Resumen de noticias de la guerra entre Israel y Hamas del 14 de marzo

15

Israel pretende trasladar a 1,4 millones de gazatíes desplazados de Rafah a “enclaves humanitarios”, según el Ejército

Israel pretende trasladar a 1,4 millones de palestinos desplazados de Rafah a “enclaves humanitarios” en Gaza antes de cualquier asalto de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) a la última zona de Gaza a la que el Ejército aún no ha llegado, declaró este miércoles a la prensa el portavoz de las FDI, contralmirante Daniel Hagari.

Las FDI sí tienen intención de invadir Rafah, dijo, calificándolo de “algo que tenemos que hacer”.

Pero el momento del asalto depende de “las condiciones que lo permitan”, dijo Hagari.

“¿Cuáles son las condiciones? Tenemos que asegurarnos de que 1,4 millones de personas se trasladarán a enclaves humanitarios que crearemos con la comunidad internacional. Ellos les proporcionarán alojamiento temporal, alimentos, agua y hospitales de campaña”, añadió.

Ha habido una intensa retórica en torno a una posible invasión israelí de Rafah, la ciudad más meridional de Gaza. Más de la mitad de la población del enclave se refugia allí del avance israelí que comenzó en el norte y se desplazó hacia el sur en respuesta al ataque del 7 de octubre de Hamas contra Israel, que incluyó la toma de más de 250 rehenes en Gaza, además de matar a unas 1.200 personas en Israel. Israel cree que 130 de esos rehenes siguen retenidos, de los cuales al menos 32 han muerto.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que es necesario avanzar hacia Rafah para destruir los batallones militares de Hamas que aún quedan.

Durante el fin de semana, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó que una invasión de Rafah sería una “línea roja”, pero también prometió apoyar a Israel.

El ministro del gabinete de guerra israelí, Benny Gantz, dijo el mes pasado que las FDI avanzarían sobre Rafah si Hamas no devolvía a los rehenes restantes antes del comienzo del Ramadán, pero el mes sagrado musulmán comenzó el 10 de marzo sin que se produjera ninguna invasión. Funcionarios israelíes dijeron a CNN este lunes que una invasión no era inminente y que el gabinete aún no había aprobado planes militares relacionados con ella.

Hagari se negó a pronunciarse sobre el calendario de cualquier invasión de las FDI en la ciudad, donde la población vive con una grave escasez de alimentos, agua, medicinas y refugio.

“Estamos reforzando nuestra preparación. No quiero hablar de tiempo. Será el mejor momento para Israel”, dijo Hagari.

Leave A Reply

Your email address will not be published.