Entrevista | St. Pedro: “Yo era de los ‘punketas’, de los de ‘¿Justin Bieber? ¿Eso qué es?’. Me costó abrirme”

42

No representará a España en Eurovisión, pero, como él dice, “lo que sucede, conviene”. El éxito llama a la puerta de este canario que sigue componiendo con su banda de toda la vida tras haber emigrado a EE UU para labrarse un futuro en la música que se antoja prometedor.

¿Llegó a verse en Eurovisión?La verdad es que veía a todos mis compañeros con posibilidades de ir y, además, de hacer un buen papel, pero siento que fue justicia poética que ganara Nebulossa. Tanto por el mensaje, que debe ser un tema de discusión y algo que la gente tenga delante, como por su propia historia. Ellos tienen un sueño y han trabajado toda su vida, no solo en la música, así que se lo merecen.

¿Entiende entonces el debate en torno a Zorra?Sí, y siento que es un debate supersano. Pero lo es si la gente lo toma como se lo tiene que tomar. Es decir, abrir una conversación y empezar a hablar de ello sin tener que odiar a la otra persona que no piensa como tú.

En su caso, no puede cargar contra el jurado, como hizo Jorge González. ¿Le decepcionó el voto del público?A mí me sorprendió que el jurado me diera tanta puntuación. Respecto al público, lo que sucede conviene. Pasó lo que tenía que pasar y no habría cambiado nada. Si fuera el guion de una película, siento que es una historia redonda. Yo soy como dice Kevin Costner, prefiero aparecer en buenas películas que hacer papeles principales en películas que no son tan buenas.

“Fue justicia poética que ganara Nebulossa. Tienen un sueño y han trabajado toda su vida, no solo en la música, así que se lo merecen”

¿Me equivoco si digo que no le hacía mucha ilusión ir a Eurovisión??A ver, sí que me hacía. Más que nada por el cariño de la gente y por representarla de la forma en la que yo creía que había que hacerlo. Sobre todo por los eurofans, que me han dado mucho cariño, pero creo que Nebulossa lo va a hacer increíble.

Jorge González denunció ataques de odio y racismo. ¿Ese también es el peaje del Benidorm Fest?Yo soy bastante normativo, no tengo diferencias étnicas, soy un hombre blanco normal de toda la vida, así que no soy un buen ejemplo para hablar de eso. Obviamente, es triste que alguien que simplemente va a mostrar su arte tenga que pasar por esas cosas.

“Jorge González habla desde el corazón, pero hay que medir lo que uno dice. Yo no creo que él haya sufrido ‘guapofobía'”

También aseguró que ha sufrido ‘guapofobia’.A Jorge lo quiero mucho, es una persona muy buena y habla desde el corazón, pero hay que medir lo que uno dice, porque se malinterpretan las cosas. Yo no creo que él haya sufrido eso, la verdad. Es que cuando haces música da igual tu aspecto, lo que importa es cómo le llegas a la gente. Yo ni siquiera pienso en eso.

¿Volvería a presentarse?El siguiente año, no, porque me parece demasiado pronto. Me encantaría disfrutar del disco, de la gira y de escenarios más libres, más mi rollo con mis colegas. Eso es lo que quiero para este año.

“Una de mis obsesiones es crear una industria en Canarias de la que la gente pueda vivir. Que no todo sea turismo”

Un disco que define esa vida que eligió. ¿Cómo es?Es un viaje muy grande. Todo viene de que yo estaba ya frustrado de los sistemas de trabajo de Miami y de cómo se hace música allá. Me llegó la oportunidad de volver a Tenerife y hacer música con mis amigos de toda la vida y de la forma en la que yo quería hacerla. No teníamos ninguna pretensión, pero enseguida nos dimos cuenta de que ahí podía salir algo. Queríamos hacer un disco que fuera un reflejo de la música que la gente escucha en Canarias. Es decir, por qué en Tenerife entendemos las verbenas como orquestas de merengues, grupos de salsa o bandas de cumbia, por ejemplo, y no cómo se entiende en el resto de España, incluso tampoco en la isla vecina de Gran Canaria. Ha salido un disco muy variado en el que no faltan tantos, rancheras, boleros o salsa… No es un disco al que debas ir a buscar aprender sobre música latinoamericana, porque solo es nuestra reinterpretación de sus estilos.

¿Por qué emigró a Estados Unidos?Porque es la oportunidad que se me planteó. Yo salí de La voz y conocí a  Rebeca León, mi manager, que me ofreció esa oportunidad. Hoy en día agradezco mucho la experiencia, porque, aunque no todo fue bonito, si no hubiese pasado por todas esas cosas, ahora mismo no agradecería todo tanto como lo hago.

“En mi época en Miami no me quedó otra que hacer reguetón y trap, pero nunca conecté con esos géneros”

¿Alguna vez temió no ser profeta en su tierra?Siempre he tenido la suerte de ir de la mano de titanes de la industria, así que lo que siempre he sentido es que la gente que trabaja en ella sí me conocía, pero el público no. Ahora lo que veo es que, gracias al Benidorm Fest, mi proyecto sí que le está empezando a llegar a la gente de la calle. Una de mis obsesiones es crear una industria en Canarias de la que la gente pueda vivir. Que no todo sea turismo.

fotografo: Jose Gonzalez Pérez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista a St Pedro. Benidorm Fest
St. Pedro, durante su entrevista con ’20minutos’.
JOSÉ GONZÁLEZ

Entonces su proyecto va más allá que solo una carrera musical.Es la idea. Soy muy ambicioso en ese sentido. Siento que la los artistas de mi generación como Don Patricio, Locoplaya, Cruz Cafuné o Quevedo nos han dado alas para pensar más grande.

