Carlos Baute: “No sé si Joaquín Sabina salió alguna vez sin camiseta, pero yo sí lo he hecho y soy cantautor igual que él”

24

Con cuatro hijos, diez discos y más de 30 años sobre los escenarios a sus espaldas, Carlos Baute (Caracas, 1974) continúa cosechando éxitos allá donde va. “Voy para el quinto piso, y con orgullo”. Cumpliendo con la promesa que le hizo a su mujer, Astrid Klisans, el artista venezolano se alejó de los escenarios para centrarse en la crianza de sus hijos -“hasta que le quitásemos los últimos pañales a la más pequeñita”-. 

Ahora, tras haberse tomado un merecido descanso, el compositor regresa a la escena musical con su nuevo disco, Espiral. Sin perder un ápice del optimismo y del “buen rollo” que tanto le caracteriza, el autor de éxitos como Colgando en tus manos y Te regalo reafirma su imborrable legado dentro del pop latino a la vez que se atreve a ir a la vanguardia, colaborando con artistas emergentes -como en el caso Zzoilo y Coco, su primer single-, y explorando nuevos estilos. 

¿Se puede compaginar una carrera musical con la vida familiar?Sí, se puede compaginar, pero es complicado porque inevitablemente te pierdes muchas cosas. Ahí es donde entra la negociación con la familia y que también ellos te apoyen. Afortunadamente, tengo una mujer maravillosa -Astrid Klisans Vitols- que me apoya y que entiende que para mantener mi carrera tengo que ir a los países donde siempre he trabajado. Pero es difícil. Tanto para mi familia como para mí. Estos días estuve yendo y viniendo a España y México por el programa de Dúos Increíbles -en TVE– y otro programa en México. Fue una locura. Mis hijos ni me veían. Pero supongo que es lo que hay. Al final, no podemos olvidar que vivimos gracias a la música. Tuve la suerte de poder irme un tiempo, pero ahora es lo que toca hacer. 

fotografo: Jose Gonzalez Pérez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista Carlos Baute
Carlos Baute, en la redacción de ’20Minutos’.
JOSÉ GONZÁLEZ PÉREZ

Muchos crecimos con su música, ¿también lo están haciendo sus hijos?Pues mira, mi esposa empezó poniéndoles discos míos en el coche y a día de hoy no podemos más porque no paran de pedirme todo el rato mis canciones (se ríe). Y claro, yo ya las he escuchado cientos de veces. Está bien que les gusten mis canciones antiguas, pero llega un punto que dices ‘ya no puedo escuchar más a Carlos Baute, vamos a poner La Patrulla Canina‘ (se ríe). Lo bonito que saco de esto es que veo que sin que les incitemos a nada, ya andan ellos solitos por casa agarrando el piano. 

Ahora regresa con Espiral… ¿Es un Carlos Baute renovado?Siento que es un sonido completamente actualizado. Me he influenciado bastante por la música urbana, aunque sigue siendo pop latino, que al final es lo mío. Pero hay sonidos nuevos, inclusive la canción Espiral tiene electrónica y me encanta. Siempre he sido admirador de grupos como Coldplay que han sabido adaptarse con su música. A mí me gusta precisamente eso, pasar por muchos géneros. Empecé haciendo música folclórica venezolana, pero desde hace años intento probar de todo. Ya estoy pensando en que con mi próximo disco me gustaría ir todavía más por lo latino. Quiero hacer salsa, que no lo he hecho nunca. Y merengue.

¿Cómo surge el concepto de Espiral?
Espiral lo hice en plena pandemia. Ahí, completamente desconectado, fue cuando pensé realmente en el constante sube y baja de la vida. Fue muy complicado para mí, al igual que para el resto del mundo, imagino. Perdí a muchos seres queridos, perdí muchas batallas de la vida y de mi carrera… Fue complicado. A pesar de todo, para mí las pérdidas, las batallas perdidas y los fracasos son ingredientes del éxito. Al final, siempre te llenas de fuerza y dices: ‘Voy a combatir esta espiral’. Entonces hice esa canción (Espiral), que es superoptimista. Fue por eso que quise sacar este álbum, para darle a mis fans esa energía positiva.

