Retrasos, desinformación y peticiones de alargamiento distinguió Borrón y Cuenta Nueva en Carúpano

10

En Carúpano, capital del municipio Bermúdez del estado Sucre, la masiva concurrencia de usuarios en esta última semana a las instalaciones del llamado Distrito de Corpoelec, ubicadas en el sector La Planta de El Valle, caracterizó la ejecución del plan Borrón y Cuenta Nueva en la zona.

Merlis Díaz, una usuaria de los Bloques de Playa Grande, contó que asistió durante tres días seguidos y la inmensa cola la desanimó, hasta que decidió quedarse a hacer el pago que le tocó.

Explicó que otros usuarios le dijeron que debía tener un correo activo, el RIF, la cedula y el número de contrato para hacer el registro.

“En el fondo es muy fácil, pero la información se la dan a uno de a gotas. Ni falta hace calarse este maratón. Yo tengo una prima que con su computadora ha registrado a un gentío, yo me fui a su casa y de allí, estoy aquí para pagar”.

Nhay Prada, otra usuaria, recurrió a una vecina de Playa Grande que trabaja en Corpoelec y le hizo el favor. “Yo registre dos contratos, el de mi casa en La Marina y el del negocito en la Principal para que no me vayan a cortar el servicio”.

Brooklyn Tech Support

Después se fue a pagar a Traki, donde está instalada una taquilla de pago, que lleva llena de usuarios desde hace unas dos semanas, pese a que la Corporación no informó oficialmente sobre el plan y mucha gente se enteró de oídas.

Pero en la cola no todo era felicidad por el “borrón” de deuda. Sixto Sánchez, profesor jubilado se quejó de que iban a atender a 50 personas y ellos eran el 26, pero a las 4 de la tarde iban apenas por el número 13.

Los usuarios se quejaban de los retrasos, en unas colas que imponían pasar el día esperando en las oficinas habilitadas.

Otro usuario, Pedro Márquez, dijo que el proceso se distinguió por la desinformación para hacer el registro y el pago posterior.

“Por qué no habilitan las oficinas de pago, uno va con su contrato, lo actualiza le dicen cuanto es lo que va a pagar y ya”.

Otros pedían que se alargaran las jornadas”. “Al resto de mi familia no le va a dar tiempo si el cierre es este miércoles, porque no todo el mundo dispone de un día para perderlo en una cola”.

En La Planta, en Carúpano, había al menos cuatro funcionarios atendiendo a los usuarios que acudieron desde muy temprano en la mañana.

Con el cierre, que se contempla para este 31 de enero, se espera también que se extienda la jornada y se dé una verdadera oportunidad a la gente de ponerse al día con los servicios eléctricos y sobre todo, regularizar su situación con la estadal eléctrica.

Bermúdez/ Yumelys Díaz

Leave A Reply

Your email address will not be published.