Hamás anuncia la muerte de un rehén israelí por falta de alimentos y medicinas

10

En el enclave continúan unos 130 cautivos a manos de Hamás / Foto: El Siglo

El grupo islamista palestino Hamás anunció este sábado, por su canal de Telegram Abu Obeida, portavoz de las Brigadas al Qasam, la muerte de un rehén israelí supuestamente por falta de alimentos y medicinas, y advirtió de que otros secuestrados están enfermos y requieren tratamiento.

“Anteriormente habíamos advertido que los prisioneros del enemigo padecen las mismas condiciones que sufre nuestro pueblo, de hambre y privaciones, por la falta de alimentos y medicinas”, indicó el portavoz.

De los 253 secuestrados por Hamás el 7 de octubre, quedan en el enclave 130 cautivos, una treintena de ellos muertos -más de 70 confirmados según Hamás-; mientras que hay otros cuatro rehenes desde hace años, de ellos dos muertos.

Desde que comenzó la guerra, Israel y Hamás solo lograron un acuerdo de tregua de una semana a finales de noviembre, que permitió liberar a 105 rehenes a cambio de 240 prisioneros palestinos.

Además, cuatro rehenes fueron liberados por Hamás en octubre; tres rescatados por el Ejército -dos de ellos hace unas semanas en una exitosa operación en Rafah-; mientras que se han recuperado los cuerpos de once rehenes, tres de los cuales mataron por error las tropas israelíes.

Unos 600 familiares de 81 rehenes que siguen retenidos por las milicias islamistas dentro de la Franja de Gaza firmaron una carta dirigida al presidente estadounidense, Joe Biden, en la que expresan su frustración con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sobre su gestión de las negociaciones para su liberación.

No obstante, delegaciones de Israel y Hamás están de nuevo en Doha para participar en negociaciones indirectas -mediadas por Catar, Egipto y EEUU- sobre un nuevo marco de acuerdo que permita una tregua de al menos seis semanas y el canje de unos 40 rehenes por 400 prisioneros palestinos.

Jerusalén / EFE

Leave A Reply

Your email address will not be published.