Policía de Frisco, Texas, detuvo por error a una familia que se dirigía a un torneo de baloncesto apuntándolos con armas: “Cometimos un error”

28

(CNN) — El jefe de policía de Frisco, Texas, se disculpó el viernes después de que una familia de Little Rock, Arkansas, que se dirigía a un torneo de baloncesto en Grapevine, fuera detenida por error en una “parada de alto riesgo”. Un agente de la Policía de Frisco identificó erróneamente las placas del automóvil como si fueran de Arizona, en lugar de Arkansas, lo que llevó a las autoridades a creer que el auto era robado, según el video de la cámara corporal y la información publicada por la Policía.

El 23 de julio, un agente de la Policía de Frisco vio un Dodge Charger negro con matrícula de otro estado salir de un hotel y verificó la matrícula del vehículo. De acuerdo con un comunicado de prensa de la Policía de Frisco, al ingresar la información, el agente ingresó por error la placa como si fuera de Arizona, en lugar de Arkansas, lo que provocó una devolución de registro incorrecta y llevó al oficial a creer que el vehículo posiblemente había sido robado.

Luego, el agente inició una “parada de tráfico de alto riesgo” en la autopista de peaje Dallas North Tollway y esperó a que llegaran los policías de respaldo, según el comunicado. La Policía cerró los carriles hacia el sur de la autopista de peaje y realizó la parada de alto riesgo, que según el departamento es un “procedimiento estándar para vehículos robados”.

El video de la cámara corporal de dos agentes, publicado por el Departamento el viernes, muestra a la mujer que conducía y a su hijo, un niño de sexto grado, que estaba en el asiento trasero, cuando se les ordena salir del vehículo.

“Salga lentamente del vehículo. Aléjese de nosotros. (…) Dese la vuelta. No nos mire de frente”, dice un agente que tiene su arma apuntando hacia el automóvil. “Todo el mundo en el coche, las manos fuera de la ventana. (…) conductor, levántese la camisa lentamente, solo para que veamos su cintura. Gire lentamente”.

Brooklyn Tech Support

publicidad

“Si se meten en ese auto, les pueden disparar, así que tengan cuidado. No metan las manos en el auto”, grita el policía una vez que la conductora les dijo que su pistola con licencia estaba guardada en la guantera.

La Policía dice que se está realizando una revisión del incidente.

“Cometimos un error”, dijo el jefe de policía de Frisco, David Shilson, en un comunicado el viernes. “Nuestro departamento no se esconderá de sus errores. En cambio, aprenderemos de ellos. El policía involucrado aceptó rápidamente la responsabilidad por lo sucedido, lo que habla de integridad. He hablado con la familia. Me identifico con ellos y entiendo completamente por qué están molestos”.

El video de la cámara corporal muestra al agente que inició la detención llevando a la madre a un lado e interrogándola sobre las placas de su automóvil. La mujer le dijo al agente que los niños en la parte trasera del auto eran su hijo y su sobrino. Mientras tanto, el video de la cámara corporal muestra al esposo de la conductora hablando con un segundo agente diciendo: “Escuche, señor, este es el auto de mi esposa. Solo vamos a un torneo de baloncesto”.

“Soy entrenador de baloncesto. Mira esto, hermano”, continúa, mientras se escucha llorar a su hijo.

“Tengo un porte oculto… Todos le pusieron un arma a mi hijo sin ninguna razón”.

Luego llegó un sargento de Policía de Frisco y los agentes se dieron cuenta de que habían cometido un error.

“Esa es una experiencia terrible”, respondió el padre. “Todos ustedes tienen que hacer su trabajo, pero todos somos legítimos”, dijo.

“Parece que cometí un error”, le dice el agente a la familia después de que su sargento ordenó a los agentes que se retiraran y canceló la parada de alto riesgo. “Lo identifiqué como de AZ como Arizona, en lugar de AR (Arkansas), y eso fue lo que sucedió”.

El padre luego responde: “Podría haber salido todo mal para nosotros”.

El video muestra al esposo de la conductora alejándose angustiado por el actuar de los policías y rompe a llorar.

“Lamentamos mucho que haya sucedido así. No teníamos intención de hacer esto, ¿saben?”, le dice otro agente a la familia. “También somos humanos y cometemos errores. No estoy justificando nada, solo digo que no fue una computadora la que lo ejecutó. Fue nuestro error humano el que hizo esto. Así que, por favor, perdónanos”.

Según la Policía, la revisión del incidente se inició ese día para determinar “qué sucedió, cómo se manejó y evaluar qué se debía abordar para evitar que esto suceda en el futuro”. La Policía dijo que una revisión en curso identificaría cambios adicionales en la “capacitación, políticas y procedimientos” necesarios del departamento.

“Me disculpé en nombre de nuestro departamento y les aseguré que nos haremos responsables y brindaremos transparencia a lo largo del proceso. Este incidente no refleja el alto nivel de servicio que nuestros oficiales brindan diariamente a nuestros residentes, negocios y visitantes”, agregó el jefe en su declaración.

— Sarah Moon de CNN contribuyó a este informe.

Leave A Reply

Your email address will not be published.