El Círculo de la Dinastía Bienvenida premia al doctor Enrique Crespo: «Sería inviable la Fiesta sin los cirujanos taurinos»

33

La Sala Bienvenida de Las Ventas ha acogido este sábado la entrega de los premios del Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida. El premio ‘Fábula Literaria Vicente Zabala’ ha caído en manos de Ángel González, por su obra ‘Reales plazas de toros de Madrid«; mientras que el doctor Enrique Crespo ha recibido el premio ‘Antonio Bienvenida a los valores humanos’.

Juan Lamarca, vicepresidente del Círculo, presentó el acto, explicando los motivos de estos reconocimientos. Del doctor Crespo dijo que se debía a «la acción abnegada del médico, que salva vidas a los toreros mediáticos y a los poco conocidos. No son reconocidos muchas veces, y ahora hasta son atacados, como ocurre con el ministro, que no lo hace por animalismo, sino siguiendo la línea de atacar las señas de identidad españolas». Mientras que de González alabo su «delicioso libro», que recorre los lugares en los que se han celebrado festejos taurinos en la capital, «desde el siglo XVII hasta la actualidad; desde el Alcázar de Madrid a la Monumental de Las Ventas».

Muriel Feiner, fotógrafa y reconocida aficionada, dijo que si alguien merecía un premio por sus valores, era el doctor: «No conoce el descanso, porque los domingos y los días de fiesta es cuando hay mas trabajo. No es de una plaza fija, sino de muchas. Hombre de profundas creencias religiosas, reza a Dios antes de cada intervención. Vive por y para su trabajo, y nadie merece más este premio que el doctor, como médico y como ser humano». Igual opinaba Miguel Bienvenida, presidente del Círculo: «Enhorabuena a Ángel y al otro ‘ángel’, el doctor Crespo. Sería inviable la Fiesta sin los cirujanos taurinos. No saben lo importante y tranquilizador que es la presencia de estos señores».

También intervino el exalcalde de Madrid Álvarez del Manzano: «Qué suerte tienen los que visten de luces por encontrar una mano amiga que les permiten volver a torear», le dijo al cirujano. Además, tuvo palabras también para el libro de Ángel González, que calificó como «muy interesante, curioso y costumbrista. Madrid es una ciudad que vive la tauromaquia de una manera extraordinaria, es una ciudad muy vinculada a la tauromaquia. Recomiendo que envíen en libro a Urtasun para que vea lo que es la tauromaquia».

Tomó entonces la palabra el doctor Crespo para agradecer el premio, que recogió con especial emoción, al reconocerse bienvenidista de pro, al que tuvo la fortuna en su niñez de haber tratado con él: «Este premio representa una honra que nunca podría esperar y más tras repasar a los premiados, entre los que figuran Máximo García Padrós o Luis Madero». También recordó a sus abuelos, de quienes heredó «unos valores difíciles de igualar», al igual que su padre, también cirujano, que fue quien le acercó a la tauromaquia, y quien le brindó la oportunidad de conocer a Antonio Bienvenida. «Quiero compartir este premio con todos los profesionales sanitarios que acuden a las enfermerías», finalizó diciendo, compartiendo el homenaje con sus compañeros de profesión.

Leave A Reply

Your email address will not be published.