Nueva Zelandia se une al Reino Unido y a Estados Unidos en acusar a China de hackeos y espionaje mientras crece la presión coordinada sobre Beijing

25

(CNN) — Nueva Zelandia se unió a Estados Unidos y al Reino Unido en acusar a China de lanzar ataques cibernéticos “maliciosos” a través de hackers respaldados por el Estado, mientras Beijing enfrenta un creciente escrutinio en un año electoral de gran importancia para las democracias en todo el mundo.

Hackers vinculados al Gobierno chino atacaron al Parlamento de Nueva Zelandia en 2021, dijo este martes la Ministra de Seguridad, Judith Collins, marcando la primera vez que el país ha atribuido públicamente ciberataques a sus sistemas gubernamentales a China.

La acusación llega un día después de que Estados Unidos y el Reino Unido anunciaron un conjunto de cargos criminales y sanciones contra siete hackers chinos por presuntamente llevar a cabo ataques extensos en nombre de la agencia de inteligencia civil de China.

La campaña de años de duración presuntamente apuntó a funcionarios estadounidenses, senadores, periodistas y empresas, incluidos contratistas del Pentágono, así como parlamentarios británicos, la autoridad electoral del Reino Unido y miembros del Parlamento Europeo, afectando a millones de personas.

Brooklyn Tech Support

La embajada china en Londres desestimó las afirmaciones como “completamente infundadas” y “difamación maliciosa”, calificando las sanciones de “manipulación política flagrante”.

publicidad

“China es una víctima importante de los ciberataques. Hemos luchado firmemente y detenido todo tipo de actividades cibernéticas maliciosas de acuerdo con la ley, y nunca hemos alentado, respaldado o tolerado ciberataques”, dijo la embajada, reiterando la postura de Beijing sobre el asunto.

Pero la acusación de un tercer miembro de la llamada alianza de los Cinco Ojos muestra que las democracias occidentales clave están tomando una postura más concertada y coordinada contra lo que consideran niveles inaceptables de piratería y espionaje por parte de Beijing.

Las autoridades de ciberseguridad de Nueva Zelandia “completaron una sólida evaluación técnica después de una violación de la Oficina del Consejo Parlamentario y el Servicio Parlamentario en 2021, y han atribuido esta actividad a un grupo patrocinado por el Estado chino conocido como APT40”, dijo Collins en un comunicado.

“Afortunadamente, en este caso, (las autoridades) trabajaron con las organizaciones afectadas para contener la actividad y eliminar al actor poco después de que pudieron acceder a la red”.

Collins dijo a los periodistas este martes que Nueva Zelandia no seguiría a Estados Unidos y al Reino Unido imponiendo sanciones contra China ya que no tiene una ley que permita tales penalizaciones.

Wellington ha transmitido sus preocupaciones al embajador de China, Wang Xiaolong, dijo este martes el ministro de Relaciones Exteriores, Winston Peters.

“La interferencia extranjera de esta naturaleza es inaceptable, y hemos instado a China a abstenerse de tales actividades en el futuro”, dijo Peters en un comunicado.

Australia y la Unión Europea también expresaron solidaridad con el Reino Unido y manifestaron preocupaciones sobre las presuntas actividades cibernéticas maliciosas de China.

“El continuo objetivo de instituciones y procesos democráticos tiene implicaciones para sociedades democráticas y abiertas como Australia. Este comportamiento es inaceptable y debe detenerse”, dijeron en un comunicado conjunto la ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Penny Wong, y la ministra de Asuntos Internos, Clare O’Neil.

Los hackers chinos también presuntamente atacaron las cuentas de correo electrónico de miembros de la Alianza Interparlamentaria sobre China, un grupo internacional de legisladores de diferentes partidos políticos, incluidos todos los miembros de la Unión Europea en el grupo, según el acta de acusación de Estados Unidos. El grupo cuenta con 19 miembros del Parlamento Europeo.

Sin mencionar a China, la Unión Europea dijo que continuaría monitoreando y abordando actividades cibernéticas maliciosas y estaría lista para tomar medidas adicionales cuando sea necesario.

“Antes de las elecciones europeas y nacionales, estamos brindando recomendaciones y orientación a organizaciones del sector público y privado en la Unión Europea para crear conciencia sobre estas amenazas cibernéticas y mejorar la resiliencia cibernética de la Unión Europea”, dijo en un comunicado.

Canadá también hizo públicas el año pasado acusaciones de que China intentó interferir en sus elecciones de 2019 y 2021 y que los diplomáticos chinos intentaron presionar a un legislador crítico de Beijing. Las autoridades chinas negaron las acusaciones, calificándolas de “totalmente infundadas”.

— Wayne Chang y Hilary Whiteman de CNN contribuyeron a esta historia.

Leave A Reply

Your email address will not be published.