Una medida del Gobierno podría retrasar el pago de salarios en la UNLP

31
Una medida del Gobierno podría retrasar el pago de salarios en la UNLP

En el Rectorado no descartan un reclamo por la vía judicial

La última semana de enero llegó con una noticia poco feliz para los trabajadores de instituciones públicas como la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), que en febrero no verán acreditados sus salarios el primer día del mes, como era costumbre, sino que deberán un esperar un poco más. Así será luego de que ayer el Gobierno de Javier Milei confirmara su decisión de suspender el adelanto de transferencias para el pago de haberes. La medida llega tras la eliminación del paquete fiscal de la Ley Ómnibus que se debate en el Congreso y luego de que el ministro de Economía, Luis Caputo, anticipara un “mayor ajuste para la política, la Nación y las provincias”.

En ese marco, el Banco de la Nación Argentina empezó a informar a varias instituciones (como la Universidad Nacional de Rosario, de San Juan y San Luis, entre otras) que “desde este mes y hasta nuevo aviso” no podrá adelantar el pago de haberes tal como estaba dispuesto en el convenio entre las distintas casas de estudios y la entidad bancaria. Frente a esta situación, que también afecta a hospitales públicos, las universidades comunicaron que “el pago de haberes para agentes que perciben los mismos por Banco Nación se efectuará en el momento en que la Tesorería de la Nación concrete la transferencia”.

En el caso de la UNLP no hubo comunicado oficial, pero ante la ola de rumores y trascendidos que preocuparon a la comunidad académica se supo que el Rectorado intimó al Banco para que cumpla con el convenio vigente. Incluso, no se descartaba un reclamo por la vía judicial si la respuesta de la entidad llegara a ser negativa o nula.

Al respecto, desde la Asociación Docentes de la UNLP (Adulp) manifestaron su zozobra por una medida que, dijeron, afecta a unos 15.000 trabajadores y trabajadores. Si bien aclararon que el pago “no está en riesgo”, expresaron su malestar “porque a partir del convenio que había con el Banco Nación se podía cobrar el día primero de cada mes, es decir, antes de que llegara la plata desde Nación. Ahora, con el convenio caído, se cobraría unos días más tarde” y advirtieron: “Es tremendo porque cuesta llegar a fin de mes, para que todavía te hagan esperar”.

En la misma línea, la Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu) difundió un comunicado titulado “No al secuestro de nuestros salarios” en el que le exigió al Gobierno “el pago en tiempo y forma” de los haberes universitarios.

La decisión del Banco Nación responde a la restricción impuesta por el gobierno para el cupo de adelantos transitorios destinados al pago de haberes del sector público no financiero. Algo que genera inquietud en instituciones como la UNLP, que depende de este tipo de anticipos para cubrir el pago de salarios en plena disparada inflacionaria.

“El Banco Central nos informa que ha quedado fuera de agenda la extensión de la autorización para que las provincias se endeuden con bancos provinciales, mecánica que utilizaban muchas veces para hacer frente a necesidades financieras urgentes”, confirmó ayer el vocero presidencial, Manuel Adorni.

En rigor, la comunicación A7674 del Central no solo alcanza a los bancos provinciales que contaban con ese margen para “asistencias financieras” con destino al pago de haberes del sector público no financiero, sino también a los organismos públicos que ya agotaron el cupo para hacer frente a ese gasto.

Frente al malestar generalizado, en la Casa Rosada confirmaron que “la medida no solo afecta a universidades, sino también a ministerios y otros organismos”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.