reclamos de la demanda y dice que ofrece decenas de herramientas de seguridad para niños y padres.

Como parte de la investigación, la Oficina del Fiscal General creó múltiples perfiles falsos de Facebook e Instagram haciéndose pasar por niños, a los que, según la demanda, se les ofrecía contenido sexualmente sugestivo y, en algunos casos, otros usuarios los instaban a enviar contenido pornográfico de ellos mismos.

Brooklyn Tech Support

Las cuentas falsas de los niños también fueron supuestamente contactadas y solicitadas para tener relaciones sexuales con los tres hombres adultos de Nuevo México cuyos arrestos fueron anunciados por el fiscal general este miércoles. Dos de los tres hombres fueron arrestados en un motel, donde supuestamente creían que se reunirían con una niña de 12 años, según sus conversaciones con las cuentas señuelo.

publicidad

“Esto es culpa de (el CEO de Meta) Mark Zuckerberg”, dijo el fiscal estatal de Nuevo México, Raúl Torrez, en una conferencia de prensa este miércoles en la que anunció los arrestos. “Esto es culpa de una empresa que tiene recursos extraordinarios a su disposición y ha optado una y otra vez por anteponer las ganancias a los intereses de los niños”.

Un portavoz de Meta le dijo a CNN que “la explotación infantil es un delito horrible y hemos pasado años desarrollando tecnología para combatirla y apoyar a las autoridades en la investigación y procesamiento de los criminales detrás de ella”.

“Esta es una lucha continua, en la que delincuentes decididos desarrollan sus tácticas en todas las plataformas para intentar evadir las protecciones”, dijo el portavoz. “Utilizamos tecnología sofisticada, contratamos expertos en seguridad infantil, informamos contenidos al Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados y compartimos información y herramientas con otras empresas y organizaciones sin fines de lucro para ayudar a erradicar a los depredadores en las numerosas plataformas que utilizan”.

La noticia de los arrestos podría aumentar el creciente escrutinio que Meta –al igual que otras empresas de redes sociales– enfrenta sobre la seguridad de los usuarios jóvenes en sus plataformas. Legisladores, padres y defensores de la seguridad en línea, así como varias demandas separadas, expresaron su preocupación sobre el impacto de las plataformas de Meta en la salud mental, la imagen corporal y el bienestar general de los adolescentes. En enero, Zuckerberg se disculpó con las familias que dijeron que sus hijos habían sido perjudicados por el uso de las redes sociales durante una audiencia de la comisión del Senado sobre la seguridad juvenil en línea.

En enero, después de que se presentó la demanda de Torrez y antes de la audiencia en el Senado, Meta implementó funciones adicionales de seguridad para jóvenes, como la actualización de la configuración de privacidad predeterminada de los adolescentes para impedir que cualquier persona a la que no sigan les envíe mensajes, incluidos otros adolescentes. La medida se produjo después de que en 2021 Meta restringiera a los adultos mayores de 19 años enviar mensajes a adolescentes que no los siguen.

La compañía también dijo en diciembre que había lanzado tecnología para detectar y deshabilitar proactivamente cuentas que muestren comportamientos sospechosos y que formó un Grupo de Trabajo de Seguridad Infantil.

Pero Torrez dijo durante la conferencia de prensa del miércoles que los arrestos subrayan los riesgos actuales y reales para los niños de las plataformas de Meta.

Uno de los hombres de Nuevo México arrestados esta semana, Fernando Clyde, de 52 años, supuestamente agregó como amigo a una de las cuentas infantiles falsas del fiscal estatal en Facebook e inició una conversación en febrero. “Durante la conversación, Fernando le envió fotos de sus genitales y le habló de tener relaciones sexuales”, señala un comunicado de la Fiscalía General de la Nación.

Clyde está acusado de un cargo de solicitación infantil mediante un dispositivo de comunicación electrónica de un niño menor de 13 años y otro de intento de penetración sexual criminal de un menor. El segundo hombre, Marlon Kellywood, de 29 años, enfrenta los mismos cargos. No fue posible contactar de inmediato a los abogados de Clyde y Kellywood para hacer comentarios.

El tercer hombre, Christopher Reynolds, de 47 años, fue arrestado y acusado de un cargo de solicitación infantil mediante un dispositivo de comunicación electrónica de un niño menor de 13 años después de que la policía fuera alertada por una madre cuyo hijo de 11 años supuestamente había recibido mensajes de a él. Luego, los investigadores se hicieron amigos de él desde la cuenta infantil falsa, y Reynolds inició una conversación y envió mensajes sexualmente explícitos, según la oficina del fiscal general. El abogado de Reynolds no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

“Las cuentas señuelo con las que interactuaron estos sospechosos reflejan la experiencia que los niños pueden tener y están teniendo en estas plataformas”, dijo Torrez en un comunicado de prensa. Añadió que la investigación indica “que el uso de las plataformas de redes sociales de Meta no solo pone en peligro a los niños en el mundo virtual sino, más importante aún, son espacios que los depredadores sexuales utilizan activamente para cazar, preparar y victimizar a los niños en el mundo real”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.