Más víctimas en La Plata: estar cerca no te salva de la inseguridad

23
Más víctimas en La Plata: estar cerca no te salva de la inseguridad

Daniel y Marcela contaron cómo fue el robo en su vivienda de 55 entre 30 y 31 / Roberto Acosta

“Es de no creer. Volvimos hace unos días de una semana de vacaciones y no pasó nada. Ahora salimos un puñado de horas para dar una vuelta y nos robaron”, reflexionó ayer ante este diario Daniel (60), en la puerta de su casa de 55 entre 30 y 31.

Contó que el hecho en ese domicilio de dos plantas, que habita con su esposa Marcela, de la misma edad, ocurrió durante la tarde del martes.

Al respecto, comentó que “con mi señora nos fuimos de acá a la una de la tarde, dimos unas vueltas en auto y llegamos hasta Punta Lara, donde tomamos unos mates”.

Después de ese rato de distensión, aprovechando el último de los feriados extra largos, emprendieron el retorno a su casa.

El hombre indicó que “llegamos a las 18 y no podíamos creer lo que veíamos: afuera, la puerta de ingreso barreteada. Y adentro, la planta baja y el piso de arriba totalmente revueltos”.

“NOS DEJARON UN DESASTRE”

Enseguida Daniel fue más explícito sobre el panorama con el que se toparon cuando comenzaron a recorrer impávidos cada sector del inmueble.

“En nuestra habitación, había una pirámide de cosas arriba de la cama, que además la rompieron al igual que algunos cajones y hasta los taparrollos”, describió.

Luego señaló que “hasta en la cocina y en la planta alta revisaron todo”.

Se mostró convencido de que “por el estado en que quedó la casa, pienso que no se resignaban a que no hubiera dinero”.

“Lo que pasa es que no había plata, porque de por sí nos manejamos con muy poco efectivo. Pagamos todo con tarjetas y con el home banking”, explicó después.

En cuanto a lo que, en definitiva, sustrajeron los ladrones, informó que “se llevaron alhajas, un celular que funciona pero que usamos poco, dos televisores, una notebook, una netbook, una cámara fotográfica y una campera de neoprene”.

”También nos llevaron máquinas como una amoladora, una soldadora, una caladora y un taladro”, agregó.

Aclaró que “es por lo menos lo que descubrimos hasta el momento, porque pasan las horas y nos vamos dando cuenta de otros faltantes”.

A la charla se sumó su esposa, quien lamentó que “no tenemos seguro, así que va resultarnos muy difícil poder reponer todos los objetos de valor que se llevaron los delincuentes”.

En particular, Marcela no ocultó su desazón “por los dos televisores y por la cámara Nikon, que la había comprado por un curso fotográfico que hice”.

Consultados sobre el tiempo que habrían permanecido los delincuentes dentro de la vivienda, Daniel intervino para calcular que “por lo menos habrán estado una hora, si es que no me quedo corto”.

“USARON GUANTES”

Asimismo, Marcela mencionó que de acuerdo a lo que les hizo saber el personal de la Policía Científica que trabajó en su domicilio, “los ladrones usaron guantes, porque no encontraron ninguna huella dactilar. Sólo una mía en el espejo”.

Su marido, en tanto, dio a conocer que “fue la única vez en 14 años que vivimos acá, que sufrimos un caso de inseguridad. Pero hace dos años que venimos enterándonos de algún robo en el barrio”. Los autores del ataque, cabe destacar, aún permanecen prófugos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.