ANÁLISIS | Irán quiere castigar a Israel por la muerte de sus comandantes, pero sus opciones son limitadas

32

(CNN) — Siete funcionarios iraníes, incluidos dos comandantes militares de élite, murieron el lunes en un ataque aéreo contra el complejo de la embajada iraní en Damasco, que se cree ampliamente que fue obra de Israel.

Los expertos dicen que el ataque es el mayor de su tipo contra objetivos iraníes desde que el entonces presidente estadounidense Donald Trump ordenó el asesinato de Qassem Soleimani, un alto comandante iraní, en Bagdad en 2020. Irán ahora puede verse obligado a responder a pesar de su falta de voluntad para entrar en guerra con Israel y Estados Unidos.

Israel atacó los intereses iraníes y de sus aliados en Siria durante años como parte de su estrategia de “campaña entre guerras” para disuadir y destruir las amenazas emergentes a su seguridad. Y aumentó esos ataques desde el 7 de octubre, cuando Hamas, respaldado por Irán, atacó a Israel, matando a 1.200 personas y secuestrando a 250, lo que desató una devastadora guerra israelí en Gaza.

Pero el ataque del lunes fue una escalada importante, dicen los expertos, ya que tuvo como objetivo un recinto de la embajada y mató a un alto comandante de la Guardia Revolucionaria de élite de Irán (CGRI). Irán lo considera un ataque a su territorio soberano según el derecho internacional.

Brooklyn Tech Support

Israel no se atribuyó la responsabilidad del ataque, pero argumentó que el objetivo fue un “edificio militar de las fuerzas Quds”, una unidad del IRGC responsable de las operaciones en el extranjero. “Esto no es un consulado ni una embajada”, dijo a CNN el portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), el contraalmirante Daniel Hagari.

publicidad

Los servicios de emergencia trabajan en un edificio destruido por un ataque aéreo en Damasco, Siria, el 1 de abril de 2024. Omar Sanadiki/AP

Es poco probable que se tomen represalias en forma de un ataque iraní directo contra Israel, ya que incitaría a un ataque recíproco en suelo iraní y podría arrastrar a Estados Unidos a una guerra regional.

Estas son las opciones de Irán:

Apuntar a los intereses estadounidenses

El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Hossein Amir-Abdollahian, responsabilizó a Estados Unidos del ataque.

El encargado de negocios suizo en Teherán, que representa los intereses estadounidenses en el país, fue convocado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán a primera hora del martes y “se transmitió un mensaje importante a la administración estadounidense como partidaria del régimen sionista”, dijo Amir-Abdollahian en X. “Estados Unidos debería ser responsable”.

“Parece que los iraníes responsabilizan a Estados Unidos por lo que Israel hizo tanto como Estados Unidos responsabiliza a Irán por lo que hacen las milicias iraquíes”, dijo Trita Parsi, vicepresidenta ejecutiva del Quincy Institute for Responsible Statecraft en Washington, a Paula Newton de CNN.

Irán ya se involucró en un conflicto indirecto de bajo nivel con Estados Unidos a través de milicias aliadas en Siria e Iraq. Pero ese conflicto disminuyó desde la muerte de tres militares estadounidenses en Jordania en enero. Estados Unidos tomó represalias ejecutando docenas de ataques en al menos siete lugares en Iraq y Siria.

Parsi dijo que la retórica de Irán desde el ataque a la embajada indica que esta “tregua” con Estados Unidos puede haber terminado. “Eso significaría que el ataque israelí contra Irán puso el objetivo en las espaldas de los soldados estadounidenses en el Medio Oriente”, afirmó.

Las fuerzas estadounidenses en la región operan muy cerca de las milicias aliadas de Irán, pero un ataque contra Estados Unidos en represalia por la acción israelí dejaría a Israel impune y potencialmente llevaría a Teherán y Washington a una confrontación directa, algo que los analistas dicen que ninguno de los dos tiene ganas de hacer.

La última vez que Irán ejecutó un ataque directo contra los intereses estadounidenses fue en 2020, cuando la República Islámica disparó una andanada de misiles balísticos contra una base estadounidense en Iraq en respuesta a la muerte de Soleimani días antes. El ataque fue el de mayor escala contra una base que alberga soldados estadounidenses en décadas.

Washington, sin embargo, trató de distanciarse del ataque israelí del lunes. Un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos dijo a CNN el martes que el Gobierno de Joe Biden no estuvo involucrado y no tenía conocimiento previo del ataque del lunes, y que Estados Unidos “comunicó esto directamente a Irán”.

Movilizar aliados contra Israel

El aliado más capaz de Irán en la lucha contra Israel es Hezbollah del Líbano. Se dice que la milicia tiene unos 150.000 cohetes y municiones guiadas de precisión muy cerca de Israel y ha demostrado su capacidad para atacar profundamente en territorio israelí.

Sin embargo, Israel se preparó para una guerra con Hezbollah durante meses y evacuó más de 40 comunidades en el norte. Las dos partes han estado involucradas en escaramuzas que se han limitado a unos pocos kilómetros a cada lado de la frontera, aunque el mes pasado Israel atacó a una profundidad de hasta 100 kilómetros en el Líbano.

