Científicos descubren un fenómeno sorprendente en el Himalaya que podría estar frenando los efectos del cambio climático

21

(CNN) — Los glaciares del Himalaya se están derritiendo rápidamente, pero un nuevo informe mostró que existe un fenómeno sorprendente en la cadena montañosa más alta del mundo que podría estar ayudando a frenar los efectos de la crisis climática global.

Cuando el aumento de las temperaturas afecta a ciertas masas de hielo a gran altitud, se desencadena una reacción sorprendente que empuja fuertes vientos fríos por las laderas, según el estudio publicado el 4 de diciembre en la revista Nature Geoscience.

El calentamiento de las temperaturas crea una mayor diferencia de temperatura entre el aire circundante sobre los glaciares del Himalaya y el aire más frío que está directamente en contacto con la superficie de las masas de hielo, explicó Francesca Pellicciotti, profesora de Glaciología en el Instituto de Ciencia y Tecnología de Austria y autora principal del estudio.

“Esto conduce a un aumento del intercambio de calor turbulento en la superficie del glaciar y a un enfriamiento más fuerte de la masa de aire de la superficie”, dijo en un comunicado de prensa.

Brooklyn Tech Support

A medida que el aire fresco y seco de la superficie se vuelve más frío y denso, se hunde. La masa de aire fluye por las laderas hacia los valles, causando un efecto de enfriamiento en las zonas bajas de los glaciares y en los ecosistemas vecinos.

publicidad

Dado que el hielo y la nieve de la cordillera alimentan 12 ríos que proporcionan agua dulce a casi 2.000 millones de personas en 16 países, es importante descubrir si los glaciares del Himalaya podrán mantener este efecto de enfriamiento autoconservante mientras la región enfrenta un probable aumento en las temperaturas durante las próximas décadas.

Derretimiento del glaciar

Un informe de junio reportado anteriormente por CNN mostró que los glaciares en el Himalaya se derritieron un 65 % más rápido en la década de 2010 en comparación con la década anterior, lo que sugiere que el aumento de las temperaturas ya está teniendo un impacto en el área.

“El principal impacto del aumento de temperatura en los glaciares es un aumento de la pérdida de hielo, debido a un mayor derretimiento”, dijo Fanny Brun, científica investigadora del Institut des Géosciences de l’Environnement en Grenoble, en Francia. Ella no participó en este estudio.

“Los mecanismos principales son la prolongación y la intensificación de la temporada de deshielo. Hacen que los glaciares se achiquen y retrocedan, lo que genera paisajes desglaciados que tienden a aumentar aún más la temperatura del aire debido a una mayor absorción de energía por parte de la superficie”, dijo Brun.

Científicos discutiendo los hallazgos durante una excursión. De izquierda a derecha: Nicolas Guyennon (IRSA-CNR), Francesca Pellicciotti (ISTA) y Thomas Shaw (ISTA). (Franco Salerno/The Institute of Science and Technology Austria)

Científicos discutiendo los hallazgos durante una excursión. De izquierda a derecha: Nicolas Guyennon (IRSA-CNR), Francesca Pellicciotti (ISTA) y Thomas Shaw (ISTA). (Franco Salerno/The Institute of Science and Technology Austria)

Esa absorción de energía en la superficie está determinada por algo llamado efecto albedo. Las superficies claras o “blancas”, como la nieve limpia y el hielo, reflejarán más luz solar (albedo alto) en comparación con las superficies “oscuras”, como la tierra que queda expuesta a medida que los glaciares retroceden, el suelo y los océanos (albedo bajo). En general, Brun dijo que este fenómeno se interpreta como un circuito de retroalimentación positiva, o un proceso que mejora un cambio, pero en general está poco estudiado y es difícil de cuantificar.

Sin embargo, en la base del monte Everest, las mediciones de los promedios generales de temperatura parecían curiosamente estables en lugar de ir en aumento. Un análisis detallado de los datos reveló lo que realmente estaba sucediendo.

“Mientras que las temperaturas mínimas han aumentado constantemente, las temperaturas máximas de la superficie en verano disminuyeron constantemente”, dijo Franco Salerno, coautor del informe e investigador del Consejo Nacional de Investigación de Italia (CNR).

Sin embargo, ni siquiera la presencia de estos vientos refrescantes es suficiente para contrarrestar completamente el aumento de las temperaturas y el derretimiento de los glaciares debido al cambio climático. Thomas Shaw, que forma parte del grupo de investigación de ISTA con Pellicciotti, dijo que la razón por la que estos glaciares se están derritiendo rápidamente es compleja.

