Cómo los llamados “turistas ladrones” utilizan la exención de visado para robar en casas de lujo de EE.UU.

22

Condado de Orange, California (CNN) — Carol y Jeff Starr celebraron la boda de su hija el mes pasado con un toque de ironía: ninguno de los dos llevaba sus argollas de boda en la ceremonia. Unos ladrones habían entrado en su casa del sur de California la primavera pasada y habían vaciado una caja fuerte llena de joyas.

“Se llevaron el premio mayor”, dijo Carol Starr a CNN.

La pareja había guardado sus propios anillos en una caja fuerte de casi 2 metros de altura, donde también guardaban las joyas heredadas de la difunta madre de Carol.

“A mi madre le encantaban las cosas bonitas y quería dejar un legado a través de las joyas”, dijo Carol Starr. “Compró joyas antiguas preciosas, joyas con calidad de museo”.

Brooklyn Tech Support

Los fiscales del condado californiano de Orange alegan que un grupo de ladrones se escondió en la ladera colindante a la casa de los Starr, los observó marcharse con unos parientes que los visitaban e hizo su jugada.

“Saltaron nuestra valla, rompieron una ventana del dormitorio superior y entraron por esa ventana”, dijo Jeff Starr a CNN. “E inmediatamente empezaron a trabajar… en la caja fuerte”.

publicidad

La pérdida total: unos impactantes US$ 8 millones, estima la familia.

“Ya no te sientes seguro en tu propia casa”, dijo Carol Starr, que agradece que nadie regresara a casa durante el robo. “Me conmuevo y me pongo furiosa cuando pienso en lo que podría haber pasado”.

Los fiscales afirman que el robo forma parte de un problema más amplio en el que los llamados “turistas ladrones” entran en Estados Unidos procedentes de países que pueden acogerse a la exención de visado, lo que permite una visita de hasta 90 días sin un visado de turista tradicional. Cuando los sospechosos llegan, la mayoría procedentes de Sudamérica, según la fiscalía, se unen a sofisticadas bandas de ladrones que se aprovechan de viviendas de lujo.

En algunos casos, los sospechosos “acechan con estos trajes de camuflaje para permanecer escondidos”, afirma Todd Spitzer, Fiscal de Distrito del Condado de Orange. “Se aprovechan de que la mayoría de la gente no tiene sensores en las ventanas ni detectores de movimiento en los segundos pisos. Tienen inhibidores de WiFi para impedir que se avise a la compañía de alarmas”.

ladrones turistas

Algunos de los sospechosos de robo han utilizado trajes ghillie, como el que se ve aquí, para camuflar sus movimientos. Crédito: Fiscalía del condado de Orange

Según Spitzer, los objetos robados suelen venderse rápidamente y el dinero se envía al país de origen del sospechoso. En la mayoría de los casos, se trata de Chile, el único país sudamericano que puede acogerse al programa de exención del Departamento de Seguridad Nacional, conocido como “Sistema Electrónico de Autorización de Viaje” (ESTA, por sus siglas en inglés).

El problema no es exclusivo de California. El mes pasado, la policía de Scottsdale, Arizona informó que había detenido a tres ciudadanos chilenos en relación con lo que las autoridades denominaron una “serie de robos” en la ciudad.

El año pasado, autoridades de Baltimore, Maryland; Raleigh, Carolina del Norte y el condado de Nassau, Nueva York, anunciaron detenciones en casos de robos en viviendas de lujo relacionados con ciudadanos chilenos que se encontraban en Estados Unidos con exención de visado.

Aunque no existe un recuento oficial del número de delitos cometidos por “turistas ladrones”, la cifra parece ser, como mínimo, de cientos. Solo en el condado de Ventura, California, se atribuyeron 175 robos residenciales a “bandas de robo transnacionales” entre 2019 y mediados de 2023.

“No todos los chilenos vienen a Estados Unidos en este programa turístico de 90 días (…) no todos cometen delitos”, señaló el jefe de policía de Scottsdale, Jeff Walther, en una conferencia de prensa en marzo. “No estoy diciendo que lo hagan… Pero lo que tenemos son cientos, cientos si no miles que vienen a través del programa de exención de visado y que están cometiendo robos residenciales en docenas y docenas y docenas de ciudades y barrios de todo el país. No es un problema de Scottsdale, no es un problema del Valle, no es un problema de Arizona. Es un problema nacional”.

Walther añadió: “Tenemos que estar dispuestos a empezar a hacer algunas preguntas difíciles a nuestro gobierno federal sobre el programa de exención de visados”.

Buscando respuestas en Sudamérica

Rama y Balakrishna Sundar construyeron la casa de sus sueños con vistas al océano en Dana Point, California. Después de que presuntos “turistas ladrones” entraran por la ventana de un dormitorio el año pasado, intentan recuperar la tranquilidad.

“Queremos irnos de aquí y no me siento nada segura”, declaró Rama Sundar a CNN.

Según Balakrishna Sundar, los ladrones también golpearon con un mazo la puerta de un ascensor, quizá pensando que detrás había una caja fuerte. Cuando se avisó a la compañía de alarmas, los ladrones huyeron sin llevarse nada de valor. Los sospechosos eran de nacionalidad chilena, y al menos uno de ellos estaba en libertad bajo fianza por otro delito, según una denuncia presentada en el condado de Orange.

Spitzer, fiscal del distrito, ha criticado duramente a Chile, alegando que no facilita información sobre los antecedentes de las personas a las que se ha concedido la exención de visado, lo que dificulta el enjuiciamiento en Estados Unidos.

“Si no conocemos los antecedentes penales de estas personas… entonces no podemos decirle nada al juez ni representar nada sobre los antecedentes”, dijo. “Lo que significa que la persona queda en libertad sin fianza y no vuelve nunca más para responder a los cargos”.

fiscal de orange

El fiscal de distrito del condado de Orange, Todd Spitzer, habla durante una conferencia de prensa en Santa Ana, California, el 16 de mayo de 2022. Crédito: Jae C. Hong/AP

El gobierno chileno no respondió a la solicitud de comentarios de CNN.

El sitio web del Departamento de Seguridad Nacional dice que el programa de exención es vital para “expandir los lazos económicos y culturales”. Más de 40 países califican para el programa.

En una declaración a CNN, el departamento reconoció que está “profundamente preocupado por algunos individuos que viajan a Estados Unidos y se involucran en actividades criminales”, pero agrega que “los funcionarios chilenos han respondido mejorando la cooperación operativa con el DHS para prevenir los viajes … de actores criminales conocidos”.

La agencia también señaló que está agilizando el intercambio de información biométrica entre EE.UU. y Chile que, una vez implementado en su totalidad, dará a los funcionarios estadounidenses acceso a los antecedentes penales de los viajeros.

En marzo, Spitzer demandó al Departamento de Estado de EE.UU., exigiendo ver los detalles de un acuerdo bilateral de seguridad para prevenir y combatir delitos graves que firmó con Chile en julio.

“¿Dónde están las pruebas?”, dijo Spitzer. “¿Cómo es que no observamos una disminución significativa de estos robos?”.

La familia Sundar también cuestionó el nivel de urgencia de este asunto en Washington.

“Quiero que un político pase por esta experiencia y que sienta exactamente lo mismo que yo”, dijo Balakrishna Sundar.

“Se supone que deben ayudarnos”, añadió su esposa. “Es muy molesto e inquietante”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.