Panera Bread, demandada por la muerte de dos clientes que tomaron una de sus famosas bebidas

24

Panera Bread es una de las cadenas de restaurantes más famosas de Estados Unidos. Tiene más de 930 locales repartidos por todo el país y cada día pasan por ellos miles de clientes que vienen a degustar sus bocadillos, ensaladas y otros alimentos de su carta, pero también cafés y diferentes tipos de bebidas. Ahora, los dueños de esta importante cadena se enfrentan a uno de los peores momentos de su vida después de haber sido denunciados por la muerte de dos clientes.

En el año 2022, la familia de Sarah Katz, una joven de 21 años que estudiaba en la Universidad de Pensilvania, presentaba una demanda contra Panera Bread. A su juicio, Katz había fallecido después de haber tomado una bebida denominada Charged Lemonade y que se caracteriza por tener un alto contenido en cafeína.

Un año después, la situación se repetía, pero ahora en el estado de Florida. La familia de Dennis Brown, un hombre de 46 años que vivía en la ciudad de Fleming Island, presentaba su propia demanda después de que Brown muriera de un paro cardíaco tras haberse tomado varias Charged Lemonade de Panera Bread, una bebida que, dependiendo de la opción elegida, puede contener entre 157 y 235 mg de cafeína por cada unidad.

¿Demasiada cafeína?

Esta bebida pertenece al Unlimited Sip Club de Panera. Se trata de un programa de fidelización que permite que los clientes puedan rellenar sus bebidas tantas veces como quieran sin tener que pagar más. Según publica Univisión, Dennis Brown padecía de varias enfermedades, desde un “trastorno de deficiencia cromosómica, retraso en el desarrollo y trastorno por déficit de atención e hiperactividad” hasta “una discapacidad intelectual leve y visión borrosa”.

La bebida Charged Limonade tiene una gran cantidad de cafeína (Panera Bread)

Sarah Katz también tenía problemas de salud. A pesar de su juventud, estaba diagnosticada con el síndrome del QT largo, una enfermedad cardíaca que puede provocar arritmias potencialmente mortales. Su familia asegura que Sarah evitaba siempre las bebidas energéticas y las bebidas con mucha cafeína y, en su demanda, acusó a Panera de no informar sobre la cantidad de cafeína que había en sus bebidas de la serie Charger Lemonade.

Tras esa primera demanda, Panera Bread decidió implementar algunos cambios en el etiquetado de sus productos, y añadió información precisa sobre el contenido de cafeína de las bebidas Charged Lemonade, al mismo tiempo que recomendaba su uso con moderación. También hacía referencia a que esa bebida no era recomendable para diferentes grupos de personas, entre ellos niños, mujeres embarazadas o en lactancia o personas sensibles a la cafeína.

Las dos víctimas sufrían diferentes problemas de salud previos a su muerte

Un año después del caso de Sarah Katz se producía el de Dennis Brown. Según USA Today, en la segunda demanda los abogados de Brown explican que el hombre pidió la bebida Charger Lemonade en su versión Mango Yuzu Citrus al menos en siete ocasiones entre el 27 de septiembre y el 9 de octubre. El último día, el hombre de 46 años habría tomado hasta 3 de esas bebidas durante su comida y, a su regreso a casa caminando, sufrió un ataque al corazón y murió en el acto.

La empresa niega las acusaciones

Elizabeth A. Crawford, abogada de la familia de Dennis Brown, asegura que “Dennis fue asesinado por la bebida superenergética tóxica de Panera Charged Lemonade. Dennis era un cliente leal de Panera y confiaba razonablemente en que sus alimentos y bebidas eran seguros. Dennis es parte de una población vulnerable que debe ser protegida. Y Panera no logró protegerlo”.

Tal y como recoge NBC News, un portavoz de Panera Bread Company ha querido desvincular el consumo de su bebida con cafeína de la muerte de esas dos personas: “Panera expresa nuestro más sentido pésame hacia la familia del señor Brown. Según nuestra investigación, creemos que su desafortunado fallecimiento no fue causado por uno de los productos de la empresa. Consideramos que esta demanda, que fue presentada por el mismo bufete de abogados que lideró una acusación anterior, tampoco tiene fundamento. Panera defiende firmemente la seguridad de nuestros productos”.

Ahora serán los tribunales quienes decidan si la bebida energética de Panera está relacionada directamente con la muerte de dos de sus clientes o si, por el contrario, no tienen ninguna responsabilidad sobre lo sucedido.

Panera Bread es una de las cadenas de restaurantes más famosas de Estados Unidos. Tiene más de 930 locales repartidos por todo el país y cada día pasan por ellos miles de clientes que vienen a degustar sus bocadillos, ensaladas y otros alimentos de su carta, pero también cafés y diferentes tipos de bebidas. Ahora, los dueños de esta importante cadena se enfrentan a uno de los peores momentos de su vida después de haber sido denunciados por la muerte de dos clientes.

Leave A Reply

Your email address will not be published.