Una historia de amor por Estudiantes: con 90 y 83 años, el matrimonio que viajó a Santiago

33

Una de las notas de más color que dejó la final de la Copa de la Liga en la que Estudiantes se consagró campeón el pasado domingo en Santiago del Estero es sin dudas la presencia de Juan Carlos y Cecilia, que con 90 y 83 años viajaron para presenciar el partido en el estadio Madre Ciudades.

En primera persona y aún con la emoción, Juan Carlos Di Girolamo (90)  y Cecilia Diez (83) recibieron a EL DIA, para contar su historia de amor marcada a fuego por el Pincha.

El puntapie inicial lo dio él. “Bueno, la idea fue mía. Yo digo es una fina y le propuse ¿Qué te parece si viajamos a Santiago del Estero? Y bueno, ella se prendió, y bueno, vamos, total”.

La propuesta avanzó como “viento en popa”: “¿Y qué vamos? ¿Manejaste un rato cada uno? Sí, un rato cada uno. Manejé un poquito más yo, pero en general sí los dos manejamos. Así que salimos con el auto, salió todo perfecto, así que no tuvimos ningún contratiempo, y acá estamos de regreso. Un poquito tarde de regreso, pero qué va a hacer. Pero felices. Muy, felices”.

Las entradas se las compró un sobrino de él. Por eso antes pasaron por La Plata. De ahí un largo turón hasta Termas de Río Hondo, donde descansaron antes de ir ver la gran final. “Nos emocionamos mucho, nos encantó, Los chicos son atletas profesionales. Los admiramos mucho”, contó ella que no quiso elegir ninguno por encima de otro.

Brooklyn Tech Support

“A la vuelta nos fuimos a las Termas. Se nos hizo de noche. Pero estábamos tan felices… Después volvimos, paramos en Leones (Córdoba) y llegamos el martes a La Plata”, relató Cecilia que recordó haber conocido a su actual pareja en la curia platense. Los dos estaban haciendo trámites.

Juan Carlos enumeró la cantidad de jugadores que vio. Conoció la vieja cancha, la platea techada de madera y vio en cancha al Beto Infante, Payo Pellegrina y a todos los cracks de la década del ‘60. “Soy un afortunado”, contó.

Leave A Reply

Your email address will not be published.