En la inclusión tecnológica, la unión hace la fuerza

49

Hay guardianes que trabajan por turnos y existen otros que están atentos de manera permanente a lo que suceda, 24 horas al día, 365 días al año. Estos últimos viven, para citar un caso concreto, en la zona del Magdalena Medio, cerca del municipio de Puerto Berrío, en donde protegen una zona de cerca de 70 kilómetros cuadrados de extensión, en la cual hay unas 4.000 especies de plantas y un millar que pertenecen al reino animal.

Como es de imaginar, semejante clase de guardianes no son personas de carne y hueso. Se trata de dispositivos instalados a unos 20 metros de altura, cada uno en la copa de un árbol. Movidos por energía solar y de fácil ensamblaje, su propósito es detectar ruidos extraños al ambiente usual de la zona, como motosierras, retroexcavadoras o camiones que anuncian la deforestación.

La combinación de conectividad con herramientas de inteligencia artificial permite identificar cualquier peligro de manera inmediata y reaccionar con rapidez a eventuales intentos de depredación. Los lugareños, conscientes de la importancia de proteger flora y fauna, apoyan con entusiasmo lo que se ha hecho.

El ejemplo citado nació por cuenta de una alianza entre la organización no gubernamental Rainforest Connection y Huawei, la multinacional china de telecomunicaciones. Esta última desarrolló la iniciativa ‘Tech4All’ que busca usar las herramientas tecnológicas en proyectos puntuales en los que se involucran entidades sin ánimo de lucro o empresas públicas y privadas para atender una necesidad o llenar un vacío específico.

Brooklyn Tech Support

A la fecha existen 16 proyectos en marcha

Son cuatro los pilares en los que labora el esquema: educación, medio ambiente, salud y desarrollo. “A la fecha existen 16 proyectos en marcha en distintos puntos del globo, incluyendo una decena en América Latina”, explica Joyce Liu, directora global de la estrategia HuaweiTech4All.

Aunque fue lanzado hace apenas cinco años, las experiencias vividas muestran el enorme campo de acción que existe y la manera en que se pueden lograr resultados con rapidez. En materia ambiental también se usan dispositivos de bioacústica off-line que graban durante muchas horas los sonidos de un lugar, los cuales acaban siendo analizados con instrumentos de inteligencia artificial y big data.

Gracias a ello, se puede hacer el seguimiento de especies de aves endémicas y migratorias como el paujil de pico azul en Colombia, el guacamayo lapa verde en Costa Rica o los mamíferos que deambulan por las áreas selváticas de Yucatán en México. “Así conocemos sus movimientos y hábitos, lo cual nos sirve para diseñar mejores campañas de protección”, agrega Liu.

A su vez, en Perú hay un énfasis en el entrenamiento de maestros para que puedan mejorar sus competencias digitales y enseñarles a alumnos que en más de una ocasión no tienen acceso permanente a un computador. El programa se ve complementado con aulas portátiles, que son contenedores adaptados como salones de clase y que van de población en población en el lomo de una tractomula.

Al otro lado del globo, en Paquistán, se han podido resolver las dificultades de comunicación de comunidades aisladas, sin acceso a la red, en donde sus pobladores pueden tener consultas con un médico de manera remota. “Las alternativas de lo que se puede hacer son muchísimas, pero lo importante es que varios actores puedan cooperar en torno a un mismo objetivo”, señala la ejecutiva de Huawei.

Ninguna persona debería estar excluida de las oportunidades que ofrece la revolución digital

“Esta es una iniciativa de largo plazo que forma parte de la convicción que tenemos en la compañía, en el sentido de que ninguna persona debería estar excluida de las oportunidades que ofrece la revolución digital, por lo cual la inclusión es parte esencial de nuestra misión”, afirma Liu. La ejecutiva aclara que la financiación de cada proyecto se analiza caso por caso y que en ocasiones se ha llegado a cuatro socios que aportan recursos y colaboran en torno a un mismo objetivo.

Con el desarrollo gradual que tendrá la cobertura de la tecnología 5G que aumenta en forma sustancial la velocidad de transmisión de datos por la red inalámbrica, surgirán esfuerzos adicionales dentro de las cuatro categorías ya definidas. Mejores comunicaciones y mayor capacidad de computación se traducirán en nuevas herramientas preventivas, de formación, de bienestar o de creación de oportunidades en favor de poblaciones apartadas.

Y hay un beneficio adicional. “Podemos compartir con facilidad las experiencias de lo que hemos hecho en diferentes sitios, lo cual viene con lecciones aprendidas que sirvan para mejorar la efectividad de los programas existentes y de los que vienen”, concluye Joyce Liu. 

Ricardo Ávila. 

Especial para EL TIEMPO

Lea más noticias…

Leave A Reply

Your email address will not be published.