Cómo viajan los caballos de élite a una de las mayores carreras del mundo

55

(CNN) — El sábado, 122 atletas esperaban su turno para competir en uno de los hipódromos más prestigiosos del mundo. Alrededor de dos tercios de ellos habían volado desde 14 países de los cinco continentes para asistir a una de las carreras más importantes de su deporte.


Estos corredores no llevaban tenis, porque son caballos.

La Copa del Mundo de Dubai reparte US$ 30,5 millones en premios, repartidos en nueve carreras (incluida la que lleva su nombre, con una enorme bolsa de US$ 12 millones), y atrae a muchos de los mejores jinetes del mundo.

Aunque las carreras en sí duran unos minutos, el transporte de los caballos requiere meses de preparación y cientos de personas.

Brooklyn Tech Support

“Es una operación enorme”, afirma John Nicholls, director de Cuarentena del Dubai Racing Club. Nicholls y su equipo son responsables de velar por la salud de los caballos desde que aterrizan en la ciudad hasta que se marchan de nuevo, y supervisan los establos de cuarentena del club de carreras en el hipódromo de Meydan, valorado en US$ 1.000 millones.

“Es básicamente de cinco estrellas”, dice Nicholls. “Tienen mucha agua, mucho heno y atención”.

publicidad

transporte caballos dubai

Emirates Skycargo lleva transportando caballos campeones de todo el mundo a la Copa del Mundo de Dubai y a las carreras de Carnaval desde 2002. Crédito: Emirates

Turista, preferente o primera clase

El jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, gobernante de Dubai y ávido aficionado a las carreras de caballos, tiene su propio Boeing 747 que suele transportar a todos los caballos de carreras del evento dentro y fuera de la ciudad.

“Desgraciadamente, el avión está en mantenimiento en este momento, así que los caballos vuelan en aviones comerciales. No hay mucha diferencia, pero es mucho más cómodo para nosotros tener nuestro propio avión”, dice Nicholls.

Los caballos viajan en compartimentos climatizados en el compartimento de carga del avión, que puede albergar hasta 25 compartimentos, con un máximo de tres caballos en cada uno. En el mundo ecuestre, a esto se le llama clase turista: dos caballos por compartimento en clase preferente y uno por compartimento en primera clase, explica Nicholls.

En los aviones de Emirates, los caballos viajan en compartimentos hechos a medida, con techos ajustables, cubiertas de ventilación para controlar la luz y la temperatura, y suelos de goma antideslizantes: “el equivalente equino a viajar en clase preferente”, independientemente del número de personas que viajen en el compartimento, afirma Nadeem Sultan, vicepresidente sénior de Planificación de Carga y Cargueros de Emirates SkyCargo.

Pero a diferencia de lo que ocurre con los pasajeros humanos, más espacio no siempre los hace más cómodos, dice Suné Schäffler, directora general de Equitrans, un servicio de logística ecuestre que trabaja con Dubai Racing Club para transportar a los caballos.

“Son animales de manada, así que quieren estar cerca unos de otros, sobre todo los más jóvenes. Mientras puedan ver al caballo que tienen al lado, están bien”, dice Schäffler.

Los caballos más grandes pueden necesitar más espacio, pero no siempre es así: “Ciertos caballos tienen comportamientos de viaje diferentes: pueden ser pequeños, pero son un poco petardos, así que necesitan espacios más grandes”, dice. “A otros les da claustrofobia y se agitan si tocan los lados de su cuadra, por lo que se les da un viaje más espacioso para evitar que entren en pánico y se hagan daño”.

carguero caballos

En los últimos 12 meses, Emirates SkyCargo ha transportado más de 2.500 caballos en su red de cargueros. Crédito: Emirates

Los mozos de cuadra profesionales, o cuidadores de caballos, viajan con los caballos durante todo el proceso de carga y el viaje, junto con un veterinario. El despegue y el aterrizaje son los momentos más difíciles, y cuando es más probable que surja cualquier problema. Los caballos suelen llevar elementos de protección, como calcetines para apoyar las articulaciones o cascos para amortiguar los golpes, e incluso tapones para los oídos si les molestan los ruidos fuertes.

A los caballos se les da agua durante el vuelo, pero no su comida habitual; sin embargo, mantenerlos ocupados es esencial para un vuelo sin estrés, dice Schäffler, por lo que a menudo se les da heno o hierba.