“Siento que, ahora, en los conciertos de los artistas, me falta esa energía tan vibrante que había antes”

Veo que descarta quizá lo más fácil, la moda de cantar música urbana.Es que yo ya pasé por ahí. En mi época en Miami no me quedó otra que hacer reguetón y trap. Nunca conecté con el género, pero sí que es verdad que agradezco muchísimo haberlo hecho como lo hice, porque trabajé con grandes compositores y artistas, a los que no habría podido acceder si no hubiera tocado esos géneros. Aprendí un montón de esa forma de trabajar, del sistema que tienen los reguetoneros, que es sacar muy rápido la mayor cantidad de material posible y ya luego seleccionas, editas y mejoras. Eso me sirvió para hacer 40 canciones en cuatro meses de una forma natural, algo impensable de haberlo hecho a la vieja escuela.

Parece que ahora prima el espectáculo a todo lo demás. Es que mi concepto de espectáculo es otro. Para mí los grandes espectáculos son, por ejemplo, los que hacían Juan Luis Guerra o Mark Anthony. Me pasa que ahora, en los conciertos de los artistas, me falta esa energía tan vibrante que había antes. Vibramos en una frecuencia diferente. También siento que, al buscar esa energía, la gente sí está conectando con la música que hago. Nosotros estamos subidos a un escenario desde 2010, que éramos bebés que ni sabíamos hacer las cosas. Solo comí escenario, no soy artista de redes sociales, porque soy de una generación que me pilló a medio camino entre entender el lenguaje y no. Yo era de los punketas, de los de ‘¿Justin Bieber? Buah, ¿eso qué es?’. Me cerré un poco y me ha costado irme abriendo.

“A mí me han empezado a ir bien las cosas desde que no tengo pretensiones”

¿Tenía muchos prejuicios en la música?¡Muchos! Se dice que pueblo pequeño, infierno grande (ríe). Nosotros crecimos poco abiertos a cosas nuevas, pero vivir fuera muchos años y trabajar en esto tanto tiempo hace que abras mucho la mente.

Ahora le canta el amor propio, ente otras cosas. Para dedicarse a esto, ¿hay que tener mucho?Hay que tener mucho amor propio. Y punto. Al quien primero tienes que querer es a ti mismo y, después, a todos los demás. Yo he aprendido a hacerlo. Ha costado, pero lo he hecho.

En la música, ¿qué es lo más difícil?Transmitir. Ya sea euforia o emociones. El disco, por ejemplo, literalmente es mitad baladas y mitad mover las nalgas. Yo estoy en el medio siempre: mover las nalgas, pero triste (ríe).

Esta es la vida que eligió. .. ¿O la que le ha tocado vivir?Yo elegí que fuera la que me tocaba. Perfectamente podía haber estudiado magisterio y estar ahora dando clases, pero escogí comerme este viaje, tremenda montaña rusa. En esta vida he aprendido que tienes que usar tanto las cosas buenas como las malas a tu favor.

“La paciencia es un músculo que cuesta mucho trabajar, pero merece la pena”

¿Qué opina del fenómeno OT?Yo los felicito, porque están liando una buena este año. Y está guay. Todo lo que sea añadir artistas diferentes y cultura, increíble. Pero cuidado, que lo que viene rápido, rápido se va, a no ser que seas inteligente, te sepas mover o sepas trabajar. Lo mío ha sido a fuego lento, y todavía no estoy contento con dónde estamos, así que hay que seguir.

¿No está satisfecho?A ver, a mí me han empezado a ir bien las cosas desde que no tengo pretensiones. Ahora mismo no tengo un techo, que esa es la suerte y por lo que estoy tan feliz, pero tampoco tengo un objetivo fijado como que si no lleno un Bernabéu en cinco años es que no sirvo. Eso sí, me encantaría hacer un Heliodoro Rodríguez López (estadio del Tenerife).

fotografo: Jose Gonzalez Pérez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista a St Pedro. Benidorm Fest

Pedro Hernández

  • Cantante y compositor. Tejina (Tenerife). 28 años.

Estudia música desde los 4 años. En su isla, formó parte como batería en una banda de rock y participó en musicales como ‘Jesucristo Superstar’ y ‘Evita’. Su primera actuación musical fue en 2017, en la quinta temporada de ‘La voz’. Su debut como artista llegó de la mano de Alizzz y su ‘single’ ‘Body’, y, poco después, con su aclamado primer ‘single’, ‘Phone Sex’.

¿Cuesta ser paciente?Se aprende. La paciencia es un músculo que cuesta mucho trabajar, pero merece la pena. Una vez que que empiezas a hacer las cosas desde el amor y la honestidad y no desde la ansiedad o el miedo, ahí vas a conectar mucho más con lo que haces y, por tanto, la gente también conectará con lo que estás haciendo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.