“El enfriamiento es local, pero quizás aún no sea suficiente para superar el impacto mayor del calentamiento climático y preservar completamente los glaciares”, dijo Shaw.

Pellicciotti explicó que la escasez general de datos en áreas de gran altura en todo el mundo es lo que llevó al equipo de estudio a centrarse en los registros únicos de observación terrestre en una estación en el Himalaya.

“El proceso que destacamos en el documento es potencialmente de relevancia global y puede ocurrir en cualquier glaciar del mundo donde se cumplan las condiciones”, dijo.

El nuevo estudio proporciona una motivación convincente para recopilar más datos a gran altura y a largo plazo, que son muy necesarios para probar los nuevos hallazgos y sus impactos más amplios, dijo Pellicciotti.

Un tesoro de datos

Ubicada a una altura glaciar de 5.050 metros, la estación climática del Observatorio y Laboratorio Internacional Pyramid se encuentra sobre la ladera sur del monte Everest. El observatorio ha registrado datos meteorológicos detallados durante casi 30 años.

Son esas observaciones meteorológicas granulares las que Pellicciotti, Salerno y un equipo de investigadores utilizaron para concluir que el aumento de las temperaturas está desencadenando lo que se llama vientos catabáticos.

Los vientos fríos, creados por el aire que fluye cuesta abajo, suelen ocurrir en regiones montañosas, incluido el Himalaya.

La estación climática del Observatorio/Laboratorio Internacional Pyramid en el Monte Everest ha registrado datos meteorológicos cada hora durante casi tres décadas. (Franco Salerno/Instituto de Ciencia y Tecnología de Austria)

La estación climática del Observatorio/Laboratorio Internacional Pyramid en el monte Everest ha registrado datos meteorológicos cada hora durante casi tres décadas. (Franco Salerno/Instituto de Ciencia y Tecnología de Austria)

“Los vientos catabáticos son una característica común de los glaciares del Himalaya y sus valles, y probablemente siempre han ocurrido”, dijo Pellicciotti. “Sin embargo, lo que observamos es un aumento significativo en la intensidad y duración de los vientos catabáticos, y esto se debe al hecho de que las temperaturas del aire circundante han aumentado en un mundo que se calienta”.

Otra cosa que observó el equipo fueron concentraciones más altas de ozono a nivel del suelo en relación con temperaturas más bajas. Esta evidencia demuestra que los vientos catabáticos funcionan como una bomba capaz de transportar aire frío desde las elevaciones más altas y las capas atmosféricas hasta el valle, explicó Pellicciotti.

“Según el estado actual del conocimiento, los glaciares del Himalaya están evolucionando ligeramente mejor que los glaciares promedio en términos de pérdidas de masa”, dijo Brun.

Retroceso de los glaciares en Asia frente a Europa

Brun explicó que en el Himalaya central, en promedio, los glaciares se han achicado unos 9 metros durante las últimas dos décadas.

“Esto es mucho menos que los glaciares en Europa, que se achicaron unos 20 metros durante el mismo período de tiempo, pero es más grande que en otras regiones de Asia (por ejemplo, en la región de Karakoram) o en la región ártica”, dijo Brun.

Comprender durante cuánto tiempo estos glaciares son capaces de contrarrestar localmente los impactos del calentamiento global podría ser crucial para abordar eficazmente nuestro mundo cambiante.

“Creemos que los vientos catabáticos son la respuesta de los glaciares sanos al aumento de las temperaturas globales y que este fenómeno podría ayudar a preservar el permafrost y la vegetación circundante”, dijo el coautor del estudio, Nicolas Guyennon, investigador del Consejo Nacional de Investigación de Italia.

Sin embargo, es necesario realizar más análisis. El próximo objetivo del equipo de estudio es identificar las características glaciales que favorecen el efecto de enfriamiento. Pellicciotti dijo que prácticamente no existen más estaciones terrestres de largo plazo para probar esta hipótesis en otros lugares.

“Incluso si los glaciares no pueden preservarse a sí mismos para siempre, aún podrían preservar el medio ambiente que los rodea durante algún tiempo”, dijo. “Por lo tanto, solicitamos enfoques de investigación más multidisciplinarios para converger en los esfuerzos hacia explicar los efectos del calentamiento global”.

Otro informe de 2019 encontró que incluso en el caso más optimista, en el que el calentamiento global promedio se limitara a solo 1,5 grados Celsius (2,7 grados Fahrenheit) por encima de las temperaturas preindustriales, la región del Himalaya perdería al menos un tercio de sus glaciares.

Leave A Reply

Your email address will not be published.