Migrantes trasladados a Martha’s Vineyard en vuelos de Florida pueden demandar a la empresa de transporte, según una jueza federal

41

(CNN) — Una jueza federal de Boston dictaminó que los casi 50 migrantes que fueron transportados de Texas a Martha’s Vineyard en 2022 en vuelos organizados por el gobernador de Florida, Ron DeSantis, pueden seguir adelante con una demanda contra la compañía que los transportó. El destino de los vuelos fue una sorpresa tanto para los migrantes como para los residentes de la isla de Massachusetts, según la demanda.


Tres migrantes venezolanos y el grupo de derechos de los inmigrantes Alianza Americas presentaron la demanda alegando que DeSantis, miembros de su gobierno y Vertol Systems Company, una empresa de transporte aéreo con sede en Florida, engañaron a los migrantes y los transportaron en lo que el grupo de derechos llama una “conspiración incivilizada, fraudulenta y de derechos civiles contra los inmigrantes LatinX”.

Los migrantes, identificados únicamente en la demanda como Yanet, Pablo y Jesús, alegan que inicialmente se les dijo que volarían a “una ciudad del noreste” y que “si subían al vuelo, se les proporcionaría vivienda estable, trabajo, recursos educativos” y ayuda en sus trámites de inmigración, según la orden.

Antes de los vuelos, se pidió a algunos demandantes que firmaran un formulario de consentimiento de transporte que “identificaba Massachusetts como destino final”, según la orden judicial. Sin embargo, hasta poco antes de aterrizar no se les comunicó por primera vez que iban a ser trasladados a Martha’s Vineyard, dice la demanda.

Brooklyn Tech Support

Se trata de una medida que la Casa Blanca denunció en su momento, pero que no ha sido especialmente infrecuente en los últimos meses, ya que una serie de gobernadores republicanos han hecho lo mismo: transportar a inmigrantes a ciudades más liberales como Nueva York, Chicago y Denver en protesta por lo que han descrito como un fracaso del gobierno federal a la hora de gestionar la creciente crisis migratoria y asegurar la frontera sur.

Antes de los vuelos, DeSantis habló públicamente de sus planes de involucrar a Florida en el desvío de migrantes de la frontera sur como una forma de maximizar la acidez estomacal de los líderes demócratas. En agosto de 2022, DeSantis dejó saber que Florida podría ayudar a trasladar a los migrantes desde la frontera entre Estados Unidos y México, pero no desde su estado.

publicidad

CNN contactó con Vertol Systems y un abogado que los representa, pero no ha recibido respuesta.

Si bien la jueza de distrito Allison Burroughs dictaminó la semana pasada que los migrantes pueden proceder con la mayor parte de sus demandas contra Vertol Systems, desestimó las demandas contra DeSantis y los otros funcionarios nombrados en la demanda debido a problemas jurisdiccionales.

Burroughs dijo que lo hizo “sin perjuicio”, dejando a los demandantes y su equipo legal la opción de volver a presentar sus demandas en otro tribunal mientras el caso continúa.

“Como siempre hemos dicho, los vuelos se llevaron a cabo legalmente y fueron autorizados por la Legislatura de Florida”, dijo la oficina de DeSantis a CNN en un comunicado el martes, señalando que la orden de la jueza desestimó al estado como demandado. “Esperamos con interés el próximo vuelo de reubicación de inmigrantes ilegales de Florida, y nos complace llamar la atención nacional sobre la crisis en la frontera sur”.

Los migrantes firmaron formularios de consentimiento antes del vuelo, se les dio un mapa de Martha’s Vineyard y no fueron engañados, dijo DeSantis en septiembre de 2022.

Tras unos días de incertidumbre cuando los migrantes llegaron a Martha’s Vineyard, fueron trasladados en transbordador y autobús a un alojamiento temporal en la Base Conjunta de Cape Cod, donde fueron “alojados en espacios de estilo dormitorio… con espacios separados para alojar tanto a individuos como a familias”, dijo entonces la oficina del entonces gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, en un comunicado de prensa. Los migrantes tenían acceso a servicios jurídicos, atención sanitaria, alimentos, kits de higiene y asesoramiento en situaciones de crisis.

No está claro dónde están los migrantes en este momento. CNN se puso en contacto con Iván Espinoza-Madrigal, director ejecutivo de Lawyers for Civil Rights y abogado que representa a los inmigrantes, quien remitió al comunicado de la organización.

El secretario del Departamento de Transporte de Florida (DOT, por sus siglas en inglés), Jared Perdue, nombrado en la demanda por su papel en “la solicitud de presupuestos, la selección de proveedores y la negociación de contratos para transportar inmigrantes a Massachusetts”, había “aprobado el pago con cargo a los US$ 12 millones de fondos asignados al DOT de Florida”, alegan los demandantes. El juez desestimó las demandas contra Perdue.

“Como hemos sostenido durante todo el proceso, el FDOT siguió la ley”, dijo un portavoz a CNN. “Estamos orgullosos de estar con el gobernador DeSantis mientras trabaja para llamar la atención sobre la crisis en la frontera sur”.

Florida ha pagado a Vertol Systems más de US$ 2,3 millones desde 2022 como parte del programa estatal para reubicar a los migrantes, según los registros presupuestarios revisados por CNN.

“El fallo favorable es una gran victoria en el caso de Martha’s Vineyard, y envía un mensaje crucial: las empresas privadas pueden y serán responsabilizadas por ayudar a los actores estatales deshonestos a violar los derechos de los inmigrantes vulnerables a través de esquemas ilegales y fraudulentos”, dijo Lawyers for Civil Rights de Boston, la representación legal de los migrantes, en una declaración en línea sobre el fallo.

Los demandantes alegan que el gobierno de DeSantis contrató a un camarógrafo para grabar su llegada a Martha’s Vineyard, según la demanda. Aparte del camarógrafo y los conductores del autobús, nadie en Martha’s Vineyard o en Massachusetts tuvo ningún aviso previo de la llegada de los demandantes, según la demanda.

“Tratar a personas vulnerables como los demandantes de esta manera, tal y como se alega y se acepta como cierto a efectos de la moción de desestimación… es poco menos que extremo, indignante, incivilizado, intolerable y asombroso”, afirma el tribunal en la sentencia.

A pesar de las llegadas sin previo aviso, los residentes y activistas de Martha’s Vineyard trabajaron rápidamente para ayudar a los que quedaron atrapados en el punto de mira como peones políticos en la actual crisis migratoria de la nación, proporcionándoles un lugar donde dormir, alimentos, una zona de juegos para los niños y acceso a la atención sanitaria.

“Nos mantendremos firmes en nuestra lucha por la dignidad y la justicia para todos los migrantes que están siendo deshumanizados”, afirmó Alianza Américas en una declaración en línea.

En cuanto a los próximos pasos, “los migrantes buscarán descubrimiento jurisdiccional para continuar haciendo valer las reclamaciones contra DeSantis y otros perpetradores de conspiración, incluidos todos los acusados estatales que han sido desestimados por el momento”, dijo Lawyers for Civil Rights de sus clientes en una declaración en línea.

— Paul P. Murphy, Ray Sanchez y Rebekah Riess de CNN contribuyeron con este reportaje.

Leave A Reply

Your email address will not be published.