El éxito de Netflix ‘3 body problem’ divide la opinión en China

9

(CNN) — Una adaptación de Netflix de la popular novela de ciencia ficción china “3 body problem” divide opiniones en China y provoca ira nacionalista en línea por escenas que representan un período violento y tumultuoso en la historia moderna del país.

Las reacciones han sido mixtas en las redes sociales chinas desde el estreno el jueves de la serie en inglés de ocho capítulos “3 Body Problem”, basada en la novela ganadora del Premio Hugo de Liu Cixin, el autor de ciencia ficción más célebre del país.

Netflix no está disponible en China, pero los espectadores pueden ver su contenido utilizando redes privadas virtuales (VPN) para evitar estrictas restricciones geográficas, o consumiendo versiones pirateadas.

Una escena inicial de “El problema de los 3 cuerpos” de Netflix muestra una sesión de lucha maoísta durante la Revolución Cultural de China. netflix

La novela de Liu, parte de una trilogía, es una de las exportaciones culturales de mayor éxito de China en los últimos años y cuenta con legiones de admiradores en todo el mundo, incluido el expresidente de EE.UU. Barack Obama.

Entre los usuarios de Internet más patrióticos del país, las discusiones sobre la adaptación se tornaron políticas, y algunos acusaron a la producción estadounidense de gran presupuesto de hacer quedar mal a China.

publicidad

El espectáculo comienza con una escena desgarradora que representa la Revolución Cultural de Mao Zedong, que consumió a China en un derramamiento de sangre y caos durante una década a partir de 1966. En el campus de la prestigiosa Universidad Tsinghua de Beijing, un profesor de física es brutalmente asesinado a golpes en el escenario por sus propios estudiantes y denunciado por su colega y esposa, mientras su hija Ye Wenjie (interpretada por Zine Tseng) observa horrorizada.

Este tipo de “sesiones de lucha” fueron frecuentes durante el período de agitación que duró una década, en el que los “enemigos de clase” fueron humillados, golpeados y torturados públicamente por los frenéticos Guardias Rojos de Mao.

Pero algunos comentaristas en línea acusaron a los productores del programa de “hacer una bandeja entera de dumplings solo por un poco de salsa de vinagre”, un dicho popular usado para describir un motivo oculto; en este caso, argumentaron, hacer una serie de televisión entera solo para pintar una mala imagen de China.

“¡Netflix no entiendes ‘El problema de los tres cuerpos’ ni a Ye Wenjie en absoluto!”, se lee en un comentario en la plataforma de redes sociales Weibo. “¡Tú solo entiendes lo políticamente correcto!”

Otros salieron en defensa del programa, diciendo que la escena sigue de cerca las representaciones del libro y es una recreación veraz de la historia.

“La historia es mucho más absurda que una serie de televisión, pero ustedes fingen no verla”, se lee en un comentario en Douban, un sitio popular para reseñas de películas, libros y música.

El autor Liu dijo en una entrevista con el New York Times en 2019 que originalmente quería abrir el libro con escenas de la Revolución Cultural de Mao, pero a su editor chino le preocupaba que nunca lograran superar la censura del gobierno y las enterró en medio de la narrativo.

La versión en inglés del libro, traducida por Ken Liu, situó las escenas al principio de la novela, con la bendición del autor.

La desilusión de Ye Wenjie con la Revolución Cultural resulta más tarde fundamental en la trama del thriller de ciencia ficción, que salta entre el pasado y el presente.

“3 body problem” fue adaptada para Netflix por los cocreadores de “Game of Thrones”, David Benioff y D.B. Weiss y el productor estadounidense Alexander Woo.

Varios otros aspectos del programa, desde el reparto y los efectos visuales hasta los cambios radicales en el escenario y los personajes originales de la historia, también atrajeron la ira de los usuarios chinos de las redes sociales. Muchos lo compararon con una adaptación televisiva china lanzada el año pasado: una versión mucho más larga y cercana al libro que tuvo 30 episodios y fue altamente calificada en las plataformas de reseñas chinas.

La adaptación de Netflix contó con un elenco internacional y situó gran parte de la acción en el Londres actual, lo que hizo que la historia fuera mucho menos china.

Algunos espectadores chinos criticaron la alteración, diciendo que interpretaba una trama que glorifica a Occidente por salvar a la humanidad de un desastre provocado por China hace décadas.

Pero no todos han elegido bando.

“¿Por qué algunas personas siempre necesitan convertir un producto cultural en enemigo?”, dijo un usuario en Weibo. “Nuestra versión puede ser buena, la de ellos también puede ser excelente. ¿Por qué siempre tenemos que pelear por eso?”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.