Se cumplen tres décadas del campeonato tripero en el Torneo Centenario

17
Se cumplen tres décadas del campeonato tripero en el Torneo Centenario

La tapa del diario EL DIA del 31 de enero de 1994 reflejando la obtención de Gimnasia de la Copa Centenario

Parece que fue ayer, pero hoy se cumplen 30 años del segundo campeonato de Gimnasia en su historia, el primero del profesionalismo: la Copa Centenario. Aquella calurosa tarde del 30 de enero de 1994, el Lobo vivió una jornada de esplendor cuando se adjudicó la Copa Centenario, un torneo que conmemoraba los 100 años de la Asociación del Fútbol Argentino contemplando a sus predecesoras desde 1893.

El torneo empezó en junio de 1993 y terminó en enero del año siguiente, cuando el entonces presidente de la entidad rectora, Julio Humberto Grondona, llegó hasta el estadio Juan Carmelo Zerillo para entregarle el trofeo al presidente albiazul, Héctor Atilio Delmar.

En esa final jugada en el estadio del Bosque, Gimnasia, dirigido por Roberto Perfumo (reemplazante de la dupla Carlos Ramacciotti-Edgrado Sbrissa, que dirigieron los otros 5 partidos) obtuvo un recordado triunfo 3-1 sobre River Plate, en un encuentro pleno de matices.

En la primera etapa del certamen, Gimnasia dejó en el camino al clásico rival Estudiantes, con una victoria 1-0 en el choque de ida (gol de Guillermo Barros Schelotto y suspensión por incidentes) y empate sin goles en la revancha en 1 y 55.

Luego, el Lobo derrotó a Newell’s por 1-0 en estadio de Estudiantes, con gol de Sergio Dopazo, en un cotejo por demás extraño que se suspendió a los 42 minutos del segundo período, cuando el elenco rosarino se quedó en inferioridad numérica con 6 jugadores, a partir de la lesión que afectó a Marcelo Escudero. Anteriormente habían visto la tarjeta roja Diego Castagno Suárez, el arquero Leonardo Díaz, Lucio Ramos y Aldo Soria, por lo que el delantero Iván Gabrich terminó atajando en muy bien nivel.

En la tercera fase de la ronda de ganadores, Gimnasia continuó adelante con una victoria 2-1 sobre Argentinos Juniors, en cancha de Deportivo Español.

Entonces arribó la final de Ganadores, jugada en el estadio Chateau Carreras ante el local Belgrano. El partido finalizó empatado 2-2, con goles de Gustavo Barros Schelotto y Dopazo para los triperos, por lo que la definición del pasaje se resolvió a través de los tiros del punto penal, donde Gimnasia se impuso por 4-3 con el último penal ejecutado por Fabián Vázquez.

Ese encuentro se disputó el 7 de agosto del ‘93, por lo que más de cinco meses después de su clasificación a la final, Gimnasia tuvo la chance de clasificarse campeón de un torneo de Primera División, 64 años después del título de 1929. Gimnasia gozaba de la ventaja de que sería campeón en caso de empate, pero los goles de Hugo Guerra, Pablo Fernández y Guillermo barros Schelotto desataron e gran festejo tripero en la ciudad.

Leave A Reply

Your email address will not be published.