Otro gran fracaso para el pasado PLD-FUPU

12

imagen

EL AUTOR es periodista y dirigente del PRM. Reside en Santo Domingo.

Va registrado que la impresionante bancarrota política en que ha caído el pasado que representan los partidos FUPU y PLD y sus candidatos Leonel Fernández y Abel Martínez se origina en que gobernaron recientemente el país sumiéndolo en 20 años casi consecutivos de corrupción, impunidad y desorden institucional.

Tras ser jondiados del poder por el pueblo y la oposición, sin tomarse el menor respiro para enfriarse de la herencia de descomposición ética, disfunción institucional y prostitución de las responsabilidades del gobierno, siguieron caravaneando y candidateándose como si nada hubiesen hecho.

Cayeron del escaso apoyo que tuvieron Leonel y Abel y sus partidos a los posicionamientos sotaneros a que están.

Han pasado por una retahíla de fracasos políticos que los ha aislado de la sociedad mientras involucionan de manera tan impresionante que a lo largo de la larga campaña que hicieron por más de tres años, no han podido exhibir grupos o personalidades que no sean de los que fagocitaron del concón de sus gobiernos.

Son el pasado.

Por eso fracasaron en el boicot a la Procuraduría independiente y la lucha contra la corrupción.

Fracasaron en impedir que RD se una para defenderse de los problemas que nos genera la crisis de Haití.

Fracasaron en desacreditar los esfuerzos de RD para logar la resiliencia ante la pandemia, retomar la senda del crecimiento económico y el turismo y controlar la inflación.

Para disfrazar su bancarrota política, quisieron desacreditar a la Junta Central Electoral, al Tribunal Superior Electoral y todo el calendario electoral municipal, del 18/2, y legislativas y presidenciales del 19/5, pero también fracasaron.

Y, sobre todo, fracasaron en las elecciones municipales de febrero, en las que el pueblo les dio su merecido, reduciéndolos al minoritario espacio que tienen hoy, y que continuará cayendo el 19/5.

Con la complicidad de sus socios mediáticos y las estaciones de sicarios que tienen en las redes han tratado inútilmente de montar la percepción de que las renuncias de la FUPU y del PLD de quienes se han sentido traicionados en la sujeción a los principios boschistas, se deben a un sonsacamiento hecho por el PRM.

Ahora, sabiéndose irremisible y contundentemente derrotados, apuestan a desacreditar los resultados de las próximas elecciones alegando que una eventual baja votación haría ilegítimo al nuevo gobierno.

También fracasarán por dos razones fundamentales:

1)    La legitimidad democrática del nuevo gobierno le vendrá de la proporción mayoritaria que corresponda a los votantes del PRM y aliados.

2)    La abstención proviene principalmente del desencanto de los electores con la política,  de la enorme frustración y decepción que dejó en el pueblo la traición PLD-FUPU a los principios de integridad boschista con que se le vendieron, para terminar siendo una casta de aprovechados enriquecidos de la noche a la mañana.

Por eso  fracasarán, otra vez.

jpm–am

Compártelo en tus redes:

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.