Detienen al escritor francés Frédéric Beigbeder, acusado de violación

17

Un juez de Pau (Pirineos Atlánticos) ordenó a última hora de la mañana de martes la detención preventiva del escritor, crítico, guionista, animador de televisión, Frédéric Beigbeder (1965), acusado de violencias sexuales y violación por una joven que prefiere el anonimato.

La detención preventiva no prejuzga el resultado de la encuesta judicial, preliminar, previa a la eventual instrucción de un proceso por juzgar más adelante.

La detención preventiva dura veinticuatro horas, y puede prolongarse hasta las 48 horas, si el juez lo considera oportuno, antes de tomar sus propias conclusiones.

Sea cual sea la decisión judicial, la liberación, inmediata o próxima, o su traslado directo ante un juez, la personalidad de Beigbeder confiere al caso flecos escandalosos.

Durante algunos años, Beigbeder fue un asiduo y animador de lo que en otro tiempo pudo llamarse la vida nocturna de Saint-Germain-des-Prés, barrio que fue, hace muchos años, algo así como el cogollo del radical chic parisino. El escritor, por otra parte, sigue siendo accionista de uno de los clubs más famosos de la época, Chez Castel, en plena decadencia hoy.

Aquella vida nocturna coincidió con la publicación de los primeros libros del escritor, con cierto éxito de público, incluso con traducciones al español, como autor parisino «muy de moda». Beigbeder terminó cansándose de esa vida entre literaria y nocturna. Y decidió marcharse a Pau, con su última pareja, Lara Michel, fotógrafa suiza, madre de sus dos últimos hijos.

La agitada vida sentimental del escritor quizá multiplique las reacciones de su detención provisional. Estuvo casado en primeras nupcias (1991) con Diane de Mac Mahon. Tras una ruptura relativamente rápida, inició una segunda vida de pareja con la novelista Delphine Valette, que lo hizo padre de una niña. Siete años más tarde, volvió a contraer matrimonio con Amélie Labranda, empresaria. Unión que tampoco duró. El escritor inició una nueva relación amorosa con Laura Smets, la última antes de su tercer matrimonio, hasta hoy.

Una joven con la que, aparentemente, tuvo relaciones sexuales «consentidas», ha terminado denunciándolo por violencias y violación, en unas condiciones que ella considera «humillantes».

Brooklyn Tech Support

Leave A Reply

Your email address will not be published.