Un hombre llamó al 911 y dijo que le habían disparado. Las autoridades lo encontraron a él y a otras cinco personas muertas en un desierto de California después de una disputa por drogas

12

(CNN) — Las autoridades del sur de California arrestaron a cinco hombres en relación con los espantosos asesinatos de seis personas que fueron halladas con tiros (y algunas de ellas también estaban quemadas) la semana pasada en un lugar remoto en una zona del desierto de Mojave.

Los seis tenían aparentemente heridas mortales de bala y cuatro de los cuerpos también habían sido quemados, dijo el sargento de la Oficina del Sheriff del condado de San Bernardino, Michael Warrick, durante una conferencia de prensa este lunes por la noche. Los asesinatos parecen estar relacionados con la marihuana ilegal, dijeron las autoridades, aunque no revelaron muchos detalles, ya que el caso está siendo revisado por la oficina del fiscal de distrito.

Las víctimas, todos hombres, fueron descubiertas el pasado martes por la noche después de que los despachadores recibieran una llamada al 911 de uno de ellos. Warrick dijo que el hombre les dijo en español que le habían disparado pero que no sabía dónde estaba.

“Los despachadores rastrearon el teléfono mediante coordenadas de latitud y longitud hasta un área remota en la zona no incorporada de Adelanto”, dijo Warrick. Adelanto, en el desierto, está a unos 96 kilómetros al noreste de Los Ángeles.

Brooklyn Tech Support

Los agentes de la oficina del sheriff y una unidad de operaciones aéreas de la Patrulla de Caminos de California registraron el área hasta que descubrieron la escena del crimen con “múltiples víctimas con heridas de bala” y dos vehículos, uno de los cuales tenía múltiples disparos, dijo Warrick.

Cuatro de las víctimas fueron encontradas con quemaduras graves, un quinto hombre fue encontrado dentro de un vehículo y un sexto hombre, que se cree que fue el que llamó al 911, fue encontrado un poco más lejos con una herida de bala. Imágenes aéreas de afiliados de CNN la semana pasada mostraron restos de lo que parecía ser una escena de crimen brutal.

Hasta ahora cuatro de las víctimas han sido identificadas, dijeron las autoridades. Se trata de Baldemar Mondragón-Albarrán, de 34 años; Franklin Noel Bonilla, de 22 años, a quien las autoridades identificaron como la persona que llamó al 911; Kevin Dariel Bonilla, de 25 años; y un hombre de 45 años cuyos familiares aún están siendo notificados, según un comunicado de la oficina del sheriff.

Las autoridades cumplieron múltiples órdenes de allanamiento a lo largo de la investigación y recuperaron varias armas de fuego y otras pruebas, según el comunicado de prensa.

Los cinco sospechosos de los asesinatos, que fueron arrestados el domingo, fueron identificados como Toniel Báez-Duarte, de 34 años; Mateo Báez-Duarte, 24; José Nicolás Hernández Sarabia, 33; José Gregorio Hernández Sarabia, 34; y José Manuel Burgos Parra, de 26 años. CNN está trabajando para determinar si alguno de los sospechosos tiene abogados.

Los investigadores creen que las víctimas habían acordado reunirse en el lugar remoto para una “transacción de marihuana”, pero los sospechosos llegaron al lugar y les dispararon por “razones aún bajo investigación”, según la oficina del sheriff.

“Estamos seguros de que esto parece ser una disputa sobre la marihuana, que resultó en los asesinatos”, dijo Warrick. “Nuestros investigadores revisaron las pruebas recopiladas en el lugar y dieron seguimiento a la información proporcionada por la comunidad”.

La investigación aún está en curso, dijo el sargento. Los cinco sospechosos permanecen bajo custodia sin derecho a fianza en espera de una revisión del caso por parte de la Oficina del fiscal de distrito del condado de San Bernardino, añadió.

Cuando se le preguntó si el caso parecía estar relacionado con pandillas o carteles, Warrick dijo que si bien todavía es una investigación abierta, “hay ciertas cosas en la escena que muestran un nivel de violencia que obviamente plantea algunas preguntas interesantes para nosotros, pero al menos en este punto de la investigación no podemos comentar si creemos que esto está relacionado con el cártel o no”.

El sheriff del condado de San Bernardino, Shannon D. Dicus, dijo que el mercado ilegal de marihuana en el área ha dado lugar a escenas de crímenes brutales, incluidos asesinatos, y compartió que solo en el último año, los equipos encargados de controlar la marihuana cumplieron más de 400 órdenes de registro para cultivos ilegales de marihuana y recuperaron más de 650.000 plantas de marihuana y US$ 370 millones.

“Parece que la marihuana ilícita fue la fuerza impulsora detrás de estos asesinatos, y eso es todo lo que realmente sabemos hasta este momento”.

— Cheri Mossburg de CNN contribuyó a este informe.

Leave A Reply

Your email address will not be published.