Programa para bajar de peso le cobró productos que nunca pidió

25

Una televidente se inscribió a un plan para bajar de peso, pero dice que después notó que le retiraron dinero de su cuenta bancaria sin ella haberlo autorizado. Trató de solucionarlo, pero no tuvo suerte, hasta que llamó a Telemundo 52 Responde.

Lilian Chávez insiste en que el servicio que recibió no fue el problema, lo que la desilusionó fue el no obtener una explicación aceptable de por qué, sin que ella estuviera enterada, se le estaban cobrando productos que ni ordenó, ni recibió. Cuando llamó a Telemundo 52 Responde, pusieron manos a la obra, y todo se resolvió.

Chávez dice que, en agosto, iba caminando muy pensativa, cuando se topó con una oportunidad.

Se inscribió en un programa para perder peso.

“Estaba buscando un cambio porque mi esposo había fallecido un año antes y yo entré como un poquito en depresión y creo que eso me hizo subir de peso, me sentía mal”, contó Chávez.

Brooklyn Tech Support

Ese día, dice, vio el letrero de The Camp Transformation Center de Anaheim, y lo tomó como una señal, así que firmó un contrato con ellos.

Un televidente contactó a Telemundo 52 Responde luego de haber intentado, sin éxito, que se corrigiera un error de cobranza con sus teléfonos celulares, que le costó cerca de dos mil dólares.

Chávez dijo que le atrajo un letrero que decía que uno bajaba 20 libras en un reto que se hace en seis semanas, “y por su puesto era algo que yo quería hacer”.

Pagó $400 de inscripción, y aceptó hacer mensualidades de $147, dice que estaba contenta, e incluso, compró algunos de los productos nutricionales que le ofrecieron, mismos que pagó en efectivo.  Aseguró que efectivamente empezó a ponerse en forma y bajó 22 libras. Estaba contenta.

“Estaba bien hasta que me sacaron un dinero que yo no autorice. Ahí fue donde ya dije, hmmmm.  Ya habían pasado como unas tres semanas o cuatro, yo vi un cobro en mi tarjeta de $111 dólares. Y cuando yo fui y pregunté de qué se trataba el cobro, no sabían decirme.

Chávez asegura que le costó trabajo, que alguien le explicara por qué estaban retirando dinero de su cuenta bancaria sin su autorización, hasta que, semanas después, le dieron una explicación que la desconcertó.

“Me dijeron que era de un producto. Entonces pregunté qué era el producto, que yo no tenía nada”, dijo Chávez.

Tras pedir un reembolso, que asegura no recibió, molesta, optó por cancelar su contrato.

“No puedo seguir así en un lugar que no son honestos, que hacen cosas de esa naturaleza, no puedo seguir y ahí fue donde me dijo que yo necesitaba pagar $400 dólares para salirme del contrato, le dije no”.

Chávez dice que estaba realmente indignada.

“El abuso me afectó. No en realidad tanto el dinero que me habían sacado, pero el que lo vean a uno como que, con esta puedo hacer lo que yo quiero”, me afectó bastante. Porque no es así, no en mi caso. Ahí fue donde yo llamé a Telemundo”, dijo Chávez.

Telemundo 52 Responde se puso en contacto con “The Camp Transformation Center”, y tras exponerles la queja de la señora Chávez, hubo respuesta.

“Una señora, muy amable por cierto, me habló y me dijo que disculpara, que no tuviera pena, que yo no tenía que pagar absolutamente nada. Que ella sabía que habían estado, la persona que lo hubiera hecho, estaba totalmente mal.  Ósea, ella tampoco estaba de acuerdo con lo que habían hecho”, señaló Chávez.

A Chávez le reembolsaron el cobro de $111 y los $147 del mes de noviembre que le habían retirado de su cuenta, y cancelaron su contrato sin penalidades, y en un comunicado, la vocera de The Camp Transformation Center, Anaheim explicó que se realizó una investigación profunda y decidieron tomar acciones inmediatas, añadiendo lo siguiente:

“En el campamento, estamos dedicados a ayudar a individuos a lograr sus metas para ponerse en forma y transformar sus vidas positivamente. Quiero hacer hincapié en que tomar ventaja de nuestros clientes, contradice nuestros principios”.

Tras expresar que era desalentador ver que en esta ocasión no se cumplieron las expectativas, enfatizó, “invertimos tiempo considerable para entrenar a nuestros equipos para manejar estas situaciones eficientemente, y en este caso, desafortunadamente, no fue así”, agradeciendo la oportunidad de corregir lo sucedido.

Chávez insiste en que el servicio que recibió no fue el problema, lo que la desilusionó fue el no obtener una explicación aceptable de por qué, sin que ella estuviera enterada, se le estaban cobrando productos que ni ordenó, ni recibió. Y cuando llamó a Telemundo 52 Responde, pusieron manos a la obra, y todo se resolvió.

Leave A Reply

Your email address will not be published.