Inseguridad alimentaria aguda impacta a 5 millones de haitianos

198

imagen

Naciones Unidas, 23 mar.- Casi cinco millones de personas enfrentan crisis o niveles peores de inseguridad alimentaria aguda en Haití mientras los desplazamientos y la falta de ayuda agravan la situación en la capital, advirtió hoy un informe de la ONU.

El más reciente análisis de la Clasificación Integrada de Fases de Seguridad Alimentaria (IPC) asegura que la situación empeora en el país, donde más de 1,6 millones de personas enfrentan niveles de «emergencia» de hambre.

De acuerdo con el estudio respaldado por Naciones Unidas, las zonas más gravemente afectadas se encuentran en el valle de Artibonite, el granero del país, donde grupos armados se han apoderado de tierras agrícolas y han robado cosechas.

En medio del estado de la violencia, agrega el informe, la nación enfrenta niveles de hambre sin precedentes.

Brooklyn Tech Support

El aumento del hambre está alimentando la crisis de seguridad que destroza al país, aseguró a propósito de la publicación el director del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en la nación, Jean-Martin Bauer, al pedir medidas urgentes.

«Esperar a responder a gran escala no es una opción», agregó el representante.

Según el informe, 4,97 millones de personas enfrentan crisis o niveles peores de inseguridad alimentaria aguda, establecida como la fase tres o más de la clasificación de CIF.

El departamento Oeste, las zonas rurales de Grand’Anse en el sur y varios barrios pobres de la capital, incluidos Croix des Bouquets y Cité Soleil, también causan preocupación por concentrar niveles de hambre catastrófica o en la fase cinco de la clasificación desde finales de 2022.

El director del PMA aseguró que el organismo mantendrá su apoyo esencial a los haitianos a pesar de las dificultades reales sobre el terreno.

«Trabajamos con ONG locales y organizaciones agrícolas dando prioridad a las compras locales. Esto significa que podemos acortar nuestra cadena de suministro y somos menos vulnerables a los conflictos y los bloqueos de carreteras, al mismo tiempo que impulsamos la economía local», añadió Bauer.
De acuerdo con cifras de la ONU, las pérdidas de empleos e ingresos ya afectaron a dos tercios de las familias en todo el país durante la última ola de violencia desatada marzo, mientras que la inseguridad eleva los ya altos precios de los combustibles y los alimentos.

Entre agosto de 2023 y febrero de 2024, el costo de la canasta de alimentos aumentó un 22 por ciento, por lo que millones de haitianos dejaron de acceder a todos sus productos.

of-am

Leave A Reply

Your email address will not be published.