¿Quiénes son los sospechosos del ataque en Moscú que comparecieron (golpeados) ante el tribunal?

13

(CNN) — Los cuatro hombres sospechosos de llevar a cabo un brutal ataque en una sala de conciertos de Moscú que mató al menos a 137 personas comparecieron ante el tribunal acusados de terrorismo, mientras el Kremlin defendió sus servicios de seguridad criticados por no impedir la masacre.

Tres de los sospechosos estaban encorvados cuando los condujeron a la sala del tribunal de Moscú a última hora de la noche del domingo, mientras que el cuarto estaba en una silla de ruedas y parecía inconsciente.

Los sospechosos, que son de la ex república soviética de Tayikistán pero trabajaron en Rusia con visas temporales o vencidas, fueron identificados por el Tribunal Municipal de Moscú como Dalerdzhon Mirzoyev, Saidakrami Rachabalizoda, Shamsidin Fariduni y Mukhammadsobir Faizov. Se enfrentan a una pena máxima de cadena perpetua.

Se les acusa de irrumpir en Crocus City Hall en un suburbio de Moscú el viernes, disparando a civiles a quemarropa antes de prender fuego al edificio, causando el colapso del techo mientras los asistentes al concierto todavía estaban dentro.

Brooklyn Tech Support

ISIS se atribuyó la responsabilidad de la masacre y publicó imágenes gráficas que muestran el incidente, pero el Kremlin ha alegado, sin pruebas, que los perpetradores planeaban huir a Ucrania. Kyiv ha negado vehementemente su participación y calificó de “absurdas” las afirmaciones del Kremlin.

publicidad

Quién es son los sospechosos del ataque cerca de Moscú

El primer sospechoso acusado, Mirzoyev, tenía un ojo morado, hematomas en la cara y una bolsa de plástico enrollada alrededor del cuello. Mirzoyev, de 32 años, tenía un permiso de residencia temporal durante tres meses en la ciudad siberiana de Novosibirsk, pero había caducado, informó el medio estatal ruso RIA Novosti.

Rachabalizoda, nacido en 1994, dijo al tribunal a través de un intérprete que tiene documentos de registro rusos pero que no recordaba dónde están.

El tercer acusado, Fariduni, nacido en 1998, trabajaba en una fábrica de la ciudad industrial de Podolsk y estaba registrado en Krasnogorsk, ambos cerca de Moscú.

Los tres hombres se declararon culpables de los cargos de terrorismo, informaron los medios rusos. No estaba claro cómo se declaró el cuarto hombre, Faizov, nacido en 2004. Fue fotografiado tirado inerte en una silla de ruedas dentro de una jaula de cristal.

Mukhammadsobir Faizov, sospechoso del ataque a tiros, apareció inconsciente ante el tribunal el domingo. (Shamil Zhumatov/Reuters)

Los hombres parecían golpeados y heridos cuando los llevaron a la sala del tribunal. En las redes sociales rusas circularon ampliamente víideos de ellos siendo golpeados mientras estaban detenidos e interrogados. Los cuatro se encuentran en prisión preventiva hasta mayo, dijo el tribunal.

CNN preguntó al Kremlin sobre los “signos visibles de violencia” cometidos contra los sospechosos, pero el portavoz Dmitry Peskov se negó a hacer comentarios.
El lunes, tres días después del ataque, los rescatistas todavía buscaban entre las ruinas de la sala de conciertos derrumbada y trataban de limpiar los escombros. El Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia dijo que más de 300 “especialistas” estaban trabajando en el lugar.

Video muestra el lugar del tiroteo en sala de conciertos cerca de Moscú 2:04

ISIS se atribuyó el ataque, hay indignación en Rusia y Putin apunta a Ucrania

El ataque, el más mortífero en suelo ruso en casi dos décadas, fue recibido con indignación e incredulidad en Rusia, lo que llevó llamados a imponer los castigos más severos.

Mientras el techo de la sala de conciertos todavía ardía, ISIS se atribuyó la responsabilidad del ataque y compartió un video tomado por los hombres mientras irrumpían en el edificio, donde miles de rusos habían llegado para ver al grupo de rock Picnic.

CNN ha geolocalizado el video de 90 segundos en la sala de conciertos, donde se pueden ver cuerpos y sangre en el suelo mientras el fuego arde arriba. El video también muestra a uno de los atacantes degollando a un hombre que yacía boca arriba, y termina con los cuatro atacantes caminando dentro del edificio con humo elevándose a lo lejos.

