José Sosa: “Soñar despierto, la frase que me gusta”

35

En el primer piso del edificio de la concentración, en la sala de conferencias, está José Sosa, el que lleva la “7” de Estudiantes. Hace un rato terminó el entrenamiento vespertino y en la cocina las ollas preparan la comida para la noche. Hay concentración y partido a las pocas horas. No es un jueves más en City Bell. El capitán del último campeón está feliz y se le nota. Y en una íntima charla con este medio lo deja en claro.

“Siempre viví el fútbol de una manera, con mucho esfuerzo y responsabilidades. Me pone muy contento y lo tomo con tranquilidad para que no sea un peso extra. También por nuestros compañeros, que nos respetamos. Hay muchos referentes con historia dentro del club sin tener la cinta de capitán”, empezó para hablar del reciente título y de lo que significó a diferencia de los conseguidos en 2006 y el año pasado.

“Cuando volví tenía las mejores expectativar pero jamás imaginé esto”

“Mariano (Andújar) fue un gran capitán. Hoy no está, Mauro (Boselli) tampoco, pero fueron líderes del camino que nos tocó vivir para la Copa Argentina y, siguiendo el mensaje de ellos así como aprendiendo de ese rol sin meterme, junto con el Ruso (Ascacibar) que la tiene cuando yo no estoy, seguimos ese mensaje, lo que aprendimos de ellos”, continuó.

“Eso tiene Estudiantes. Tiene una bajada de línea de los líderes y del club, transmitir a los jóvenes el sacrificio, el esfuerzo. Está en los vestuarios, el merecer estar en un vestuario como el de Estudiantes, tener responsabilidades lógicas. Hoy soy el portador de la cinta pero está unificado. Lo que hicieron Mariano y Mauro, lo seguimos haciendo nosotros”, agregó Sosa.

Brooklyn Tech Support

Y los elogios al club no claudicaron: “Lo lindo de Estudiantes es que se va renovando. Hoy me encuentro con un club igual internamente en cuanto a sensaciones, sentimientos, el trabajo fuera del fútbol pero también se han cambiado muchas cosas”.

Un tema que enfrentó el actual capitán albirrojo son los nuevos proyectos propuestos por Juan Sebastián Verón, presidente de Estudiantes por segunda vez: “Hay nuevas expectativas, proyectos, cosas mejores para el club y para la gente, que es lo que se merece cada institución. Estudiantes siempre fue así, no creo que nadie venga con cosas que no forman parte del club”.

“A nivel colectivo, uno que está más grande sabe que siempre hay responsabilidades y objetivos nuevos, así que esto se disfruta un poco más. Conseguir campeonatos y le damos un poco de valor en lo que es el tiempo después, porque enseguida hay que pensar en lo que se tiene y seguir compitiendo”, destacó.

A los 38 años, el Principito fue uno de los que eligió regresar al club albirrojo y darle un cierre a su carrera profesional. Cuando la vuelta se planteó, si bien “uno siempre tiene la ilusión”, nunca imaginó el doblete que iba a lograr.

“Siempre hay que tener pensamientos positivos en lo personal y laboral. En lo personal, lo positivo se tiene que trabajar en la almohada y algo que es muy de Estudiantes, una frase que me gusta mucho, es ‘Soñar despierto’, trabajar, esforzarse y mucho sacrificio”, resaltó el capitán albirrojo. “Hoy me pone feliz conseguir la Copa Argentina, que no tenía Estudiantes, y el campeonato, así que es un momento feliz”, añadió y confesó que tras las vacaciones hablará con la dirigencia para plantear el futuro. Su contrato se termina en diciembre.

Consultado sobre qué tiene Eduardo Domínguez de Bilardo, el Cholo Simeone y Alejandro Sabella, tres de los DTs campeones del Pincha, no dudó: “Tiene un poco de todo. Estamos en otras épocas donde los DT tienen que estar muy atentos a los jóvenes, a las nuevas maneras de entrenamiento que se modificaron a lo largo de mi carrera. Antes eran otros entrenamientos, hoy hay un montón de herramientas para ser mejores”.

“Tiene la pasión que tiene el Cholo, que él la manifiesta siempre, pero Eduardo es más pensante como Alejandro, tiene su toque sensible y la amabilidad de hablar con todos de la misma manera como Ale. Nosotros estamos muy contentos porque el grupo necesitaba un poco de ese tacto a nivel grupal y eso se sintió, de ahí el éxito”, sumó y aportó: “En la Copa Argentina fue uno de los últimos en levantar la copa. Eso demuestra la clase de líder que es. Es la cabeza del grupo pero entiende la importancia del jugador. Es como un padre cuando ve a su hijo feliz, no necesita nada más, y es un sentimiento que le pasa a él. Yo (el lunes) lo vi con la Copa y lo empujé al medio de la ronda, le dije a los chicos de llamarlo porque él no iba a querer. Enseguida dejó la copa para que nos tiremos nosotros y fue una emoción muy linda”.

José Sosa no esconde su sorpresa al ver como Cami Homs, “que no conocía el sentimiento pincha”, lo vive y lo disfruta. Si bien aclara que no ven mucho fútbol juntos, él se “caga de risa”. “Solo una vez me tocó ver un partido con ella y dije ‘No vengo más’, no sabes cómo grita”, contó con humor.

“Con el club tenemos una gran relación. Es cuestión de analizar”

Y luego reveló una anécdota que, para quienes no están inmersos en el sentimiento dividido a nivel futbolístico en la Ciudad, puede ser difícil de entender. Ocurrió cuando el Ruso Ascacibar fue papá y ellos dos estaban en un paseo de compras para elegir un regalo: “Le pedí que me ayude y después pensé ‘Van a decir que está embarazada’. Ella se pone a mirar cosas que eran azul, celeste y blanco. Elige algo azul y blanco y le dije: ‘Yo soy de Estudiantes, jamás le regalaría algo al Ruso con los colores de Gimnasia’. Me decía ‘Estás loco, es un bebé’ y tiene razón pero ahí entendió cómo vivimos nosotros con locura.

Con Rugió el León en mano, el libro de Diario EL DIA en honor a la obtención de la Copa de la Liga, José Sosa se mostró muy agradecido: “Ver estas cosas me recuerda a mis viejos en Carcarañá. Mi mamá tiene muchos recortes. Este libro es para ella”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.