Hezbollah dijo que el ataque del lunes tendrá “castigo y venganza”, pero los expertos ponen en duda su deseo de entrar en una guerra devastadora con Israel.

Irán también podría movilizar otras milicias aliadas en la región, pero su capacidad de causar daño a Israel es limitada debido a lo lejos que se encuentran. Los hutíes de Yemen perturban el comercio israelí y mundial a través del mar Rojo, y ejecutaron algunos intentos fallidos de lanzar misiles hacia Israel. Las milicias iraquíes, que están más cerca que los hutíes, también han hecho intentos, en su mayoría inútiles, de atacar a Israel.

Sanam Vakil, director del programa de Oriente Medio y Norte de África del grupo de expertos Chatham House en Londres, dijo que es probable que Irán utilice sus fuerzas aliadas junto con esfuerzos diplomáticos para aislar a Israel, pero no es probable que la situación se intensifique significativamente.

“El Eje de Resistencia puede activarse”, dijo, refiriéndose a la red de milicias proiraníes en la región. No es probable que tomen represalias con grandes ataques, sino más bien con una “cascada de respuestas”, dijo a CNN.

Atacar los intereses israelíes en el extranjero

Después de ataques contra Irán, Israel a menudo anticipó represalias iraníes por sus intereses en países extranjeros y reforzó la seguridad en sus embajadas.

En el pasado, Israel acusó a Irán de intentar atacar sus misiones diplomáticas en el extranjero en represalia por supuestos asesinatos israelíes de científicos y funcionarios iraníes, así como por ataques a sus instalaciones nucleares. Irán negó esas acusaciones.

En 1992, una bomba en la embajada de Israel en Argentina mató a 29 personas. Israel culpó a Hezbollah e Irán. En 2012, diplomáticos israelíes fueron atacados en India, Georgia y Tailandia, e Israel y otros culparon a Irán, algo que éste negó.

Jalal Rashidi Kochi, miembro del parlamento iraní, sugirió en X que Irán debería tomar represalias atacando la embajada de Israel en Azerbaiyán.

Los servicios de emergencia trabajan en un edificio destruido por un ataque aéreo en Damasco, Siria, el 1 de abril de 2024. Omar Sanadiki/AP

Vakil dijo que es poco probable que Irán ataque las misiones diplomáticas israelíes en el extranjero y agregó que Teherán “probablemente no quiera perder cualquier favorabilidad” que haya obtenido con este ataque.

“Desde el 7 de octubre ha habido muchas críticas de que Irán perdió su capacidad de disuasión”, dijo, añadiendo que Teherán intentará demostrar que mantiene esa capacidad sin causar una guerra mayor.

No emprender ninguna acción militar directa

Se cree que Israel incrementó sus ataques contra funcionarios iraníes desde el 7 de octubre. Hasta ahora, la reacción de Teherán se limitó en gran medida a una retórica feroz, y pocas de sus amenazas se convirtieron en acciones.

Los analistas dicen que la República Islámica podría verse obligada a actuar esta vez dada la naturaleza intensificada del ataque del lunes, pero advierten que Teherán podría estar cayendo en una trampa. Una guerra más amplia con Israel que involucre a Irán podría atraer a las naciones occidentales al lado de Israel en un momento en que Israel está cada vez más aislado en el escenario mundial debido a su conducta en Gaza.

“Ahora la pelota está en el lado de Irán”, escribió en X Vali Nasr, académico de Oriente Medio y exasesor del Departamento de Estado. “Israel provoca a Irán para que reaccione. Probablemente Irán espere el momento oportuno y no permita que la historia sobre Israel cambie de Gaza a Siria e Irán”.

Vakil, de Chatham House, dijo que es poco probable que Irán responda con un ataque militar directo. En cambio, probablemente “aprovechará este impulso de condena internacional por la guerra en Gaza”, avivará los temores internacionales de una guerra regional más amplia y aislará aún más a Israel.

Sabiendo que la región en general, Israel y Estados Unidos quieren evitar una guerra mayor, Teherán intentará utilizar esta dinámica para ganar algo de tiempo y favorabilidad, dijo a CNN.

“Creo que Irán jugará varias cartas simultáneamente”, dijo, incluidos ciberataques, confrontaciones militares de bajo nivel a través de aliados y ofensivas diplomáticas.

Irán solicitó una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para “denunciar categóricamente la violación de las normas internacionales”, según la agencia de noticias IRNA.

Sin embargo, la falta de acción militar directa “crea el mayor riesgo para Irán de que Israel tenga el tiempo y el espacio para desmantelar los frentes del Eje de Resistencia uno por uno (posiblemente con el apoyo directo e incluso la participación de la próxima administración estadounidense) una vez que se las operaciones importantes en Gaza se completen”, escribió en X Farzan Sabet, investigador asociado senior del Centro de Gobernanza Global en Suiza. Tal cambio podría afectar seriamente las capacidades de Irán en la región.

Leave A Reply

Your email address will not be published.