Esto pasará si Trump no consigue la fianza de US$ 464 millones

17

(CNN) — El equipo legal de Donald Trump y la oficina del fiscal general de Nueva York trabajan duro antes de que este lunes venza el plazo para que el expresidente obtenga una fianza por la multimillonaria sentencia por fraude civil que pesa en su contra.

Trump debe personalmente más de US$ 454 millones derivados de la sentencia dictada por el juez Arthur Engoron en febrero. La cifra se dispara hasta los US$ 463,9 millones si se incluye el dinero que le deben sus hijos Eric y Donald Jr, la Organización Trump y los intereses devengados desde la fecha de la sentencia.

Los expertos que hablaron con CNN dicen que la fiscal general Letitia James y su personal deberían estar preparados para comenzar el complicado laberinto legal de confiscar los activos de Trump si el expresidente no asegura los bonos necesarios para cubrir el fallo de Engoron mientras apela.

Están en juego activos como edificios, casas, coches, helicópteros y su avión. El principal foco de atención podrían ser sus cuentas bancarias, que según los expertos serán más fáciles de embargar, y las propiedades, que serían más difíciles.

Brooklyn Tech Support

Trump pidió a un tribunal estatal de apelaciones que le permita depositar una fianza menor –o ninguna en absoluto– al afirmar que se enfrentaría a un daño irreparable si se viera obligado a vender propiedades en una venta forzosa que no podría deshacerse si finalmente gana su apelación. El tribunal aún no se ha pronunciado.

publicidad

Esto es lo que pasaría si Trump no puede asegurar la fianza:

Incautación de cuentas bancarias y dinero en efectivo

En teoría, los funcionarios pueden comenzar el complicado proceso legal de tomar sus activos, a falta de cualquier otra maniobra legal estratégica de los fiscales del Estado y la lucha contra el equipo legal de Trump. Los funcionarios tendrán que sopesar qué activos quieren tomar, si sus cuentas bancarias o sus propiedades. Los expertos creen que la primera acción debería ser embargar sus cuentas bancarias.

“Los bancos son la parte más fácil, recibirán la sentencia del Fiscal General -la orden judicial- y luego los bancos la ejecutarán”, dijo el abogado Peter Katz, ex fiscal federal del Distrito Este de Nueva York que ha llevado casos de fraude. “Retiran los fondos de la cuenta y los ingresan en las cuentas del Fiscal General. Lo otro es un poco más difícil”.

Sacar dinero de las cuentas de Trump requiere que los fiscales estatales pidan al sheriff de Nueva York o a un US Marshall que entren en la sucursal principal del banco en el que Trump tenga su dinero, armados con una orden judicial.

“Entran y se lo dan al gerente”, dijo Adam Pollock, un exasistente de la fiscal general del Estado de Nueva York que ahora se especializa en ejecución de sentencias en Pollock Cohen LLP. “Se supone que el gerente debe abonar el importe de inmediato. Debe ser un cheque al portador”.

Cualquier tiempo extra que perciba la oficina de la fiscal general podría ser solo parte de la determinación de la estrategia correcta.

“Están intentando ponerse las pilas. Quieren encontrar el más líquido de los activos que pueden restringir de inmediato. Una cuenta bancaria es la forma más eficaz de hacerlo”, dijo el abogado Alden B. Smith, especializado en el cobro de deudas. “Probablemente estén decidiendo cuál es el mejor curso de acción”.

¿Qué ocurre con los edificios y las empresas?

La incautación de propiedades lleva mucho más tiempo.

Una vez que los fiscales estatales deciden qué propiedad quieren tomar, dan a la oficina del sheriff la orden de ejecución, junto con una tasa de US$ 350, dijo Pollock. A continuación, el sheriff publica el anuncio de la propiedad en tres lugares y la oficina de la fiscal general debe anunciarlo cuatro veces, dijo Pollack. A continuación, en 63 días a partir de cuando la orden de ejecución se da al sheriff, una subasta pública se lleva a cabo para la propiedad, de acuerdo con Pollock.

“Podrían decir ‘entreguen la propiedad de estas 500 corporaciones y LLC al sheriff para subasta pública’ o sólo lo suficiente para que puedan satisfacer la sentencia o U$ 455 millones”, dijo Pollock.

El proceso de embargo será más difícil con las propiedades de Trump fuera del estado, por lo que los fiscales estatales ya han hecho algunos movimientos legales para poner la pelota en marcha en Nueva York.

