¿Qué son y cómo funcionarán los vouchers educativos que anunció el Gobierno argentino?

11

(CNN Español) — El gobierno de Argentina oficializó este jueves el Programa de asistencia “Vouchers Educativos”, que subsidia el acceso a la educación privada para algunos sectores de la población.

La implementación del proyecto estará a cargo de del Ministerio de Capital Humano a través de su Secretaría de Educación.

El beneficio consiste en un sistema de asistencia financiera para las familias de estudiantes de nivel inicial, primario y secundario. Podrán acceder quienes acudan a instituciones de gestión privada que reciban una subvención estatal que cubra al menos el 75% los gastos necesarios para el funcionamiento de la escuela, y cuyas cuotas mensuales no superen los 54.396 pesos (US$ 53 al tipo de cambio en el mercado paralelo. Si la escuela cobra un arancel mayor a cada estudiante, sus alumnos quedan excluidos del beneficio.

Las personas que se beneficien de estos vouchers recibirán el 50% del valor de la cuota por jornada simple, es decir, de un único turno, con un tope de 27.198 pesos (US$ 26) por estudiante para los meses de mayo, junio y julio. Las actividades extraprogramáticas no reciben el beneficio.

Brooklyn Tech Support

El secretario de Educación, Carlos Torrendell, defendió esta medida en una entrevista con CNN Radio Argentina y aseguró que “el 30% de los chicos que asisten a las escuelas de gestión privada están dentro de sectores que se consideran pobres”. El gobierno no dijo qué costo tendrá este programa, que comienza en abril y continúa hasta julio.

Para acceder al programa, el ingreso familiar debe ser menor a la suma de siete veces el salario mínimo, hoy fijado en 202.800 pesos (US$ 196). Es decir, los ingresos de la familia deben ser menores a 1.419.600 pesos (US$ 1.378). Los aspirantes deben inscribirse en un formulario que estará disponible desde el 3 hasta el 30 de abril en el sitio http://www.argentina.gob.ar.

publicidad

Desde la Secretaría de Educación estiman que cerca de 2 millones de estudiantes de más de 6.000 escuelas podrían recibir este apoyo, lo que según el propio secretario favorece a “la clase media, media baja y baja”.

Perpetuo Lentijo, secretario general de la Confederación Argentina de Instituciones Educativas Privadas (Caiep), dijo a CNN que en el país hay aproximadamente 12.000 instituciones educativas privadas en Argentina, la mitad de las cuales se encuentran en la provincia de Buenos Aires y Capital Federal. El 70% de esas instituciones reciben subsidio estatal, que se destinan a pagar entre el 40% y el 100% de los salarios del personal. Mientras esos aportes van a las escuelas, los vouchers irán directamente a las familias.

Durante la campaña presidencial, el ahora presidente Javier Milei defendió en varias ocasiones el financiamiento de la educación a través de vouchers. Sin embargo, en ese entonces, lo proponía como una nueva forma de financiamiento en reemplazo de la educación pública.

“Todas las instituciones están aranceladas, pero vos tenés plata para ir a la que vos quieras, y eso las obliga a competir, y aquellas que tengan malos contenidos, malos profesores, terminarán quebrando”, explicaba el entonces candidato.

Ante ese antecedente, Torrendell diferenció el actual programa de la propuesta de Milei: “Un sistema de vouchers en general implica que todo el presupuesto educativo se distribuye por la demanda, y eso no es lo que está pasando acá, pero sí análogamente es un financiamiento parcial a la demanda”.

En el Boletín Oficial, el gobierno confirmó que la financiación de este programa saldrá de fondos del Tesoro Nacional, pero no incluyó allí detalles de cómo esta innovación política afecta la financiación de la educación pública. El antecedente más cercano en esta área fue la suspensión en febrero del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid), que suplementaba el pago de los salarios del sector educativo en distintas jurisdicciones, incluyendo los del sector privado. El gobierno ha congelado el presupuesto en educación, una medida que rechazada por distintos sectores de ese sector, en especial de las universidades públicas.

Entre las primeras reacciones a este anunció estuvo la del gremio docente CTERA (Confederación de Trabajadores de la Educación), que fue contundente en su rechazo a través de un comunicado: “El voucher educativo es la estrategia elegida por Milei para avanzar en la privatización de la educación pública”.

Por su parte, el senador Martín Lousteau, que además es presidente nacional su partido, la Unión Cívica Radical, también se mostró crítico con la medida a través de la red social X. “¿Así piensan resolver la tragedia educativa argentina? Al final, cambiamos un Estado que funcionaba mal por otro que funciona aún peor”, se lee al final de su publicación.

Finalmente, quien también se pronunció en contra del programa fue Alberto Sileoni, director de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires y ministro de Educación durante la segunda presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. En una entrevista con Radio 10 aseguró que “toda ayuda al bolsillo de las familias, en este caso de la clase media, sirve”, pero añadió que “en un contexto de desinversión, de agresión, de quita de salarios y derechos a los trabajadores no es bienvenido”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.