Millonario golpe en un edificio: en una hora desvalijaron 3 departamentos

31
Millonario golpe en un edificio: en una hora desvalijaron 3 departamentos

El hecho fue cometido en un edificio ubicado en calle 67, entre 5 y 6 / Web

Un total de tres consorcistas pasaron a engrosar en las últimas horas la larga lista de víctimas de asaltos cometidos en edificios.

Según pudo saber este diario, en cuestión de minutos, los ladrones huyeron del complejo cargando en sus hombros un millonario botín compuesto por dólares y distintos objetos de valor.

Se trata de una realidad que afecta a miles de vecinos de la Región y que conduce a muchos a replantearse qué tan seguro es vivir en un edificio en donde se supone que debería haber un mayor grado de blindaje si se tienen en cuenta las distintas medidas de seguridad que se adoptan en estos complejos.

Lo cierto es que por más medidas que se adopten nada parece detener la inercia del avance de la delincuencia.

Cierres automáticos en puertas y portones, cierres con huellas digitales, tarjetas magnéticas e inclusive reconocimiento facial, seguridad privada, cámaras, rejas.

Estos son algunos de los mecanismos que han debido adoptar los consorcios para filtrar los ingresos de extraños.

Pese a ello los robos continúan sucediendo.

Si bien la mayoría de las incursiones delictivas suelen darse en los sectores de estacionamiento con el robo de motos y bicicletas, ayer tuvo lugar un triple golpe.

Los blancos del delitos resultaron ser tres vecinos que residen en un edificio ubicado en 67, entre 5 y 6.

Los tres golpes fueron dados con la modalidad “escruche”, como se conoce en la jerga urbana a la acción de ingresar por la fuerza a las propiedades en ausencia de sus dueños.

Se tiene certeza de que los atracos fueron cometidos a plena luz del día.

Según pudieron comprobar las propias víctimas, tomando como referencia las imágenes captadas por cámaras de seguridad de la zona, el atraco comenzó a desarrollarse a las 14 horas cuando un rodado de color blanco depositó a dos hampones en la vereda del edificio.

Al cabo de una hora, el mismo auto pasó a buscar a los individuos y a dos bultos que contenían los objetos robados.

Tras sortear esta primera “prueba”, los sujetos emplearon una barreta para deshacerse de las puertas de los departamentos.

Fue así que los ladrones revisaron cada vivienda a sus anchas y se tomaron su tiempo para elegir qué objetos de valor llevarse.

Tras cargar “todo lo fácilmente transportable y de valor” que había en los departamentos, abandonaron la escena dejando las puertas cerradas.

A simple vista, nada hacía pensar que una ola de inseguridad había arrasado con todo a su paso. Los dueños recién cayeron cuando ingresaron a sus casas y se encontraron con todo revuelto

La primera en descubrir el desastre fue una joven que retornó a su domicilio a eso de las 18.30 hs.

Inmediatamente avisó a sus vecinos a través del grupo de WhatsApp que tienen conformado quienes residen allí y fue así que las otras dos víctimas acudieron al lugar para comprobar lo que más temían.

De uno de los departamentos se llevaron dos notebook, un parlante marca JBL, un reloj de marca Tommy Hilfiger, una cadena de oro, dos parlantes blancos, una consola de videojuegos Playstation 4 y un total de 1000 dólares. Todo lo cargaron en una mochila azul y con eso abandonaron la morada.

En la segunda morada, ubicada en el tercer piso, se llevaron dos notebooks, una laptop MacBook Pro, un reloj marca Apple; un celular marca Iphone y 30 mil pesos.

En tanto, en el departamento restante, tal fue el desastre que llevaron a cabo que el propietario se vio abrumado por la situación y prácticamente no pudo detectar los faltantes debido a la crisis de nervios en la que quedó inmerso.

En el edificio están convencidos de que fueron sujetos que contaban con información privilegiada sobre los horarios, las rutinas y los movimientos de las víctimas.

En este marco, si bien no se descarta ningún indicio, la principal hipótesis apunta a que los malvivientes pudieron haber accedido al edificio con una llave ya que en la puerta principal no se hallaron marcas que permitan concluir que hubo un intento de forzarla.

Por estas horas, los investigadores se encuentran en pleno análisis del material recolectado en la escena. Confían en que tanto las huellas que se hallaron, los testimonios así como las imágenes captadas por las cámaras de seguridad revelarán en pocas horas la identidad de los integrantes del clan delictivo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.