“Quiero dar ejemplo a aquellos padres que no han reconocido a sus hijos porque no saben lo que se están perdiendo”

¿A eso se refiere con el concepto de ‘Persona vitamina’ de uno de sus nuevos temas?Esa canción tiene un origen curioso. Fue durante el proceso del disco. Leí un libro maravilloso que se llama Encuentra tu persona vitamina de mi amiga Marian Rojas Estapé, una gran psiquiatra a la que admiro mucho. Me encantó tanto su libro que le llamé para pedirle permiso para hacer una canción que se llamara así. Y bueno, le encantó el tema. Coincido totalmente con ella en que es algo químico. Creo que todos debemos estar rodeados de personas vitamina, de personas que te llenen de dopamina y de energía y alejarnos de las tóxicas que solo te aumentan el cortisol.

¿Se definiría a sí mismo como una persona vitamina?Espero que sí. Creo que soy vitamina principalmente para mis hijos… Y también para el mundo, porque mis canciones no solo son mi medicina, sino que, en general, para el mundo del entretenimiento son positivas, optimistas, transmiten buen rollo… Pero, obviamente, como suele decirse en mi tierra, nadie es monedita de oro para caerle bien a todo el mundo.

¿Siempre compone desde ese punto de vista optimista y alegre?Sí. Yo tengo que estar feliz para poder componer. Si no estoy feliz, soy incapaz. Sé que hay gente que compone mejor desde la tristeza, pero no es mi caso. Yo te podría componer la canción más triste del planeta, pero tengo que estar feliz porque, al final, lo que más disfruto de mi vida profesional es escribir canciones. Me da esa dopamina, esa energía que hace que me dé igual no comer o no dormir durante días. Por eso, la música, aparte de mis hijos, mi familia y mis amigos, es mi vitamina.

Carlos Baute entrevista
Carlos Baute, en una imagen propia.
JOSÉ GONZÁLEZ PÉREZ

¿Tendremos algún día la gran balada de Baute?Yo nunca fui un artista de baladas, como mucho he sido más de medios tiempos. Aun así, tengo una balada por ahí que hice en el año 97 y que voy a retomar el año que viene. Una gran balada. Es más, es una canción que fue como Colgando en tus manos a nivel de composición, o como otra canción que no mucha gente sabe que yo compuse (Te quise olvidar), que aunque en España no pegó tanto en Latinoamérica fue un bombazo. 

Cuando le recuerdan sus treinta años de carrera, ¿se siente mayor?Bueno, siento la edad que tengo, pero estoy feliz con ella. Mucha gente me dice además que aparento menos, pero yo tampoco intento ocultarla. Voy a cumplir 50, voy para el quinto piso y con orgullo. Para mí es una suerte y una dicha que después de tantos años siga aquí, haciendo esta entrevista. He visto a muchos amigos, colegas, que han desaparecido de la industria musical y están dedicándose a otras cosas a pesar de que yo sé que su pasión era la música. Entonces para mí es una bendición seguir aquí. Empecé con 13 añitos y ya van más de 30 años. Y los que queden. 

Su andadura en la música comenzó de adolescente, de la mano de ‘Los Chamos’, ¿cómo llegó esa oportunidad?Fue puro destino de la vida. Un amigo de mi madre me escuchó cantar en casa y, casualmente, conocía al manager de Los Chamos. Entonces nos planteó a mi madre y a mí la posibilidad de participar en el casting y no lo dudé ni un segundo. Después de las audiciones y cuando firmé mi primer contrato discográfico, me pasó algo muy loco: me llamaron de Menudo, que era básicamente la competencia, pero claro ya era demasiado tarde y tuve que perdérmelo. Pero bueno, para mí fue algo que estaba marcado. En los tres años que estuve en la banda descubrí que lo mío era la música. Creo que tú eres el ingeniero de tu propio camino y que tienes que trabajarlo mucho, pero hay cosas que van más allá que son inexplicables.

“El sistema venezolano hace que los opositores desaparezcan”

