Ola de violencia en Ecuador: por error, sicarios mataron a tiros a cuatro niños e hirieron a sus padres – N Digital

29

El episodio fue una muestra más de la grave crisis de seguridad que atraviesa el país y que lo ubica entre los más peligrosos de la región, con una tasa de muertes de 25 por cada 100.000 habitantes

La Policía de Ecuador confirmó que durante la noche del lunes cuatro menores murieron a tiros luego de que una banda de sicarios ingresara en su casa y disparara sin reparos. Los niños, cuyas identidades se mantienen reservadas, eran un bebé de cinco meses, y sus hermanos de tres, cinco y siete años.

Los padres resultaron heridos y su madre continúa hospitalizada con un “pronóstico reservado”, agregó durante una rueda de prensa el general Víctor Herrera.

La Fiscalía ya abrió una investigación por los sucesos ocurridos en el barrio carenciado de Guasmo sur, al sureste de Guayaquil, aunque los primeros indicios sugieren que se trató de un error y, en realidad, los miembros de esta familia no eran el blanco inicial del ataque.

“El evento violento no iba direccionado a esa familia sino a una casa adyacente. Se equivocaron de vivienda, (ésta) era una familia cristiana cuyos adultos carecen de antecedentes penales”, continuó Herrera.

En cambio, distinta era la situación del inmueble aledaño, donde las fuerzas de seguridad realizaron un allanamiento y encontraron material “para realizar atentados con explosivos”. Se cree que allí residían miembros de la banda Los Lagartos, el verdadero objetivo de los sicarios.

Brooklyn Tech Support

Según se pudo reconstruir, los criminales ingresaron en la vivienda cerca de las 21:00 horas del lunes y dispararon múltiples veces. Se dieron a la fuga antes de que la Policía se presentara, no pudiendo ser identificados hasta el momento.

Desde la Fiscalía dijeron estar “consternados por el atentado” y manifestaron su compromiso con la investigación para llevar ante la Justicia a los responsables. “Lo ocurrido con los cuatro niños de Guayas no puede sernos indiferente. Es desgarrador que, cuando las nuevas estructuras criminales no logran sus objetivos, la violencia escale a este nivel”, señaló la fiscal general Diana Salazar.

El de la víspera fue, sin embargo, el último de los tantos hechos delictivos que ocurren a diario en el país centroamericano, que ya se ubica como uno de los más peligrosos en la región, con un récord de muertes violentas que se traduce en una tasa de 25 por cada 100.000 habitantes, o 4.600 decesos sólo en 2022.

En los últimos tres años, la violencia en Ecuador aumentó de manera vertiginosa debido a la presencia de grupos vinculados a los poderosos cárteles de venta de droga y armas de Colombia y México. Inclusive, muchos barrios -como el propio Guayaquil- se convirtieron en los principales puntos calientes debido al control total que bandas como Los Lagartos y M18 tienen sobre la población.

Así, a diario se reportan asesinatos, secuestros, extorsiones y demás crímenes relacionados a estas disputas por zonas de distribución de estupefacientes. Sin embargo, estos episodios no se limitan sólo a las calles. Entre 2021 y 2023, 450 reclusos murieron en centros penitenciarios de todo el país durante enfrentamientos con bandas que, en este caso, pelean por el control entre rejas.

Las autoridades, que no son ajenas a esta violencia, -alcanza con remitirse a la campaña electoral de este mismo año, que acabó con la muerte a tiros del candidato Fernando Villavicencio a la salida de un acto- han lanzado operaciones para intentar desbaratar estas mafias, decomisar cientos de toneladas de narcóticos y reducir estos atentados.

FUENTE/ INFOBAE


Leave A Reply

Your email address will not be published.