Denuncia penal contra Estela de Carlotto

25

El domingo, en el marco de la multitudinaria movilización para conmemorar el 48º aniversario del Golpe de Estado y después de que el Gobierno difundiera un video que, entre otros conceptos, ponía en duda la cifra de 30.000 desaparecidos y equiparaba los crímenes militares con la violencia guerrillera, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, reclamó que el presidente, Javier Milei, “cambie o se vaya rápido”. Esa advertencia fue motivo suficiente para que ayer, el fiscal ante los tribunales orales federales de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigiani, denunciara penalmente a Carlotto.

Pettigiani interpretó que las declaraciones de la titular de Abuelas son “una incitación a la acción violenta, incompatible con la Constitución Nacional, y que resulta castigada por el Código Penal” y apuntó que “la discusión pública debe darse dentro de los límites que plantea nuestra Constitución y no mediante expresiones violentas y antidemocráticas”.

Para el fiscal, “el llamado a que el Presidente de la Nación ´se vaya rápido´ constituye una incitación a despojarlo de su cargo mediante el uso de la fuerza, pues esta constituye la única forma en que dicha amenaza se puede concretar. Tales aseveraciones, en el lugar y contexto en que fueron vertidas, constituirían la amenaza de rebelión”.

E insiste en que “el desborde de la discusión democrática se verifica con el llamado que hace Carlotto a una acción rápida para que el Presidente se vaya, pues ello, claramente, no representa un llamado a utilizar los resortes constitucionales, ya que supondría un camino incompatible con la rapidez y la violencia reclamada, sino que invita a hacerlo por la fuerza”.

Los delitos citados por el fiscal ante la Justicia Federal de Mar del Plata encuadran en el capítulo del Código Penal referidos a “atentados al orden constitucional y a la vida democrática” y tienen una escala penal que va desde uno a 15 años de prisión.

Brooklyn Tech Support

“El artículo 226 bis penaliza la amenaza de rebelión, esto es, a quien amenazare pública e idóneamente con la comisión de algunas de las conductas previstas en el artículo 226, en el caso, deponer al Poder Ejecutivo Nacional. Recordemos que el 226 penaliza el alzamiento en armas contra la Constitución o alguno de los poderes públicos del Gobierno Nacional”, explica la denuncia y recuerda que las declaraciones aludidas “se vieron precedidas por la quema, en la ciudad de La Plata, de un muñeco que representaba al presidente Milei, lo que marcaba el contexto de violencia en el que se desarrollaron los hechos”.

Los dichos de Estela de Carlotto cosecharon además el repudio del Gobierno. En su habitual conferencia de prensa, el vocero presidencial, Manuel Adorni, aseguró: “Nos dio mucha pena escuchar que alguien diga, ´cambia o tiene que irse´”.

Sin mencionar a la presidenta de Abuelas, cuestionó: “Se supone que estas personas estuvieron en la Plaza de Mayo porque el Golpe militar y lo que han sufrido en aquél proceso los hizo estar ahí. Entonces, querer voltear a un gobierno democrático llama la atención por lo incompatible entre lo que vivieron y lo que desean ahora”.

De todos modos, aclaró: “Entendemos que el golpismo es una porción absolutamente minoritaria de la sociedad, hay que prestarle poca atención y que el ruido que quieren hacer no se escuche”.

Para Adorni, “que alguien tenga el deseo de terminar con el Gobierno causa mucha pena, pero no creo que tenga que ver con lo que pueda suceder en el camino legislativo o con el Pacto de Mayo. Nada tiene que ver una cosa con la otra”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.