Los bomberos responden al incendio del sitio de eventos Crocus el 22 de marzo. (Maxim Shemetov/Reuters)

A pesar de que ISIS parece proporcionar evidencia de que sus combatientes habían llevado a cabo el ataque, el presidente ruso Vladimir Putin ha querido señalar con el dedo a otra parte.

En su único discurso nacional desde el ataque —más de 19 horas después de que comenzara— Putin afirmó el sábado que se había preparado una “ventana” para que los atacantes escaparan a Ucrania. No proporcionó pruebas.

Otros altos funcionarios han tratado de culpar a Ucrania por el ataque. La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zakharova, dijo: “Ahora sabemos en qué país planeaban esconderse estos malditos bastardos de la persecución: Ucrania”.

Ucrania ha negado vehementemente cualquier participación y calificó las acusaciones como una “provocación planificada por el Kremlin para alimentar aún más la histeria antiucraniana en la sociedad rusa” y movilizar aún más a los ciudadanos rusos para que participen en la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

A pesar de que las relaciones entre Washington y Moscú se encuentran en un momento de mínimos históricos, Estados Unidos advirtió a Rusia que militantes de ISIS estaban planeando realizar un ataque en el país. La embajada de Estados Unidos en Moscú dijo a principios de este mes que estaba “siguiendo informes de que los extremistas tienen planes inminentes de atacar grandes eventos en Moscú”, incluidos conciertos.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Adrienna Watson, dijo que Estados Unidos había compartido esta información con las autoridades rusas bajo la política de “deber de advertir”. Estados Unidos también advirtió a los ciudadanos estadounidenses que evitaran lugares como teatros y salas de conciertos.

Pero en un discurso pronunciado el martes (apenas unos días antes del ataque), Putin desestimó las advertencias estadounidenses calificándolas de “provocativas”, diciendo que “estas acciones se parecen a un chantaje absoluto y a la intención de intimidar y desestabilizar nuestra sociedad”.

Al responder a las preguntas de los periodistas el lunes, Peskov se negó a comentar si Moscú había recibido advertencias de Washington y defendió el “trabajo incansable” de los servicios de inteligencia rusos.

Un equipo de CNN en Moscú habló con los dolientes que habían acudido a depositar flores para las víctimas del ataque del viernes.

Alexander Matveev, de 37 años, dijo a CNN que los rusos se sienten inseguros y preocupados de que pueda ocurrir otro ataque. Dijo que consideraba plausible la sugerencia de Putin de que Ucrania estaba involucrada.

“Dijo que estaban tratando de escapar a Ucrania. Esto tiene sentido. Simplemente encontraron unos imbéciles que estaban ansiosos por ganar dinero”, dijo Matveev.

Balas y fuego en el ataque terrorista en Moscú 4:08

Redes sociales rusos muestran aparentes torturas a sospechosos de Crocus City

En las redes sociales rusas han aparecido videos e imágenes fijas que parecen mostrar el violento interrogatorio de varios de los hombres que presuntamente participaron en el mortal ataque terrorista en una sala de conciertos en las afueras de Moscú el viernes.

Un video parece mostrar a uno de los sospechosos, Saidakrami Rachabalizoda, retenido en el suelo mientras un interrogador vestido de camuflaje le corta parte de la oreja. Rachabalizoda compareció más tarde ante el tribunal con una oreja fuertemente vendada.

The Gray Zone, un canal de Telegram pro-Kremlin, publicó una fotografía que afirma mostrar la electrocución de uno de los sospechosos detenidos.

La publicación dice que los interrogadores conectan los cables de un teléfono de campaña TA-57 a un prisionero para aplicarle una descarga eléctrica. La foto está borrosa pero muestra que al detenido le han bajado los pantalones.

Margarita Simonyan, editora en jefe de la red de propaganda estatal rusa RT, publicó un video que parece mostrar el interrogatorio de otro sospechoso, Shamsidin Fariduni, a quien se le muestra tartamudeando y temblando mientras los interrogadores lo interrogan fuera de cámara. Posteriormente, Fariduni compareció ante el tribunal con la cara magullada.

Por otra parte, en una publicación en X, Simonyan publicó un video de un sospechoso esposado siendo llevado ante el tribunal mientras estaba inclinado por agentes de seguridad y un video de Rachabalizoda en el tribunal con una oreja vendada.

“Nunca esperé esto de mí mismo, pero cuando veo cómo los llevan al tribunal inclinados e incluso esta oreja [cortada], no siento más que placer”.

CNN preguntó al Kremlin sobre los “signos visibles de violencia” cometidos contra los sospechosos, pero el portavoz Dmitry Peskov declinó hacer comentarios.

Con información de Nathan Hodge de CNN

Leave A Reply

Your email address will not be published.