Borrón y cuenta nueva: Tusk promete el retorno de Polonia tras años de ‘aislamiento’

34

Donald Tusk ha estrenado su Gobierno prometiendo devolver a Polonia su lugar en Europa. El nuevo primer ministro ha presentado este martes su gabinete de ministros y ofreció un adelanto de los cambios que abordará en la política interior e internacional del país. Durante su intervención en el Parlamento polaco, Tusk apeló a la regeneración democrática de todas las instituciones del Estado y prometió cumplir con los “100 puntos” que abanderó durante su campaña electoral.

El recién elegido premier prometió “empezar a trabajar desde ahora mismo” para conseguir “mejoras radicales para todas las mujeres de Polonia”, aseguró “no tener miedo” a rendir cuentas por sus promesas y destacó su empeño en “recuperar el lugar que le corresponde” a su país en el concierto europeo. “Traeré los tan esperados millones de euros desde Bruselas”, dijo en referencia a los fondos de recuperación europeos asignados a Polonia y bloqueados desde hace años.

Asimismo, subrayó que acabará con el “aislamiento” en el que está sumido el país durante los años de mandato del partido de ultraderecha Ley y Justicia (PiS), que presentó una moción de confianza para intentar frenar la designación de Tusk como nuevo primer ministro. Los legisladores rechazaron este pasado lunes un nuevo Gobierno propuesto por el primer ministro interino, Mateusz Morawiecki, a pesar de los intentos de la formación por mantenerse en el poder. El giro político supone también un cambio en la política exterior polaca.

En su primer discurso tras ser elegido para llevar las riendas de Polonia, Donald Tusk avanzó que quiere ser un aliado de Estados Unidos y que trabajará para seguir ayudando a que Ucrania se defienda de la ofensiva militar lanzada por Rusia en febrero de 2022. “No puedo escuchar cómo algunos políticos hablan de cansancio por la situación de Ucrania”, advirtió, después de que en las últimas semanas haya crecido la tensión por los bloqueos en la frontera. “El objetivo de Polonia es pedir de forma alta y clara a la comunidad occidental que ayude con plena determinación a Ucrania en esta guerra”, ha añadido.

Tras unos años marcados por los enfrentamientos públicos entre Varsovia y Bruselas, el nuevo mandatario, que fue presidente del Consejo Europeo, ha señalado que “quien cuestione la posición de Polonia en la UE, quien apueste al terrible juego del aislamiento y la soledad”, actúa en contra de los “intereses fundamentales” del país, según Bloomberg.

Donald Tusk pretende jurar su cargo este miércoles ante el presidente Andrzej Duda. “Este es un día verdaderamente maravilloso, no solo para mí, sino para todos aquellos que han creído profundamente durante muchos años que las cosas mejorarán, que ahuyentaremos la oscuridad, que ahuyentaremos el mal“, dijo Tusk tras ser confirmado como primer ministro.

La cruzada del PiS contra Tusk

Sin embargo, Tusk puede tener problemas para llevar a cabo los cambios que planea. Duda es un aliado de Ley y Justicia y tiene, además, poder de veto. El posicionamiento del mandatario puede estrechar el margen de maniobra del expresidente del Consejo Europeo. Por otro lado, el PiS ha designado a varios funcionarios del poder judicial, del banco central, la Fiscalía o el sistema nacional de radiodifusión, que pueden poner trabas a muchas de las medidas del primer ministro. La mayoría de estos nombramientos son, por ahora, difíciles de revertir.

El Gobierno saliente ha dejado claro que no piensa ponerle las cosas fáciles al nuevo primer ministro. El primer ataque llegó justo después de la votación a favor de Tusk y el presidente del PiS, Jarosław Kaczyński, le llamó “agente alemán” por sus vínculos europeos y su buena relación con Angela Merkel cuando todavía gobernaba en Alemania.

Además de posicionar a Polonia en el marco internacional, el premier anunció un incremento del 30% en los salarios de maestros y profesores, un proyecto de ley para regularizar las uniones entre personas del mismo sexo y la creación de comisiones de investigación que revisen algunas decisiones del Gobierno saliente. En este sentido, Tusk condenó en su discurso la xenofobia “introducida por las autoridades en el debate público”. También abordó el tema de la migración. “Protesto contra la actitud hostil de las autoridades hacia los inmigrantes”.

Entre los nombres del consejo de ministros presentado por Tusk, destacan Radosław Sikorski, que asumirá la cartera de Exteriores, y la vicepresidencia del Gobierno y la cartera de Defensa, que será para Władysław Kosiniak-Kamysz, líder de uno de los 16 partidos que forman parte de la alianza que gobernará Polonia. Además, incluyó en Justicia a Adam Bodnar, que fue defensor del Pueblo y una figura central de la lucha contra la reforma judicial del anterior Gobierno.

Donald Tusk ha estrenado su Gobierno prometiendo devolver a Polonia su lugar en Europa. El nuevo primer ministro ha presentado este martes su gabinete de ministros y ofreció un adelanto de los cambios que abordará en la política interior e internacional del país. Durante su intervención en el Parlamento polaco, Tusk apeló a la regeneración democrática de todas las instituciones del Estado y prometió cumplir con los “100 puntos” que abanderó durante su campaña electoral.

Leave A Reply

Your email address will not be published.