La oficina de la fiscal general presentó sentencias en el condado de Westchester, al norte de la ciudad de Nueva York, en lo que algunos dicen que es la primera señal de que el Estado está sentando las bases para incautar el campo de golf del expresidente en Briarcliff Manor, así como su finca privada conocida como Seven Springs.

Los abogados del Estado registraron las sentencias en la oficina del secretario del condado de Westchester el 6 de marzo, justo una semana después de la sentencia de Engoron.

¿Qué pasa con Mar-a-Lago?

No se han presentado otros juicios, pero el proceso podría desarrollarse en otros estados donde Trump tiene activos, sobre todo Mar-a-Lago en Florida, aunque otras propiedades podrían ser menos difíciles de tomar.

“La oficina de la fiscal general es la empresa más grande del estado de Nueva York, si se piensa en ella como un bufete de abogados. La oficina tiene cero abogados en Florida. Yo vería la ejecución de propiedades en Nueva York antes de ver nada en Florida”, dijo Pollack.

Una batalla legal clave podría ser qué parte de Mar-a-Lago se considera la casa de Trump, que podría estar protegida por la ley.

“En el centro podría estar la extensión de homestead. Pero eso tendría que desarrollarse en los tribunales”, dijo Pollock.

¿Puede Trump salir de esta?

Trump sigue a la espera de que un tribunal de apelaciones reduzca la cantidad que debe pagar como parte de la sentencia o suspenda la sentencia mientras se estudia su apelación.

Si no gana su apelación, la bancarrota sigue siendo una opción, aunque una que el expresidente no quiere tomar.

“No quiere que se declare en quiebra, ya que entonces la deuda sería condonada”, dijo Smith. “Si se declara en quiebra, la sentencia se suspende automáticamente. La quiebra es la mayor némesis de la ejecución de cobros para los abogados”.

Si Trump no consigue el dinero, sus opciones se reducen considerablemente.

“No veo ninguna otra forma de que pueda detener el proceso sin declararse en bancarrota o conseguir una fianza”, dijo Smith.

Trump y su equipo podrían vender propiedades más pequeñas como forma de intentar satisfacer la deuda.

“A fin de cuentas, hará cualquier cosa antes de dejar que Tish James ponga un candado metafórico en el 40 de Wall Street”, dijo el viernes a CNN Harry Litman, ex ayudante del fiscal general.

Mientras el reloj está a punto de agotarse, algunos expertos se preguntan por qué se dio siquiera un periodo de gracia.

“No hay razón para la cortesía cuando debe US$ 455 millones al pueblo del estado de Nueva York después de haber sido declarado persistentemente responsable de fraude”, dijo Pollock. “No es alguien con quien se suele tener cortesía”.

¿Tiene Trump el dinero en efectivo?

El expresidente publicó en Truth Social este viernes que actualmente tiene casi US$ 500 millones en efectivo que tenía la intención de utilizar para su campaña y dijo que James “quiere quitárselo”.

“A TRAVÉS DEL TRABAJO DURO, EL TALENTO Y LA SUERTE, ACTUALMENTE TENGO CASI QUINIENTOS MILLONES DE DÓLARES EN EFECTIVO, UNA CANTIDAD SUSTANCIAL DE LOS CUALES TENÍA LA INTENCIÓN DE UTILIZAR EN MI CAMPAÑA PARA PRESIDENTE. EL JUEZ POLÍTICO HIPÓCRITA EN EL CASO AMAÑADO Y CORRUPTO DE A.G., DONDE NO HICE NADA MAL, SABÍA ESTO, QUISO QUITÁRMELO”, publicó Trump en mayúsculas.

Su abogado, Chris Kise dijo a CNN que Trump no se refería a dinero en efectivo que tiene en la mano, sin embargo.

“De lo que está hablando es del dinero que aparece en los formularios de divulgación de su campaña y que ha acumulado a lo largo de años de poseer y gestionar negocios de éxito”, dijo Kise a CNN este viernes. Ese es precisamente el dinero en efectivo que Letitia James y los demócratas tienen en la mira”.

Trump también ha tenido que pagar recientemente una fianza de casi US$ 92 millones para satisfacer la sentencia en su contra en el caso de difamación de E. Jean Carroll, mientras recurre.

Litman dijo a CNN que es probable que haya menos dinero del que dice Trump debido a la sentencia por fraude. De cualquier manera, agregó, es un golpe devastador para el ex presidente.

“Es como una empresa que de repente no tiene sillas, muebles, cuentas por cobrar ni nada. Ese es realmente el final del día, creo, para la organización Trump en Nueva York”, dijo Litman. “Es una situación fea, fea para él, incluso si es medianamente exacta”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.