¿La industria musical castiga a los artistas por hacerse mayores?Para mí, los artistas como tal no tenemos edad a nivel musical. Ahora bien, creo que para mantenernos en la industria debemos renovarnos y, sobre todo, hacer featuring con gente joven. Coco, por ejemplo, la hice con Zzoilo que tiene solo 23 años. Con él, de repente, te pones frente a los jóvenes que escuchan a Aitana o qué sé yo, gente que igual sí me conocían por sus padres y eso está superbién porque te actualiza. Creo que los jóvenes le meten esa onda que hay ahora y que nosotros no tenemos nada que ver. Yo, gracias a Dios, sigo inspirándome de lo que está pasando. Me pasó con La bachata (Manuel Turizo), que me propuse hacer una que, al final, saldrá el año que viene. Una bachata muy sensual de la que me siento muy orgulloso. Yo, que vengo de escuchar bachata toda la vida, fanático de Juan Luis Guerra, me he visto modernizándola con arreglos al estilo Manuel Turizo. Al final, nosotros cumpliremos años, pero la música no tiene edad. Hay canciones que son eternas, no envejecen y eso es lo más bonito. Tuve la suerte de que me pasara con Colgando en tus manosTe regalo, que da igual que yo tenga 80 años, que siempre estarán ahí.

¿Cree que supo gestionar el éxito de Colgando en tus manos?No sé si supe gestionarlo, pero a día de hoy lo estoy disfrutando mucho. A veces, digo ‘guau’, pero cómo es posible que una canción pueda traspasar tantas barreras. Con esto que hablamos de las edades, yo estaba en México y me invitaron a la Bresh!, una fiesta que está pensada para gente de 18 a 25 años. Allí fui a cantar dos canciones, Te regalo y Colgando, y absolutamente todo el mundo las cantó. Una locura. Como compositor, me siento orgulloso de haber compuesto temas que se hayan convertido en clásicos para tantas generaciones.

¿Hay algún artista al que esté siguiendo la pista?Actualmente, me gusta mucho lo que están haciendo Sebastián Yatra y Manuel Turizo. Creo que están trayendo a nivel musical cosas muy interesantes. Pero aun así, como artista al que sigo de verdad y que me parece un icono te diría a Carlos Vives. O sea, estos niños tienen 5 años de carrera. Carlos Vives tiene unos poquitos más (se ríe). Siempre me he identificado con sus canciones y me transmiten mucha alegría. Es verdad que él hace vallenato y no tiene nada que ver con lo que yo hago, pero me encanta su manera de componer.

¿Con qué artistas le gustaría colaborar?Aunque me encantan todos ellos, mi sueño sería poder colaborar con Carlos Vives. Me encantaría tener una canción con él. Pudimos cantar juntos el Día de la Hispanidad, pero yo ya le dije que teníamos que buscar un tema de los dos. De hecho, yo ya hice una canción, se la pasé y le gustó, así que le dije: ‘Haz con ella lo que tú quieras’. Veremos si ocurre. También me encantaría hacer dueto con Juanes. Y así de gente más joven me encantaría hacer una canción con Aitana, con María Becerra… Hay tanta gente… Sería increíble volver a cantar con Ana Mena. Ya sacamos No es para tanto en pandemia pero me encanta su voz.

Gran parte de tu público siempre ha sido femenino, ¿le ha condicionado de alguna manera al componer su música?
Al principio de mi carrera, allá por el 93, me hubiese gustado hacer reggae y ska, pero vi que era muy poco comercial y bastante masculino. Creo que no me hubiese escuchado ninguna mujer del mundo. Aparte, en esa época era como prohibitivo o raro hacer eso. Por suerte, ahora es distinto y con mi tema Tranqui pude tomar algunas de esas influencias reggae. Entonces, sí, a la hora de componer mi música, pienso en que pueda gustar a las mujeres, pero siempre, eso sí, gustándome a mí. Pero me gusta pensar que en el fondo mi música no entiende de sexos. Yo escribo canciones al amor, canciones para dedicar a tu pareja.

¿Se ha sentido alguna vez cuestionado como artista por su físico?Creo que es un estigma por el que todos los artistas hemos pasado. Yo me acuerdo de que sacaba discos sin camiseta por el marketing de la época. No sé si Joaquín Sabina salió alguna vez sin camiseta, pero yo soy cantautor igual que él. Aunque siento que eso ya pasó, de joven sí le daba mucha importancia. En su momento, tuvo que venir la discográfica a recordarme lo que valgo como compositor. Al final la gente no sabía que desde Dame de eso Mi medicina, ya hacía mis canciones. A Shakira también le pasa. Ella es una sex symbol total, pero ante todo es compositora. O, al menos, lo era. Ahora con los featuring es otra cosa. A la gente le importa cada vez menos quién compone las canciones. Quizá por eso ahora no siento que tenga que demostrar que soy cantautor.