En general, sin embargo, los caballos viajan “muy bien”, especialmente los que están tan acostumbrados como estos atletas internacionales, dice Schäffler: “Los caballos son realmente muy fáciles”.

Son las personas, y las enormes cantidades de equipo que llevan, las que causan la mayor tensión en los equipos de transporte, dice Nicholls. Calcula, de forma conservadora, que este año viajaron con los 82 caballos al menos 5.000 kilos de equipo, desde aperos de montar hasta comida, e incluso su propio suministro de agua para toda la estancia.

“La gente trae todo tipo de cosas que en realidad no necesita”, dice Nicholls. Recuerda que una persona voló con una caja tan grande que el aeropuerto no tenía una carretilla elevadora lo bastante grande para moverla, mientras que otra trajo un arcón metálico antiguo lleno de material de equitación de repuesto. Todo el equipo tiene que pasar también por la aduana, y cuando las cosas no están etiquetadas claramente, se producen grandes retrasos, dice.

caballos dubai

Caballos caminan hacia el hipódromo de Meydan desde su establo de cuarentena para trabajar por la mañana en la pista antes de la Copa del Mundo de Dubai. Crédito: Rebecca Cairns/CNN

Algunos entrenadores incluso traen su propia paja y ropa de cama, a veces para mitigar las alergias al polvo, pero a menudo en un intento de controlar cada detalle de la rutina del caballo.

“Es una cuestión de control”, dice Nicholls, y añade que este deporte está plagado de supersticiones: por ejemplo, los establos o boxes utilizados por un ganador anterior son muy apreciados, y los caballos suelen llevar talismanes de la suerte en las bridas.

Pasaportes para ponis

Para la Copa del Mundo de Dubai, los caballos aterrizan en el aeropuerto Al Maktoum, en las afueras de la ciudad, a unos 45 minutos en auto del hipódromo de Meydan, lo que permite a los caballos pasar fácilmente del vehículo de transporte terrestre al box y mitigar aún más el riesgo de lesiones.

Una parte clave para que los caballos entren y salgan del asfalto lo antes posible es la documentación, como los pasaportes, de la que se ocupan empresas como Equitrans.

“Los caballos deben cumplir ciertos requisitos cuando viajan, en cuanto a residencia, cuarentena antes o después de la llegada, análisis de sangre y vacunas”, explica Schäffler. Los caballos tienen un número de microchip único, que es la principal forma de identificarlos, pero su pasaporte también indicará su color, sexo, raza y marcas únicas en un diagrama para ayudar a la seguridad a identificarlos fácilmente.

David Robson, socio fundador de Equitrans, calcula que el costo del transporte aéreo de los 82 caballos para la competición oscila entre US$ 2,5 y 3,5 millones.

La gran cantidad de papeleo que realizan empresas como Equitrans agiliza los controles de seguridad para los caballos, y hace que el viaje sea relativamente sencillo para el equipo que viaja al evento.

emirates equine caballos

Emirates Equine es una solución a medida para el transporte de caballos. Crédito: Emirates

“El transporte es bastante fácil para los caballos de Hong Kong hasta aquí (Dubai) porque el tiempo de cuarentena no es demasiado largo para nosotros”, dice Toto Wong, comentarista de carreras del Jockey Club de Hong Kong, que viajó a Dubai con el equipo de Hong Kong. Los caballos de Hong Kong llegaron 11 días antes de la competición, explica Wong, lo que les dio tiempo a adaptarse a su nuevo entorno antes de la carrera.

Al igual que las personas, los caballos pueden sufrir jet-lag, aunque a unos les afecta más que a otros. Es una de las razones por las que Nicholls recomienda que los caballos lleguen de dos a tres semanas antes de la carrera, “para que se aclimaten”, aunque en esta ocasión los caballos llegaron cinco días antes de la carrera, y Nicholls ha visto caballos que han volado el día antes de competir.

Aunque para mucha gente la Copa del Mundo de Dubai terminó el sábado por la noche, gente como Nicholls y Schäffler están aún más ocupados: los caballos empezaron a volar a casa ya el domingo por la mañana.
“A la mayoría no les afecta”, dice Nicholls, y añade que, vuelen en clase turista o no, “se les cuida como en primera”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.