Un asteroide eclipsa temporalmente una de las estrellas más brillantes del cielo en un fenómeno extraño

32

(CNN) — Un asteroide de nuestro sistema solar bloquea temporalmente la luz de Betelgeuse, una de las estrellas más brillantes del cielo, la noche de este lunes y la madrugada de este martes.

Este extraño acontecimiento cósmico será visible para millones de personas en una estrecha franja que rodea la mitad del globo e incluye México, el sur de Florida, España, Italia, Grecia, Turquía y Asia Central.

Los astrónomos anticiparon que el evento, llamado ocultación, iba a ocurrir alrededor de las 8:17 p.m. (hora de Miami). Si te encuentras fuera de la zona de máxima visibilidad o las inclemencias del tiempo afectan la posibilidad de observación, The Virtual Telescope Project transmitió en vivo el evento desde Italia a partir de las 8:00 p.m. (hora de Miami).

Betelgeuse es una estrella supergigante roja ubicada a unos 700 años luz de distancia que sirve de hombro en la constelación de Orión, según la NASA.

Brooklyn Tech Support

Dada su intensa luminosidad, Betelgeuse es lo que los astrónomos denominan una estrella de primera magnitud. Entre la estrella y la Tierra pasará Leona, un asteroide de forma ligeramente ovalado situado entre las órbitas de Marte y Júpiter. Se estima que Leona mide unos 80 kilómetros por 55 kilómetros en tamaño.

publicidad

Aunque las ocultaciones, o asteroides que bloquean temporalmente la luz de las estrellas, se producen con regularidad, es extraño que las rocas espaciales eclipsen totalmente la luz de una estrella de primera magnitud desde nuestra perspectiva en la Tierra, explicó Gianluca Masi, astrónomo y astrofísico del Observatorio Astronómico Bellatrix de Italia y director del Virtual Telescope Project.

Esta ocultación de Betelgeuse es el tipo de acontecimiento que sólo se produce una vez cada varias décadas, según Masi.

Dependiendo del tamaño angular de la estrella y del asteroide, o del tamaño aparente de cada objeto visto desde la Tierra, Betelgeuse puede desaparecer completamente de la vista durante unos segundos, algo parecido a un eclipse solar total, explicó Masi.

Es posible que el asteroide no bloquee toda la luz estelar de Betelgeuse al pasar entre la Tierra y la estrella gigante, lo que creará un “anillo de fuego” visible similar a un eclipse solar anular.

“Esperamos que el fenómeno dure entre 10 y 15 segundos en total, pero la desaparición total de la estrella dependerá de la cobertura anular o total de Leona”, explicó Masi por correo electrónico previamente. “Probablemente, la estrella se desvanecerá y volverá gradualmente, no de repente, debido al tamaño angular de Betelgeuse”.

Betelgeuse es tan brillante que puede verse a simple vista, pero Masi recomendó observar este evento con prismáticos o un telescopio.

La ocultación: una oportunidad científica

Los astrónomos estaban impacientes por observar la ocultación porque les ayudará a recopilar datos científicos sobre Leona y Betelgeuse que serían más difíciles de obtener de otro modo.

Los científicos que observen la ocultación podrían obtener mediciones más detalladas y precisas del tamaño del asteroide y una visión de lo que está sucediendo con Betelgeuse, que se oscureció repentinamente en 2019 y 2020, e hizo que los investigadores se preguntaran si la estrella gigante estaba a punto de explotar en una supernova.

Aunque Betelgeuse volvió a ser brillante y se cree que una erupción estelar es la principal culpable del dramático evento de atenuación, los astrónomos aún se preguntan si la estrella está en camino de un final explosivo en un futuro cercano o dentro de miles de años.

“Esperamos poder aprender más sobre las grandes células convectivas de Betelgeuse, que impulsan su brillo variable”, afirmó Masi. “Es uno de los mejores candidatos para un futuro evento de supernova, por lo que la importancia de la próxima ocultación es, sin duda, extremadamente alta”.

La observación de Betelgeuse, cuya edad se estima en unos 10 millones de años, permite a los astrónomos ver lo que ocurre al final de la vida de una estrella. A medida que Betelgeuse quema el combustible de su núcleo, se hincha hasta alcanzar proporciones masivas, convirtiéndose en una supergigante roja, la última fase de las estrellas gigantes. Cuando la estrella explote, el acontecimiento podría ser brevemente visible durante el día en la Tierra.

Masi desea recoger observaciones científicas de la ocultación, que actúa como una especie de anticipo del aspecto que tendrá nuestro cielo nocturno algún día, cuando Betelgeuse desaparezca tras su explosión.

“No puedo imaginarme ver la legendaria constelación de Orión sin su famoso hombro naranja, como será en un futuro lejano, una vez que Betelgeuse haya explotado como supernova y se haya desvanecido en la oscuridad”, afirmó Masi.

Leave A Reply

Your email address will not be published.