“Yo no veo Eurovisión para un cantante que ya tenga una carrera, si no mira lo que le pasó a Blas Cantó”

¿Le da importancia a lo que opinen los demás sobre usted?Siempre es lindo que opinen bien de ti, pero yo solo vine para hacer canciones y nada más. A mí me gusta ser visto como un ciudadano normal, alguien que conduce tranquilo y que no va arrollando a nadie a su paso, ¿sabes? Yo quiero entretener a la gente con mi música, hacer que se olviden de sus problemas, y si aparte de eso consigo que mis canciones sean el soundtrack de su vida, para mí ya sería lo más grande como compositor. Al final, las figuras públicas tenemos una coraza porque no nos queda otra. Yo me acuerdo de que se llegó a decir de mí que era un narcotraficante y yo flipaba. ¿Narcotraficante de qué? Si acaso, seré narcotraficante de emociones, no sé… Por eso, como digo en mi canción, creo que no debemos comernos el ‘coco’ demasiado porque lo que dicen los haters, lo que se dice en las redes, es falso completamente. 

¿Hubo alguna mentira que le llegase a afectar especialmente?Cuando mi hijo mayor ya era adulto, se dijo que yo no lo reconocía y eso era completamente falso. Los medios de comunicación en ese momento dijeron lo que les dio la gana, aunque yo lo había reconocido desde el minuto uno. Se formó una bola cada vez más grande que inclusive llegó a formarse en la cabeza de mi hijo, una bola que ya no paró. Yo no podía creer lo que estaba pasando. Fueron momentos muy complicados. Lo que estaban haciendo era muy injusto. Por suerte, ya todo eso pasó y ahora estamos felices en casa, mi hijo y sus hermanos… Yo quiero dar ejemplo a aquellos padres que no han reconocido a sus hijos  porque no saben lo maravilloso que es y lo que se están perdiendo.

A pesar de todo, parece que no tiene ningún filtro para hablar de ello…No, no tengo ningún filtro. Tengo una edad que ya me es imposible tener ningún filtro (Se ríe). De hecho, yo he tenido problemas con eso. Por ejemplo, a la hora de entrar a Venezuela, que no lo tengo permitido.

¿Cómo está viviendo las recientes elecciones de Venezuela? No creo en las elecciones. Creo que todo está manipulado. ¿Tú has visto a algún opositor que haya quedado ahí y que siga? ¿Qué pasó con Leopoldo López? ¿Qué pasó con Juan Guaidó? ¿Desaparecieron? ¿Por qué desaparecen? ¿Alguien se lo pregunta? El sistema los hace desaparecer. Están dando charlas por otros países y tal, pero ya no están en Venezuela. Ya no existen. Pero bueno, al final no los critico, son amenazados.

¿Siente esperanza de lo que pueda suceder en los próximos meses?Siempre tengo esperanza e intento ser positivo, pero está muy complicado. Es muy difícil. Es como Cuba. Venezuela es Cuba. Es un sistema que está corrompido completamente. Es un sistema que tú tienes que ser corrupto para poder estar allí, ¿sabes? Tanto es así que, fíjate, cuando iba a volver a Venezuela, no me dieron el pasaporte. No soy un asesino, no soy un ladrón, soy un ciudadano normal, entonces, ¿por qué me lo niegan? 

fotografo: Jose Gonzalez Pérez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista Carlos Baute
Carlos Baute, en una imagen propia.
JOSÉ GONZÁLEZ PÉREZ / 20M

Hace unos años, contaba en 20minutos que, a pesar de que le ofrecieron participar en Eurovisión, no lo aceptó porque “no quería quitarle el trabajo a ningún español”, ¿sigue pensando lo mismo?Sí, totalmente. Aparte, de todos modos, yo no veo Eurovisión para un cantante que ya tenga una carrera, si no mira lo que le pasó a Blas Cantó, que me parece un cantante espectacular, una de las mejores voces de España, y creo que quedó penúltimo o así. A mí me encantaría presentarme porque creo que no hay un certamen igual y un show como ese, pero creo que no viene bien para la carrera de un artista. Además, en mi caso, no tiene nada que ver con mi mercado. Mi mercado es el latino y no me interesa tener que empezar de nuevo para meterme en Europa. Al final, aunque hoy en día ves a Maluma y a otros cantantes urbanos haciendo conciertos en países europeos, no son alemanes los que van a verlos, sino que quienes van en realidad son latinos. Es un mercado completamente distinto. 

Leave A Reply

Your email address will not be published.