Alerta en la Región por la profusión de los incendios de pastizales

25

Momentos de alarma y explicable angustia vivieron en las últimas jornadas vecinos de Melchor Romero y de Los Hornos, en donde debieron luchar a brazo partido, arrojando baldazos de agua o intentando sofocar con bolsas mojadas sendos incendios de pastizales, en situaciones que quedaron finalmente conjuradas con la llegada de los bomberos.

A su vez, desde el jueves pasado se registraron varios incendios, que se adjudicaron a las condiciones de calor y sequía imperantes, generadores, entre otros efectos, de grandes pastizales propicios para el inicio de incendios.

Así, los bomberos debieron sofocar frentes de fuego en un campo de 164 y 36, un cañaveral de 153 entre 524 y 525, un terreno situado en 160 y 525 y otro en un predio rural de 167 y 503.

Arboles de gran porte, como algunos eucaliptus, se vieron también afectados y sus copas en llamas generaron más temor. Arbustos y varios ejemplares de laurel quedaron también calcinados, en situaciones que, afortunadamente, no derivaron en consecuencias más graves. Cabe señalar que en todas las zonas afectadas había viviendas cercanas.

Como dato ilustrativo corresponde reseñar que en los años inmediatamente pasados, desde uno de los cuerpos de bomberos de la zona se había informado que en 2022 se había registrado el doble de incendios que en el mismo período de 2021, en una situación que se reiteró en 2023 y que deja a la necesidad de disponer en la Región de cuerpos de bomberos con suficientes recursos humanos y materiales.

Brooklyn Tech Support

Ahora, en este verano 2024, volvieron a vivirse días de cierto riesgo, con bajos registros de humedad y altos de temperatura, de modo que distintos frentes de fuego no dieron respiro ni tregua a los vecinos y cuerpos de bomberos de la zona.

Está claro también que los peligros se multiplican en barrios donde los vecinos queman su basura domiciliaria o los terrenos baldíos, para tenerlos libres de pastizales.

En este sentido los bomberos enfatizaron que cuando los vecinos pretenden realizar este tipo de acciones, deben ser comunicadas previamente a los cuarteles más cercanos, para que puedan estar atentos a los riesgos del caso.

No resulta ocioso enfatizar acerca de la incidencia negativa que tienen, tanto para la economía general como para la vida misma de cada una de las regiones, los grandes incendios de campos.

De modo que parece como sobradamente justificado que se hayan encendido alarmas en la Región y que los cuerpos de bomberos anuncien la toma de medidas precautorias.

Los avances tecnológicos están permitiendo la aplicación de métodos y el uso de equipos capaces de combatir con mayor rapidez los distintos focos de fuego que puedan producirse y, para ello, el Estado debe ocuparse de asignar a las estructuras de defensa civil y a los cuerpos de bomberos con los recursos que hacen falta para combatir con eficacia estas siniestros.

Leave A Reply

Your email address will not be published.