Ladrones sin freno y otro nene en medio del terror

28
Ladrones sin freno y otro nene en medio del terror

DRAMÁTICO. EL NENE ES ABRAZADO POR SU ABUELA EN MEDIO DEL ROBO / EL DIA

En La Plata los vecinos y comerciantes viven con miedo a morir. Este temor se funda en al aumento de violencia y ensañamiento con la que actúan los delincuentes a la hora de perpetrar sus ataques. Tal como viene reflejando EL DIA, la problemática de la inseguridad en la Ciudad está al rojo vivo, situación sin perspectivas de arreglo a corto plazo, que genera enorme temor, y que lleva a que nadie pueda sentirse a resguardo de ese flagelo, ni siquiera en su propio hogar.

Ni hablar de los estremecedores episodios en el que muchas veces, hasta los nenes quedan cara a cara con la inseguridad. Sin ir muy lejos, y siendo uno de los casos más resonantes en el último tiempo que terminó el tragedia, el asesinato de Umma Aguilera, una nena de 9 años e hija de un custodio de Patricia Bullrich, baleada en medio de un robo a sus padres en el Conurbano.

Aún con el recuerdo latente de ese terrible crimen cometido en una situación de asalto, en las últimas horas en la localidad platense de San Carlos se vivió una dramático episodio en el que un pequeño inocente de tan solo 10 años, quedó en medio de un feroz asalto cometido por dos delincuentes. Si bien se vivieron momentos de extrema tensión, y al filo de la tragedia, por fortuna el menor, junto a sus abuelos, resultaron ilesos tras el suceso.

“Hacelo bien, está el nene”

El tremendo episodio tuvo lugar en el interior de un comercio ubicado sobre calle 49, entre 142 y 143, y sucedió alrededor de las 21 horas del último domingo. La secuencia quedó filmada por las cámaras de seguridad y, de acuerdo a las imágenes a las que pudo tener acceso este diario, el feroz asalto fue perpetrado por dos delincuentes: ambos portaban un arma de fuego, uno llevaba puesto un casco color rojo, el otro se cubrió con una capucha.

En base siempre a la información brindada por fuentes policiales, el almacén “Sole y Gus” se encontraba a punto de cerrar cuando todo se convirtió en pesadilla. Previo al ingreso de los ladrones, en el interior se hallaba un matrimonio, propietario del local, junto a su nieto de 10 años. Sin imaginar lo que vendría segundos después, el hombre estaba “cerrando la caja” para el pago a proveedores, mientras que la mujer jugaba con el nene.

“Quedate quieta”, fue el primer grito de uno de los hampones. Ya en el interior, los implicados repartieron roles. Uno, el del casco puesto, amedrentó al hombre que estaba en la caja y a punta de pistola lo obligó a que le entregue todo el dinero. Según pudo saber EL DIA, tomó un monto superior a $60 mil.

El segundo, en tanto, amenazó todo el tiempo a la mujer con el arma y, sin ningún tipo de piedad, la obligó a que no saliera del local junto a su pequeño nieto. “Dale compañero, hacelo bien, hagamos las cosas bien, que está el nene. Somos grandes”, fue la frase que tiró el ladrón a su cómplice, y que fue revelada por las víctimas. Segundos luego, con el dinero y mercadería en mano, se dieron a la fuga. Fue en ese momento que el menor rompió en llanto y en los brazos de su abuela, quedó paralizado. Por fortuna, todos resultaron ilesos.

Raid delictivo

Según revelaron fuentes confiables, media hora antes del dramático asalto, los mismos ladrones habían atacado una verdulería de la zona. Bajo la misma modalidad, atacaron y escaparon con la caja registradora. La Policía los busca.

Leave A Reply

Your email address will not be published.