Israel despliega tanques en Rafah y toma el paso fronterizo entre Gaza y Egipto

24

Jerusalén, Israel.

El ejército israelí desplegó este martes tanques en Rafah y tomó el control del lado palestino del puesto fronterizo con Egipto, en el sur de la Franja de Gaza, acentuando la “presión” sobre Hamás en la negociación de una propuesta de tregua aceptada por el movimiento islamista palestino.

El ejército difundió imágenes en las que se ven tanques con la bandera israelí situados en la zona fronteriza, del lado palestino, y afirmó que está realizando una operación “antiterrorista” en “zonas específicas” del este de Rafah.

Los bombardeos nocturnos en la ciudad, donde se hacinan 1,2 millones de personas según la ONU, dejaron al menos 27 muertos, según dos hospitales de la localidad.

El ejército instó la víspera a evacuar a decenas de miles de familias del este Rafah, con vistas a una ofensiva terrestre de envergadura que, para el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, es necesaria para eliminar los últimos batallones de Hamás.

La ONU informó el martes que el ejército israelí le prohibió acceder al paso fronterizo de Rafah, principal puerta de entrada de ayuda humanitaria al enclave palestino, asediado y al borde de la hambruna.

El ejército afirmó que una unidad de vehículos blindados “maniobró en la zona. En este momento, fuerzas especiales inspeccionan el paso fronterizo” de Rafah. “Tenemos el control operativo de la zona”, reiteró.

Según el servicio de inteligencia, “la parte gazatí del puesto fronterizo (…) era utilizado por Hamás para fines terroristas”, agregó.

En otro puesto fronterizo, en el centro de la Franja, el brazo armado de Hamás informó que había disparado cohetes “contra una concentración de tropas” israelíes alrededor de paso, por el que también entra ayuda humanitaria. Este cruce está cerrado desde el domingo, tras la muerte de cuatro soldados israelíes en otro ataque.

Los ministros de la UE expresaron su preocupación por el despliegue de tanques israelíes en Rafah.

– Reuniones en El Cairo –

En paralelo de estas operaciones militares, están previstas nuevas negociaciones en El Cairo, después de que Hamás diera su luz verde a una propuesta de tregua presentada por los países mediadores, Egipto y Catar, par intentar poner fin a la guerra, iniciada hace siete meses.

Israel, a pesar de que aseguró que la propuesta queda “muy lejos de las exigencias”, anunció el envío de una delegación a Egipto “para agotar las posibilidades de alcanzar un acuerdo con condiciones aceptables”.

El gabinete de Netanyahu decidió “por unanimidad” continuar “la operación en Rafah para ejercer presión militar sobre Hamás con el objetivo de avanzar hacia la liberación de rehenes y la consecución de otros objetivos de guerra”, afirmó.

Un alto cargo del movimiento islamista palestino, Jalil al Hayya, dijo a la cadena Al Jazeera que la actual proposición de tregua contempla tres fases, cada una de una duración de 42 días.

Esta incluiría una retirada israelí completa de la Franja de Gaza, el regreso de los desplazados y un canje de rehenes aún cautivos en el territorio por presos palestinos detenidos en Israel, con el objetivo de un “alto el fuego permanente”.

Hasta ahora, Israel se ha opuesto a una retirada completa de Gaza y a un alto el fuego permanente sin antes lanzar una operación sobre Rafah para “vencer” a Hamás y asegurarse que no vuelva a producirse un ataque como el del 7 de octubre.

Ese día, comandos islamistas se infiltraron en el sur de Israel y mataron a unas 1.170 personas, en su mayoría civiles, según un recuento de la AFP en base a datos oficiales. Entre los muertos había más de 300 militares.

También secuestraron a 250 personas, de las que 128 continúan en la Franja de Gaza, según el ejército israelí, que estima que 35 fallecieron entretanto.

La ofensiva de respuesta israelí sobre Gaza ha dejado 34.789 muertos, principalmente civiles, según el Ministerio de Salud de este territorio gobernado desde 2007 por Hamás.

– Aprovechar “esta oportunidad” –

Después del anuncio de Hamás, una asociación de familiares de los rehenes israelíes se manifestó en Tel Aviv y reclamó a las partes implicadas “transformar esta oportunidad en un acuerdo” para el regreso de todas las personas cautivas.

En Rafah, las escenas de júbilo por la esperanza de una tregua se mezclaron con el pánico por la evacuación y la amenaza de una incursión de las tropas israelíes.

Rusia advierte que llegada de los F-16 a Ucrania será vista como provocación de la OTAN

En panfletos lanzados en la zona, el ejército israelí pide a los habitantes dirigirse “a la zona humanitaria (habilitada) en Al Mawasi”, una localidad situada sobre la costa a unos diez kilómetros de Rafah.

“Los habitantes evacuan aterrorizados, en medio del pánico”, dijo a la AFP Osama al Kahlut, un responsable local de la Media Luna Roja palestina, que calcula el número de afectados en 250.000.

“Mi familia y yo, 13 personas, no sabemos dónde ir”, afirmó Abdul Rahman Abu Jazar, un palestino de 36 años.

La zona de Al Mawasi “no tiene espacio suficiente para que instalemos nuestras tiendas de campaña”, afirmó.

Leave A Reply

Your email address will not be published.