Esta aspiradora gigante succiona la contaminación climática del aire

30

(CNN) — La planta “más grande del mundo” diseñada para absorber de la atmósfera la contaminación que calienta el planeta —como una aspiradora gigante— comenzó a funcionar en Islandia este miércoles.

“Mammoth” es la segunda planta comercial de captura directa de aire inaugurada por la empresa suiza Climeworks en el país, y es 10 veces más grande que su predecesora, Orca, que entró en funcionamiento en 2021.

La captación directa de aire, o DAC por sus siglas en inglés, es una tecnología diseñada para aspirar aire y eliminar el carbono mediante productos químicos. Luego, el carbono puede inyectarse profundamente bajo tierra, reutilizarse o transformarse en productos sólidos.

Climeworks planea transportar el carbono bajo tierra, donde se transformará naturalmente en piedra, y quedaría atrapado permanentemente. Se asoció con la empresa islandesa Carbfix por su proceso de secuestro de carbono.

Brooklyn Tech Support

Toda la operación estará impulsada por la abundante y limpia energía geotérmica de Islandia.

publicidad

Las soluciones climáticas de próxima generación, como DAC, atraen cada vez más atención por parte de los gobiernos y la industria privada a medida que los seres humanos siguen quemando combustibles fósiles. Las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera, que calienta el planeta, alcanzaron un nivel récord en 2023.

A medida que el planeta continúa calentándose (con consecuencias devastadoras para los humanos y la naturaleza), muchos científicos dicen que el mundo necesita encontrar formas de eliminar el carbono de la atmósfera, además de reducir rápidamente los combustibles fósiles.

Pero las tecnologías de eliminación de carbono como el DAC siguen siendo controversiales. Fueron criticadas por ser costosas, consumir mucha energía y no haber sido probadas a escala. A algunos defensores del clima también les preocupa que puedan distraer la atención de las políticas para reducir los combustibles fósiles.

Esta tecnología “está plagada de incertidumbres y riesgos ecológicos”, dijo Lili Fuhr, directora del programa de economía fósil del Centro para el Derecho Ambiental Internacional, cuando habló de la succión de carbono en general.

El diseño modular de Mammoth permite apilar y mover unidades por la planta. Crédito: Climaworks.

La planta Mammoth de Climeworks eventualmente podrá capturar 36.000 toneladas de carbono del aire. Crédito: Oli Haukur Myrdal/Climeworks.

Climeworks comenzó a construir Mammoth en junio de 2022 y, según la compañía, es la planta de este tipo más grande del mundo. Tiene un diseño modular con espacio para 72 “contenedores recolectores” (las partes de vacío de la máquina que capturan el carbono del aire) que pueden apilarse uno encima del otro y moverse fácilmente. Actualmente hay 12 de ellos y se agregarán más en los próximos meses.

Mammoth podrá extraer 36.000 toneladas de carbono de la atmósfera al año a plena capacidad, según Climeworks. Esto equivale a sacar de circulación alrededor de 7.800 automóviles propulsados ​​por gasolina durante un año.

Climeworks no dio un costo exacto por cada tonelada de carbono eliminada, pero dijo que estaba más cerca de US$ 1.000 por tonelada que de US$ 100 por tonelada, lo que se considera como un umbral clave para hacer que la tecnología sea asequible y viable.

A medida que la compañía aumenta el tamaño de sus plantas y reduce los costos, el objetivo es alcanzar entre US$ 300 y US$ 350 por tonelada para 2030 y llegar a los US$ 100 por tonelada para alrededor de 2050, dijo Jan Wurzbacher, cofundador y codirector ejecutivo de Climeworks, en una llamada con los periodistas.

La nueva planta es “un paso importante en la lucha contra el cambio climático”, afirmó Stuart Haszeldine, profesor de captura y almacenamiento de carbono en la Universidad de Edimburgo. Aumentará el tamaño de los equipos para capturar la contaminación por carbono.

Pero, advirtió, todavía es una pequeña fracción de lo que se necesita.

Todos los equipos de eliminación de carbono del mundo solo son capaces de eliminar alrededor de 0,01 millones de toneladas métricas de carbono al año, muy lejos de las 70 millones de toneladas al año necesarias para 2030 para cumplir los objetivos climáticos globales, según la Agencia Internacional de Energía.

Ya hay plantas DAC mucho más grandes en proceso por parte de otras empresas. Stratos, actualmente en construcción en Texas, por ejemplo, está diseñada para eliminar 500.000 toneladas de carbono al año, según Occidental, la compañía petrolera detrás de la planta.

Pero puede haber un problema. Occidental dice que el carbono capturado se almacenará en una roca a gran profundidad, pero su sitio web también se refiere al uso del carbono capturado por parte de la compañía en un proceso llamado “recuperación mejorada de petróleo”. Esto implica introducir carbono en los pozos para expulsar los restos de petróleo de difícil acceso, permitiendo a las empresas de combustibles fósiles extraer aún más de los yacimientos petrolíferos envejecidos.

Es este tipo de proceso lo que hace que algunos críticos se preocupen de que las tecnologías de eliminación de carbono puedan usarse para prolongar la producción de combustibles fósiles.

Pero para Climeworks, que no está conectada con empresas de combustibles fósiles, la tecnología tiene un enorme potencial y la empresa dice que tiene grandes ambiciones.

Jan Wurzbacher, cofundador y codirector ejecutivo de la compañía, dijo que Mammoth es solo la última etapa del plan de Climeworks para aumentar hasta 1 millón de toneladas de eliminación de carbono al año para 2030 y 1.000 millones de toneladas para 2050.

Los planes incluyen posibles plantas DAC en Kenia y Estados Unidos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.