Sorpresa ingrata en colegios privados de La Plata: habrá subas más fuertes en las cuotas

36

Por los aumentos salariales a los docentes, familiasplatenses y bonaerenses están recibiendo la notificación con subas de la cuota de entre el 15 y 20 por ciento con respecto al valor que se había anunciado en diciembre, a pagar en febrero, en los colegios no subvencionados.

En un colegio del centro platense de jornada extendida, un arancel que estaba previsto en 130 mil pesos, pasará a costar 150 mil pesos en febrero. A ese monto habrá que sumarle en marzo los costos de transporte y comedor. Este último ítem es para inicial y primaria, ya que la secundaria funciona con bufet.

Muchos colegios no subvencionados, que pueden aplicar aumentos en el momento y el porcentaje que crean conveniente, ya optaron hace varios años el sistema de 11 cuotas mensuales en el año calendario, contra la posibilidad de 10 cuotas mensuales que tienen los colegios subvencionados de la provincia de Buenos Aires.

Con sorpresa, numerosas familias recibieron entre el jueves y viernes pasado, correos electrónicos desde las instituciones educativas en los que se informa sobre esta variante que aplicaron en función de la paritaria salarial de enero.

Explican que la diferencia en los valores se debe a la paritaria salarial que se cerró en la provincia de Buenos Aires semanas atrás, cuando les otorgaron un 25 por ciento de aumento por decreto a los gremios del frente gremial docente bonaerense.

Brooklyn Tech Support

En algunos establecimientos educativos plantearon como “una medida poco lógica aplicar aumentos en enero, cuando los colegios no han cobrado cuota”.

Entre otros gremios, ese frente gremial docente bonaerense lo integra Sadop, que es el sindicato que representa a los docentes de los colegios privados.

En los establecimientos educativos privados con arancel libre ya habían anticipado subas de entre un 40 y 50 por ciento con respecto a los valores que se pagaban en 2023 en razón de la inflación, costos y salarios que subieron en el último semestre del año pasado y lo que se prevé para el primer tramo de 2024.

Sin embargo, a esos valores anunciados, se sumó la paritaria salarial de enero, que arrojó mayor combustible a los aumentos de los aranceles anunciados en la finalización de 2023.

En uno de los colegios no subvencionados de la Ciudad, la nota enviada a los familiares de los alumnos señala que “con motivo del nuevo incremento salarial acordado por el Poder Ejecutivo Provincial y los Gremios docentes para el corriente mes de enero, y de conformidad a la participación que el costo laboral representa en nuestra Institución Educativa” se aplica una nueva suba en los aranceles de febrero, que habían sido anunciados en el último tramo de 2023.

Según se explicó en asociaciones de colegios privados, los colegios están autorizados a cobrar un 50 por ciento del aumento otorgado a los gremios docentes. En este caso, debiera ser 12,5 por ciento de tope. Sin embargo, la suba anunciada es superior en varias escuelas particulares de arancel libre.

Según informaron fuentes de la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la provincia de Buenos Aires (Aiepba), se está trabajando para eliminar el decreto 2417/93 que rige la comunicación de las escuelas a las familias, para lograr una dinámica distinta y más moderna con respecto a esta situación.

A los aumentos anunciados se suma en febrero un alza del 15 al 20 por ciento en las cuotas

También esa normativa en cuestión, establece que si más del 50 por ciento de las familias no firman el acuerdo de subas de aranceles, el aumento no se puede aplicar. Una escuela de Villa Devoto, ante la imposibilidad de subir los aranceles terminó cerrando sus puertas.

Las autoridades de Aiepba explicaron que están trabajando en la modificación del decreto 2417/93 que regula aspectos del funcionamiento de los colegios privados y ha quedado obsoleta.

30 POR CIENTO EN SUBVENCIONADOS

Cabe indicar que en marzo próximo, hasta el momento, los colegios subvencionados pueden aumentar hasta un 30 por ciento promedio el valor de los aranceles mensuales.

Esa cifra se avaló a fines del año pasado, con una comunicación oficial de la dirección de Educación bonaerense.

Ahora, los directivos de los colegios con ayuda estatal (unos 4.400 en toda la provincia de Buenos Aires) evalúan si la paritaria salarial de enero generará mayores costos de lo previsto y se vean en la necesidad de aplicar nuevas subas, como hicieron los establecimientos de arancel libre (más de 2.200 en el territorio bonaerense). En el caso de los subvencionados, necesitan el aval del gobierno bonaerense.

MOROSIDAD EN LA MIRA

Ante este panorama, febrero será crucial para los colegios privados, porque en el segundo mes del año se define si las familias morosas pueden regularizar o no la situación y sostener la vacante para este 2024.

Si bien se avanzó bastante en diciembre para analizar la situación de las familias que entraron en morosidad a lo largo de 2023 con el pago de los aranceles escolares, el segundo mes del año es la última oportunidad para definir el futuro de los alumnos en los establecimientos privados. A su vez, se estima que si no llegan a un acuerdo, será difícil encontrar vacante en otro colegio. Ese momento de fricción se repetirá este año, como ha ocurrido en periodos anteriores, fundamentalmente cuando la pandemia destruyó la cadena de pagos en distintos rubros.

Según Adeepra (Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas ), ese porcentaje subió a un doble de los valores históricos, que rondan entre el 8 y 10 por ciento, por lo tanto está entre el 16 y 20 por ciento. En tanto, desde Aiepba tienen números más altos, porque mencionan que podría llegar hasta un 25 por ciento en algunos casos. Siempre remarcan desde las cámaras y asociaciones, que la heterogeneidad de los establecimientos es muy fuerte y por ese motivo puede variar la situación en cada colegio.

Ante la suba en los aranceles ya miran con mayor énfasis la morosidad en las escuelas

Leave A Reply

Your email address will not be published.