FP-PLD vs PRM: Dos visiones en conflictos 

36

imagen

EL AUTOR es abogado y político. Reside en Nueva York.

Estamos en la hora de las grandes definiciones. Nuestro país vive momentos decisivos que van a definir su rumbo y su destino. Esto significa que hay que estar claros y tener los conceptos que nos ayudarán a entender la situación en la que nos encontramos, estableciendo las relaciones causales entre los acontecimientos que se van produciendo, a fin de descifrar los planes que se esconden detrás.

Dicen, con toda la razón del mundo, que muchas veces lo que no se ve es más importante que lo que la vista puede apreciar. Y de eso se trata, de desvelar la estratagema, de descubrir la trampa, la celada que se busca tender para decidir la jornada, y ver con anticipación hacia dónde conducen el país, y cuál es la visión y planes que se tienen con la nación.

Hasta ahora en lo que concierne al gobierno del PRM lo que podemos observar es una acción gubernativa donde todo lo que hacen luce desalineado, sin orden, sin prioridades, sin rumbo, sin norte, sin un camino trazado para llegar a alguna parte. Algunos ya lo han bautizado como el gobierno de bandazos e improvisaciones.

En la política nada sucede al azar, todo obedece a un frío cálculo que busca provocar un efecto deseado. Partiendo de esta premisa, hemos visto que el Gobierno y el Partido Revolucionario Moderno (PRM), han emprendido un tenaz y furibundo ataque contra las fuerzas políticas que en diferentes grados están ligadas al boschismo.

Es en este contexto donde hay que ubicar la feroz campaña de descrédito llevada a cabo por el gobierno releccionista y sus bocinas contra el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y las furiosas embestidas contra la Fuerza del Pueblo (FP) y su líder, el doctor Leonel Fernández, con la única finalidad de que el boschismo regenerador no pueda reencontrarse y salir al rescate de las masas pobres (como ya está sucediendo), atormentadas por un gobierno de ineptos e incapaces para solucionar sus problemas básicos de alimentación, salud y seguridad.

La Alianza RescateRD 

La Alianza Opositora Rescate RD viene a rescatar la paz y la seguridad ciudadana frente a un gobierno que se hace a un lado frente a la delincuencia. Viene al rescate de la esperanza, el bienestar y el desarrollo que llevaba el país durante los gobiernos que le precedieron. La Alianza Opositora Rescate RD viene a rescatar a la República Dominicana.

Si bien es cierto que sus forjadores pudieron haber cometido errores en el pasado, no es menos cierto que la impronta que dejaron en las obras positivas realizadas son muy numerosas y visibles, las cuales dejan muy empequeñecida a la actual visión y gestión de Luis Abinader y su PRM.

Es ahí, donde la reemergencia del boschismo es lo que puede hacer salvable a la nación frente al calamitoso gobierno del cambio, el cual ha resultado ser un gran fiasco, porque no se ha planificado nada, porque responde sobre la marcha y vive pendulando de un lado a otro, dando bandazos, inaugurando obras a medias, diciéndose y contradiciéndose, moviéndose en zigzag  en el proceso de toma de decisiones importantes, cambiando de opinión con rapidez, como quien cambia de camisa. Hacen mejor el papel del “camaleón” que de políticos con visión de Estado.

Así las cosas, vemos que el PRM maquina y manipula en busca de mantener a la oposición dividida entre la FP, el PLD, dos partidos que tienen raíces y un tronco común afincados en el boschismo, cuyos ideales y principios forman un perfecto armazón conceptual para promover el desarrollo integral, económico, político y social de la nación dominicana.

El boschismo como elemento cohesionador 

Dado que dichas organizaciones tienen en el boschismo un vínculo común fuerte que en el fondo los une, aunque en la superficie se hayan visto separadas por cuestiones circunstanciales, era esperable que, viéndose en el espejo de sus orígenes boschistas y reconociéndose aspiracionalmente como tales, la FP y el PLD tejieran un frente común imbatible para enfrentar los embates del perremeísmo gubernamental.

De esta manera, se ha logrado derrotar los planes abinaderistas que buscaban destruir y hacer desaparecer del ámbito político, no a Leonel Fernández, o a Danilo Medina, sino más bien las ideas germinante y redentora del boschismo. De ahí la actitud casi rabiosa del gobierno perremeísta de querer cambiar hasta el nombre de todo aquello que se relacione a los gobiernos del PLD, muy especialmente las encabezadas por el líder de la oposición dominicana, el Dr. Leonel Fernández.

Y ese plan de destrucción no es una quimera, una suposición o una elucubración política sino una realidad que ha estado en marcha y un plan que está en ejecución. Es así, como hay que ver y traducir el patrocinio y el incentivo del transfuguismo y la compra de alcaldes y figuras de la oposición política por parte del abinaderismo desesperado ante su creciente pérdida de popularidad y el fracaso de crear percepciones falsas mediante encuestas compradas.

Todo parece indicar que ciertos grupos dentro del PLD no han entendido bien esto, aunque otro sector sí parece que ya lo entendió. Sin embargo, en la FP, un poco más práctico y menos emocional, comprenden perfectamente esta situación.

La Alianza mas alla de la coyuntura electoral 

La idea y el proyecto de la Alianza Rescate RD debe ir más allá de la mera coyuntura electoral al unificar a las fuerzas coincidentes en el boschismo como elemento cohesionador para que la conjunción de fuerzas con objetivos similares beneficie a la nación, y por ende, reempodere de nuevo el boschismo en la conducción de los destinos nacionales en aras de encabezar la nueva ola de transformación de la nación dominicana.

Así las cosas, al embestir al PLD y a la FP,  así como al PRD, el PRM busca aprovechar las debilidades per se de una oposición dividida, para ellos posicionarse mejor electoralmente de cara al próximo proceso venidero. Sin embargo, este ataque frontal va más allá de la circunstancia electoral, porque el mismo apunta a desaparecer el posible resurgimiento de los ideales boschistas, representados por las corrientes que en ambas organizaciones propugnan por el boschismo como guía y práctica para la acción política y el ejercicio del buen Gobierno en la República Dominicana.

De estas reflexiones, se desprende que el boschismo puede unir y cohesionar a las fuerzas coincidentes bajo un mismo manto político-ideológico, que a la vez reivindique y corrija el modo de hacer política para bien del país y de las organizaciones que enarbolen la bandera de sus nobles principios, valores e ideales patrióticos.

Ojalá que en las filas de la FP Y PLD todos se tomen ideológicamente el tónico reconfortante y energizante que constituye el boschismo, como elemento catalizador de mejores y esperanzadores procesos políticos que reivindiquen el boschismo, cuyos más avanzados discípulos hoy se esfuerzan por reconstruir y unificar, representados en la Fuerza del Pueblo y la ala más progresista del Partido de la Liberación Dominicana.

jpm-am

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.