La famosa Sagrada Familia de Barcelona quedará terminada finalmente en 2026

11

(CNN) — La Sagrada Familia de Barcelona quedará terminada en 2026, más de 140 años después del inicio de su construcción, según confirmaron funcionarios implicados en el proyecto.

La construcción de la última de las seis torres marcará la finalización de la estructura de la basílica, según anunció la semana pasada la organización responsable de la gestión del recinto.

“Se prevé que la capilla de la Asunción esté terminada en 2025 y la torre de Jesucristo, en 2026”, dijo la Sagrada Familia en un comunicado en el que anunciaba la publicación de su informe anual 2023.

La torre de Jesucristo medirá 172,5 metros de altura y estará rematada por una cruz de cuatro brazos de 17 metros de altura, según la catedral.

Brooklyn Tech Support

El interior de la Sagrada Familia durante una misa para consagrar la catedral en noviembre de 2010. (Crédito: Christophe Simon/AFP/Getty Images)

Cuando esté terminada, la Sagrada Familia se convertirá en la iglesia más alta del mundo, superando a la catedral de Ulm (Alemania).

publicidad

La construcción comenzó en 1882, según un diseño encabezado por el célebre arquitecto catalán Antoni Gaudí, que decidió que la monumental estructura tendría 18 enormes torres, cada una de las cuales simbolizaría una figura bíblica diferente: los 12 apóstoles, los cuatro evangelistas, la Virgen María y Jesús.

Cuando Gaudí murió en 1926, se calculaba que solo se había construido entre el 10% y el 15% del proyecto, incluidos un crucero, una cripta y parte del muro del ábside.

La Sagrada Familia fotografiada en 1940. (Crédito: Hulton Archive/Getty Images)

La construcción, ya de por sí lenta, se vio interrumpida a finales de la década de 1930 por la Guerra Civil española, cuando la mayoría de los diseños y maquetas de Gaudí —cuya tumba se encuentra bajo la catedral— fueron destruidos.

Los diseños actuales se basan en materiales que sobrevivieron y otros reconstruidos, así como en adaptaciones reimaginadas del original.

En 1984, el edificio fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y fue consagrado por el papa Benedicto XVI para el culto religioso en 2010.

La construcción de la iglesia se llevó a cabo ilegalmente durante 137 años, hasta 2019, cuando el ayuntamiento de Barcelona concedió finalmente un permiso de construcción. Las autoridades descubrieron recién en 2016 la “anomalía” de que nunca se había concedido el permiso de obras.

Leave A Reply

Your email address will not be published.